jueves 26/5/22

El temporal que ha vivido Santander ha dejado estampas tan interesantes como esta: el faro de la Isla de Mouro cubierto por el agua al romper las olas contra la roca.

De hecho, Cantabria estará este martes en riesgo por nieve, con acumulaciones de hasta 15 centímetros en Liébana, y por fenómenos costeros, con mar combinada del Oeste o Noroeste aumentando a 4 o 5 metros, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Será así una de las 17 provincias que tendrá este martes algún tipo de aviso activado de la AEMET por nieve, viento, lluvias o fenómenos costeros.

Por nieve estará en riesgo importante (aviso naranja) Navarra y en nivel menor (amarillo) se encontrarán Huesca, Cantabria, Burgos, León, Palencia, Lleida y Asturias.

En Cantabria, el aviso por nieve se activará sobre las 21:00 horas y se extenderá hasta bien avanzado el miércoles.

En riesgo naranja, pero por viento, estará Tarragona y descenderá a amarillo en Castellón.

Las lluvias pondrán en aviso amarillo a Guipúzcoa, el deshielo a Huesca, Burgos y Navarra, y con avisos costeros figuran Cantabria, donde se activará el aviso a las 18:00 horas; Gerona, Tarragona, A Coruña, Lugo, Pontevedra, Menorca, Vizcaya, Guipúzcoa y Asturias.

Este martes, los cielos estarán nubosos o cubiertos en el Cantábrico y Pirineos, con precipitaciones ocasionalmente acompañadas de tormenta, que serán localmente persistentes, sobre todo en el litoral oriental y en el Valle de Arán.

Habrá predominio de cielos nubosos en el resto del país, aunque podrán estar poco nubosos en el sur y este de Canarias, en el área mediterránea al principio de la jornada y en el interior de la mitad noroeste peninsular al final.

Las precipitaciones se irán desplazando a lo largo del día de noroeste a sureste, llegando a afectar a toda la mitad noroeste de la Península. A partir de la tarde y de forma más débil y dispersa, llegarían a zonas del área mediterránea peninsular y, al final, a Baleares. En el extremo sudeste peninsular, no obstante, las precipitaciones serán muy poco probables, esperándose principalmente intervalos de nubes medias y altas.

La cota de nieve se situará en el norte, inicialmente a partir de los 1.600/1.800 metros, bajando hasta los 600/800 metros al final. En el centro, en unos 1.800 metros bajando durante el día hasta unos 1000 metros.

Las temperaturas diurnas irán en descenso en buena parte de la mitad noroeste de la Península, que será más acusado en el cantábrico, y en aumento en el área mediterránea y Pirineos orientales, con pocos cambios en el resto, mientras que las nocturnas experimentarán un aumento en la mitad sureste peninsular y en descenso en el noroeste, alcanzándose las mínimas al final del día, cuando se registrarán heladas en zonas altas de la mitad norte.

El viento será de componente oeste en la Península y Baleares, siendo fuerte o con intervalos de fuerte en el Ampurdán y entorno de la desembocadura del Ebro, con intervalos de intensidad fuerte en zonas altas del tercio oriental peninsular y en el litoral cantábrico oriental, mientras que en Canarias habrá viento del noreste.