domingo 29/5/22
MEDIO AMBIENTE

Tezanos escurre el bulto sobre los vertidos en playas de Cantabria

La vicepresidenta autonómica dice que “todas” las aguas costeras de Cantabria son aptas para el baño y que el 87% de los vertidos son depurados e insta a no generar alarma con denuncias “infundadas” sobre “vertidos que no existen”.

La vicepresidenta autonómica y consejera de Medio Ambiente, Eva Díaz Tezanos (PSOE), ha escurrido el bulto hoy lunes sobre los vertidos registrados recientemente en playas de Cantabria. Las aguas del litoral de Cantabria se encuentran "en buen estado" y las de "todas" las playas son aptas para el baño –también este verano–, ha manifestado Tezanos, que al respecto ha asegurado que el 87% de las residuales se depuran tres puntos más que la media estatal y uno menos que en el conjunto europeo, según datos del Ministerio de Medio Ambiente. Así lo ha menifestado este lunes la vicepresidenta en una rueda de prensa en la que ha asegurado que la calidad de las aguas es "excelente", ya que se hace un control "grande" de los vertidos procedentes de depuradoras y fábricas. Además, ha aprovechado para llamar a la "prudencia" y "responsabilidad" para no generar alarma con denuncias "infundadas" sobre "vertidos que no existen", en referencia a recientes avisos ante la presencia de espumas en varios arenales cántabros, como en Suances y Cuchía (Miengo), y que no tienen "ninguna relación" con vertidos, sino que se forman por la fermentación de materia orgánica y no suponen alteración alguna para la calidad de las aguas, ha insistido.

El pasado 6 de agosto, Salud Pública aconsejó ducharse de manera "inmediata" tras bañarse en la playa de Mogro

En cuanto a los tres vertidos denunciados recientemente en las playas de Usil, en Mogro (Miengo); Loredo, en la desembocadura del río Castanedo (Ribamontán al Mar) y Ajo, en el arroyo La Bandera (Bareyo), la vicepresidenta ha admitido que son "negativos" y hay que "corregirlo", pero ha considerado que el volumen es "escaso" y no ha tenido influencia "significativa" en las playas afectadas y para el baño en el mismo. En este sentido, ha asegurado que el Ministerio de Sanidad ha tomado muestras en los últimos cuatro años, desde el verano de 2015 al de este 2018, en Loredo, y el agua ha resultado apta para el baño en todos los casos, al igual que en las 23 recogidas en Ajo, mientras que de las 35 realizadas en Mogro solo una –cogida el 6 de junio– recomendaba "no baño". Y en otra, el pasado 6 de agosto, la Dirección General de Salud Pública aconsejó ducharse de manera "inmediata" tras bañarse en la playa. Tezanos, que ha estado acompañada por el director general de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio, y el técnico responsable de la calidad de las aguas, Luis Cestelo, ha reconocido que se ha identificado un punto de vertido en esta zona, asociado al funcionamiento de un bombeo de aguas residuales, que en determinadas circunstancias –ha explicado– puede tener algún fallo y aliviar aguas a la playa. Preguntada por un episodio este pasado fin de semana en Usil, ha señalado que el Gobierno está en contacto con el Ayuntamiento de Miengo, al que ha solicitado un informe.

Al hilo de lo anterior, y teniendo en cuenta que el 87% de las aguas residuales de Cantabria son tratadas, la número dos del Ejecutivo PRC/PSOE ha señalado que el 13% están pendientes de depurar, para lo que se precisan obras –colectores y depuradoras– pendientes de acometer por el Estado y también por Cantabria y sus municipios. Entre las instalaciones competencia de la Administración central destacan la ejecución del colector general Ampuero-Laredo, el subfluvial que va de esta última localidad hasta Santoña (que está "parado"), el colector de la ría de Rada, que suman una inversión de más de 50 millones de euros y fueron anunciadas "hace seis años" por el anterior Gobierno del PP. Las tres infraestructuras servirán para llevar las aguas residuales a la depuradora de San Panteleón. También está pendiente de acometer la nueva depuradora que sustituya a la de Vuelta Ostrera, sobre la que pesa sentencia firme de derribo del Tribunal Supremo, y el emisario submarino que mejore la calidad de la aguas de Suances y Cuchía, y que conllevará una inversión de unos 70 millones, ha indicado la vicepresidenta, que ha recordado que están pendientes de reunirse en septiembre con el Ministerio. Por su parte, de la comunidad autónoma y sus ayuntamientos dependen el Plan de Saneamiento, que prevé una inversión de 131 millones en su conjunto, cuantía que está "lejos de alcanzar", ha admitido la responsable de Medio Ambiente, que ha apostado por "impulsar con mucha más fuerza" estas obras de cara al próximo año. "Vamos a defender que se incrementen las partidas", ha comentado.

"Dichas espumas no tienen ninguna relación con vertidos, sino que se forman por la fermentación de materia orgánica"

En cuanto a la aparición de espumas en varias playas cántabras, Tezanos ha indicado que es algo que también ocurre en el litoral de otras comunidades autónomas e incluso en otros Estados. Y ha señalado en cualquier caso que cuando ha sucedido en San Vicente de la Barquera o Mataleñas (Santander) "no pasa nada", mientras que cuando ocurre en Suances o Cuchía "se denuncia con mucha facilidad". Pero ha afirmado que los técnicos de la Consejería vienen haciendo un seguimiento de las mismas desde 2006, es decir desde hace 12 años, y han concluido que dichas espumas no tienen "ninguna relación" con vertidos, sino que se forman por la fermentación de materia orgánica, por lo que no suponen ninguna alteración para el agua al no presentar componentes químicos. Por eso ha apelado a la responsabilidad y a la prudencia para evitar hacer, ha dicho, "una bandera de propaganda negativa" al hablar de vertidos cuando estas espumas no tienen "nada que ver", y se genera un "perjuicio". Se trata de "un cartel" que es "muy fácil" de colocar, mientras que quitarles es "más costoso", ha comparado la vicepresidenta, que ha aclarado al respecto que la presencia de un vertido no significa que tenga efectos contaminantes sobre las aguas costeras.

Por su parte, el técnico del Gobierno encargado de la calidad de las aguas ha resaltado el "buen estado" de las mismas pese a la existencia de "episodios puntuales". Así, ha ensalzado que de las 279 muestras adoptadas en las 39 playas cántabras declaradas como zonas de baño marítimas ninguna ha obtenido un resultado "insuficiente", mientras que en 29 ha sido "excelente", ocho más se han considerado "buenas" y dos "suficientes". "No hay ningún vertido que esté sin controlar", ha sentenciado Cestelo, para quien ninguno de los datos obtenidos se corresponde con una situación de "alarma".

"Este año, el abastecimiento de agua no ha sido noticia en ningún ayuntamiento de Cantabria"

Por otro lado, Tezanos ha aprovechado la comparecencia ante los medios para hacer balance del abastecimiento de agua en verano en Cantabria, al ser la época en la que aumenta el consumo y se reducen los caudales, y más después de un estío como el de 2017 en el que hubo que poner en marcha un programa especial por la sequía, para suministrar a los municipios más altos de la comunidad autónoma. Sin embargo, estos meses, debido a la nieve caída en invierno y las precipitaciones registradas durante todas las estaciones, no ha habido "ningún problema" de abastecimiento, del que se encarga el Gobierno en 56 municipios y también en verano en Santander. "Este año, el abastecimiento de agua no ha sido noticia en ningún ayuntamiento de Cantabria", sino que destaca la "normalidad".

Tras recordar que este año ha supuesto la "consolidación definitiva" de la Autovía del Agua –que entró en funcionamiento en octubre de 2015, y que se suma al Bitrasvase del Ebro, de cuyo pantano se extraen 26 hectómetros cúbicos para la capital–, la vicepresidenta ha indicado que desde el pasado 22 de agosto se están suministrando 500 litros por segundo del embalse a la ciudad. Tezanos ha detallado que, a fecha de 31 de agosto, el Ebro estaba al 84% de su capacidad, con 451 hectómetros cúbicos de agua, mientras que hace un año estaba al 29%, con 159 hectómetros cúbicos, siendo la media de la última década de 342, que equivalen al 63%. Así, en el ecuador del verano el pantano presenta "el mejor dato de agua embalsada de los últimos diez años".

Comentarios