sábado 4/12/21

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Cantabria, Juan José Sota, ha achacado este jueves los datos de Cantabria en la EPA (Encuesta de Población Activa), que revelan un incremento del paro del 3,87% en 2017 y del 6,65% en el último trimestre, a “errores de muestreo” en la realización del sondeo. Según estos datos de la EPA hechos públicos este jueves por el INE (Instituto Nacional de Estadística), Cantabria y La Rioja fueron las únicas comunidades de España donde creció el paro en 2017 con respecto al año anterior, concretamente un 3,87% y un 5,8%, respectivamente, y en contraste con la reducción del 11,2% del desempleo en el conjunto del Estado.

En rueda de prensa, Sota ha destacado el “contrastre” de los datos de la EPA sobre Cantabria con los recientemente publicados de la Seguridad Social, que apuntaban a que la comunidad había sumado 5.000 afiliados más y había sido la comunidad autónoma en la que más había descendido el desempleo. Según ha dicho, estos datos, unidos a otros recientemente conocidos, como el número de empresas que han trasladado a Cantabria su sede social –67, frente a las 39 que se marcharon en 2017–, hacen pensar que la actividad económica de la comunidad va “por el buen camino”. “Se produce una clara discrepancia que puede deberse en todo caso a errores de muestreo, dado que en todo caso la Encuesta de Población Activa es eso, una encuesta”, ha afirmado Sota.

El director general del Servicio Cántabro de Empleo, José Manuel Callejo, ha insistido en que en la EPA “el muestreo es escaso”, lo que lleva a “errores de muestreo” y hace que los resultados haya que “tomarlos con precaución”. Así, ha recalcado que la finalidad de la EPA no es ofrecer un “dato cierto” sobre los datos de empleo, sino realizar una comparación de los mercados de trabajo europeos.

Tanto Sota como Calleja han señalado que mientras que la EPA es una encuesta, las afiliaciones a la Seguridad son de un “registro obligatorio” y muestran una “realidad”.