jueves 2/12/21
TRIBUNALES

Sodercan pide más de cinco años de prisión para el exdirector general que malversó 667.000 euros

A pesar de que en mayó pactó con la Fiscalía una pena de tres años y nueve meses, la empresa pública considera que existen además delitos de apropiación indebida y falsedad documental.

De las Cuevas fue nombrado alto cargo de Sodercan en 2012, bajo el mandato del PP
De las Cuevas fue nombrado alto cargo de Sodercan en 2012, bajo el mandato del PP

La representación legal de Sodercan ha pedido cinco años y nueve meses de prisión para el exdirector general de esta empresa pública Jesús de las Cuevas, nombrado bajo el mandato de Ignacio Diego (PP) y acusado de haber malversado más de 667.000 euros de la sociedad, y que a principios de mayo pactó con la Fiscalía tres años y nueve meses de prisión para evitar ir a juicio.

Sin embargo, la Sociedad para el desarrollo regional de Cantabria entiende que De las Cuevas cometió un supuesto delito continuado de malversación de caudales públicos, o subsidiariamente, uno de apropiación indebida, y otro continuado de falsedad en documento mercantil, por lo que solicita que se imponga al acusado una pena de cinco años y nueve meses de prisión.

Asimismo, Sodercan pide que se inhabilite a De las Cuevas para cargo público durante cuatro años; que pague una multa de 3.600 euros, a razón de 10 euros diarios durante doce meses; y que indemnice a la empresa con los 667.370 euros supuestamente malversados -a los que se descontarán las cantidades consignadas o retenidas, que ascienden a 193.972 euros, de modo que el saldo a restituir a la entidad quedaría en 473.397 euros-.

Sin recurso

Así consta en un auto dictado por el magistrado del Juzgado de Instrucción número dos de Santander, Miguel Ángel Agüero Seijas, por el que se acuerda la apertura de juicio oral.

Sodercan pide que se inhabilite a De las Cuevas para cargo público durante cuatro años; que pague una multa de 3.600 euros; y que indemnice a la empresa con los 667.370 euros

De este modo, y una vez formulados los escritos de acusación y trasladados a las partes, la representación de Jesús de las Cuevas tiene ahora un plazo de diez días para formular escrito de Defensa.

Contra el auto dictado por el juez no cabe interponer recurso, excepto en lo que a la situación personal del acusado se refiere. Además, se declara a la Audiencia de Cantabria como órgano competente para enjuiciar este caso.

Hechos

El exdirector de Sodercan había llegado a principios de mayo a un acuerdo con la Fiscalía para tratar de evitar ir a juicio por apropiarse de los más de 667.000 euros citados de la empresa pública.

En virtud de ese acuerdo, el Ministerio Fiscal pedía para De las Cuevas 3 años y nueve meses de prisión por apropiación indebida -en lugar de malversación- y un delito continuado de falsedad en documento mercantil.

Para ello, el Ministerio Público tuvo en cuenta como atenuantes la reparación del daño y el reconocimiento de los hechos, aunque también concurre como agravante el carácter público del acusado.

La Fiscalía establecía que Jesús de las Cuevas, que fue nombrado alto cargo de Sodercan en 2012, bajo el mandato del PP, tenía además que pagar una multa de 3.600 euros y restituir a la empresa pública la totalidad de los fondos que desvió.

De las Cuevas negó los hechos pero terminó por admitirlos y colaboró en la investigación que permitió cuantificar el importe desviado

El acuerdo con la Fiscalía se produjo después de que el titular del Juzgado de Instrucción número dos de Santander constatara la existencia de "indicios racionales de criminalidad" para imputar a De las Cuevas sendos delitos de malversación de caudales públicos y falsedad en documento mercantil.

Según se desprende de la instrucción, el exdirectivo desvió el dinero en cuestión a través de "órdenes de pago simuladas" con cargo a proyectos de innovación cofinanciados por la Unión Europea, en los que Sodercan intervenía como socio.

El acusado comenzó a trabajar en esta empresa pública en 1998, y desde 2009 fue responsable del equipo de proyectos europeos, hasta que en 2012 fue nombrado director general de Proyectos Estratégicos y Desarrollo Internacional.

La investigación permitió constatar que entre 2007 y 2013, aprovechando esos cargos de confianza, confeccionó al menos 27 órdenes de pago "ficticias", iguales a las que emitía para transferir fondos a empresas proveedoras, que él firmaba como responsable.

Órdenes de pago que no respondían a ninguna transacción real y de las que se sirvió para desviar dinero de Sodercan a cuentas bancarias en Chipre, Irlanda, Portugal y Miami, que luego transfirió prácticamente en su totalidad a una cuenta suya y otra de su mujer.

La cuenta de Chipre fue abierta por el propio De las Cuevas a nombre de una sociedad pantalla, la de Irlanda estaba a nombre de un conocido, y las de Portugal y Miami a nombre de sendas empresas.

De negar los hechos a admitirlos

Inicialmente, De las Cuevas negó los hechos pero terminó por admitirlos y colaboró en la investigación que permitió cuantificar el importe desviado, si bien en un principio tan sólo reconoció unos 300.000 euros.

Sodercan puso en conocimiento de la Fiscalía estos hechos a finales de 2013, y a la vista de su relevancia penal, el Ministerio Público los trasladó como denuncia a los Juzgados de Instrucción de Santander.

Jesús de las Cuevas estuvo en prisión provisional del 5 al 9 de diciembre, quedando posteriormente en libertad tras reconocer los hechos ante el juez y pagar una fianza de 80.000 euros, según informó en su día el TSJC.

Comentarios