viernes 3/12/21
LABORAL

Los sindicatos mayoritarios aprueban el ERTE de Sidenor, que afectará a los 640 empleados de Reinosa

La previsión es que durante 2017 y 2018 afecte al 75% de la jornada de la plantilla en Cantabria.

UGT, CCOO, USO y CSI-F han llegado a un acuerdo con la compañía para aprobar el Plan de Adaptación Laboral.

Fábrica de Sidenor en Reinosa
Fábrica de Sidenor en Reinosa

Los sindicatos mayoritarios en el comité de empresa de Sidenor han aprobado en la madrugada de este jueves un ERTE para todos los centros de trabajo, que será complementado hasta alcanzar el 90% del salario. El expediente se aplicará en cada planta en función de sus cargas productivas actuales y futuras con una previsión media máxima del 50% de la jornada laboral, ha informado la empresa. En el caso de la planta de Reinosa, el ERTE afectará al 75% de la jornada de los 640 integrantes de la plantilla.

Por otro lado, y en una mesa de negociación independiente, se ha llegado a un acuerdo con Sidenor para aprobar el denominado Plan de Adaptación Laboral (PAL). Este plan contempla medidas de flexibilidad para, junto a las inversiones ya anunciadas, recuperar la senda de competitividad, garantizar el futuro de la compañía y fomentar la estabilidad del empleo.

El PAL de Sidenor ha sido aprobado por los sindicatos UGT, CCOO, USO y CSI-F, que suponen el 76% de la representación sindical. Con la firma de este acuerdo se dispondrán las herramientas laborales para poder tomar decisiones de forma ágil, organizada y acorde a las necesidades productivas de la empresa, según ha valorado ésta en un comunicado.

En opinión de LAB, la negociación ha sido "mala, ha sido un chollo" porque a la empresa "se le ha adelantado el Olentzero", mientras para los trabajadores "ha sido todo perder"

Posiciones enfrentadas

Sin embargo, el acuerdo no ha sido suscrito por ELA, LAB y ESK. En este sentido, el primero no descarta impugnarlo. Según ha manifestado a Europa Press un portavoz de LAB, la pasada semana se acordó no tratar el tema del expediente hasta no avanzar en otras cuestiones relativas al Acuerdo Marco.

LAB ha asegurado que la empresa mostró este miércoles su voluntad de "acordar todo, tanto las medidas de flexibilidad como el ERE temporal", una postura con la que se mostraron conformes los sindicatos UGT, CC.OO. y USO, mayoritarios en Sidenor.

"Eso no debiera haber sido así, de esta forma la empresa ha conseguido todo, mucho o gran parte de los que buscaba, y los trabajadores no hemos conseguido nada", ha manifestado.

Tras recordar que mientras el ERE está en vigor, "no se pueden aplicar medidas traumáticas", por lo que no es preciso recogerlo en el documento suscrito, ha asegurado que, con el acuerdo, la plantilla carece ahora de "garantía de empleo".

"No tenemos compromiso de inversiones, salvo las que hizo públicas Sidenor para la planta de Basauri. Hoy por hoy seguimos sin conocer cuál es el plan industrial que la dirección tiene para el conjunto del grupo", ha apuntado.

En opinión de LAB, la negociación ha sido "mala, ha sido un chollo" porque a la empresa "se le ha adelantado el Olentzero", mientras para los trabajadores "ha sido todo perder". "No ha habido ningún tipo de contraprestación a lo que la dirección ha propuesto", ha censurado.

"Los sindicatos han intentado minimizar lo más posible las consecuencias de esas medidas, pero dejando muy claro que estaban dispuestos a negociar sin ningún tipo de contraprestación por parte de los trabajadores", ha lamentado.

LAB reunirá el lunes a todos los delegados de sus plantas en Euskadi para realizar un análisis "más profundo" sobre las consecuencias en las plantas vascas y "proponer medidas". "Evidentemente este acuerdo, como LAB, no lo aceptamos", ha concluido.

Por su parte, ELA ha acusado a CCOO, UGT y USO de "asumir completamente los planteamientos de la empresa" en un proceso en el que "la parte sindical debería exigir a la dirección de la empresa, información pormenorizada y garantías sobre el futuro del empleo y las plantas industriales".

ELA ha denunciado que, en esta negociación, "el acuerdo marco se modifica, empeorándolo, después de únicamente dos reuniones", mientras que "el ERTE y sus causas fueron aceptadas en la primera reunión por la mayoría sindical"

De este modo, ha criticado que "decisiones importantes y de gran calado se ventilan en unos pocos días", mientras, por el contrario, "ninguna cuestión importante para los trabajadores ha sido abordada en el proceso negociador" como planteaba ELA, con "información real de la situación de la empresa, planes industriales por cada planta, compromisos a futuro e inversiones".

A su entender, esta negociación "contiene únicamente más cesiones", con lo que sigue "la senda de los últimos años" porque los sindicatos firmantes "llevan años imponiendo recortes" a los trabajadoras "con el argumento de que garantizan el futuro".

En este sentido, ha criticado que el acuerdo contempla un "aumento de ocho horas de jornada, mediante horas obligatorias de formación, y 72 horas de flexibilidad que podrán ser abonadas y no disfrutadas obligatoriamente, como hasta el momento".

Asimismo, ha considerado que se está produciendo "un chantaje brutal" a los trabajadores por parte de los sindicatos firmantes y la dirección de la empresa. "Obligar a aceptar el empeoramiento del acuerdo marco, para que el ERTE sea complementado, demuestra que, a falta de argumentos, solo se imponen las medidas mediante la coacción", ha criticado. 

En opinión de ELA, las medidas acordadas "ni garantizan el futuro, ni el empleo". Finalmente, ha anunciado que se "reserva la posibilidad de impugnar el proceso".

Pacto del ERTE

De acuerdo con lo pactado, el expediente se aplicará durante dos años en todas las plantas del grupo, a excepción de la de Legazpia y Azuqueca de Henares, que han quedado excluidas en la negociación, mientras que se han mantenido el resto de porcentajes anunciados inicialmente por el grupo. 

En este sentido, el representante de USO en la mesa de negociación, Víctor Sánchez, ha subrayado en declaraciones a Europa Press que, en el caso de la factoría de Reinosa, "no tiene por qué llegarse al tope" del 75% de reducción, porque este porcentaje dependerá de la carga de trabajo. "Si la carga de trabajo se mantiene o va creciendo durante este año, se va a trabajar", ha asegurado.

"Nadie quiere un porcentaje de regulación máximo sino que se va modular en función de la carga", pero éste "se ha adoptado en función de las causas que han motivado el ERTE económicas, organizativas y productivas", ha explicado.

Para USO, el acuerdo recoge las mismas condiciones económicas que el de 2009 y "garantías" como la no aplicación de medidas traumáticas. "El ERTE no puede ser valorado como algo positivo porque él mismo pone de manifiesto una situación de debilidad industrial pero creemos que puede contribuir de forma coyuntural a regular la actividad en las plantas, evitando medidas no deseadas, como despidos y medidas traumáticas, y posibilitando la recuperación a futuro del tejido industrial y con ello mantener el empleo".

Acuerdo marco

En la mesa del acuerdo marco se ha llegado esta madrugada a varios puntos de encuentro. Así, en relación a los contratos de relevo y las jubilaciones parciales, se mantendrán las condiciones que actualmente convenidas hasta el 31 de diciembre de 2018. La empresa se ha comprometido a que no exista merma a las cotizaciones a la Seguridad Social para los potenciales jubilados en los dos próximos años.

En los calendarios, continuarán los cuatro cambios en el año; y en movilidad funcional se garantizan las percepciones salariales con los pluses de nuevo puesto.

Respecto a las vacaciones se abre la posibilidad de partirlas, siendo el disfrute de 20 días de forma continuada durante los meses de julio, agosto y septiembre. Los otros 10 días restantes serán en diciembre y/o enero o bien en Semana Santa. De estos 10 días, el trabajador podrá disponer de dos jornadas de libre disposición si las condiciones en cuanto a organización del trabajo lo permite. El abono de la compensación fuera del período oficial de vacaciones serán para todos los meses excepto julio, agosto, septiembre y los periodos de diciembre, enero y Semana Santa.

Para determinar la movilidad geográfica se hará un estudio de las cargas de trabajo en cada planta y se dejará a cada una que voluntariamente pueda decidir el cambio.

Se establecen 8 horas de formación anual obligatorias, fuera de la jornada laboral y remuneradas como jornada. Mientras, la disponibilidad será de 72 horas, igual que hasta ahora, con la salvedad de que 16 horas irían destinadas a la formación.

La Federación de Industria de USO y su Sección Sindical Estatal han apoyado estos puntos para que formen parte del acuerdo marco "siempre que existan mejoras económicas en el ERTE, además de garantías en la estabilidad de empleo y la vinculación de todos los centros al Grupo Sidenor".

En este sentido, próximamente continuará la negociación para conseguir un acuerdo marco "global".

Comentarios