miércoles. 07.12.2022

Las tecnologías avanzan. La forma de realizar nuestras cosas cotidianas tambien. Y nosotros, con la inercia, vamos de la mano. Es como ir de compras y posar nuestra tarjeta en una mini pantalla y, de pronto, nuestros artículos ya están pagados. Lo malo es que, de lo fácil que es... desgastamos el chip y... ¡nuestro dinero!

Comentarios