martes 9/3/21
SANIDAD

Los supermercados, sin abastecimiento por la excesiva demanda de la población

El Sindicato Unitario de Cantabria (SUC) pide que garanticen la seguridad de las cajeras y dependientas de los supermercados ante al contagio del coronavirus
Supermercado
Mercadona de la Calle Castilla

Llenos de personas y vacíos de productos. Así se encuentran los supermercados cántabros ante el exceso de demanda de la población, que acude en masa a estos establecimientos realizando grandes compras. Se trata de una situación a la que se enfrentan también los trabajadores de estas superficies, en contacto directo con los clientes, convirtiéndoles en colectivos “vulnerables y propicios al contagio”, según indica el Sindicato Unitario de Cantabria (SUC). Así, ha considerado que, mientras otros sectores pueden permitirse trabajar desde casa o disponen de medidas de protección adecuadas, éstos se enfrentan al virus "a cara descubierta", lo que supone que "más pronto que tarde enfermarán, o que, en el peor de los casos, ya estén enfermos".

superMercadona de la Calle Castilla

"Las cadenas de supermercados en muchos casos no están proporcionando a sus empleadas material de protección, mascarillas, gel o guantes"

El Sindicato Unitario ha lamentado que el Gobierno cierre instalaciones como colegios, museos, restaurantes, bares o gimnasios para evitar aglomeraciones y contagios, pero permita que se concentren dentro de los supermercados "cientos de personas sin ningún tipo de protección". "Las cadenas de supermercados en muchos casos no están proporcionando a sus empleadas material de protección, mascarillas, gel o guantes", por lo que los trabajadores y sus familias "tienen todas las papeletas para ser contagiadas", ha opinado. Así, desde el SUC han pedido a las autoridades que "no abandonen" a estas familias "a su suerte" y, aunque se han mostrado conscientes de que "los supermercados no se pueden cerrar", han enumerado algunas medidas para minimizar el peligro de contagio.

En concreto, han propuesto limitar el número máximo de clientes, pedir a la población que solo un miembro de la familia acuda a hacer la compra, habilitar un espacio de seguridad entre clientes y cajeras, obligar a las cadenas de supermercados que proporcionen el material de protección necesario -mascarilla, guantes, gel, etcétera- y pedir que se pague con tarjeta para evitar la manipulación de dinero "siempre que se pueda".

Comentarios