miércoles 1/12/21

La Guardia Civil ha abierto investigación a una vecina de Santander de 45 años que se negó a realizar las pruebas de alcoholemia tras sufrir un accidente de tráfico en Golmayo (Soria), a cinco kilómetros de la capital.

Según ha informado la Subdelegación del Gobierno, la Guardia Civil detectó que la conductora, A.C.P.S, presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo los efectos del alcohol. El turismo que conducía se salió por el margen derecho en el kilómetro 354 de la N-234 dentro del término de Golmayo aunque la investigada resultó ilesa.

La conductora se enfrenta a dos presuntos delitos contra la seguridad vial, en primer lugar por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia legalmente establecidas para cualquier conductor que sufre un accidente de tráfico, y por presentar síntomas de haber bebido.

Comentarios