viernes 18/6/21
HISTORIA

Simón Bolívar desembarcó en el puerto de Santoña en su primer viaje a Europa en 1799

Existen discrepancias sobre la fecha en que atracó en el puerto santoñés, tales como 5, 8, 13, 20 y 31 de mayo

Algunos historiadores cuentan que viajó a Bilbao, otros a La Coruña, para conocer la tierra de sus antepasados y luego a Madrid, mientras que otros obvian su paso por Vizcaya y Galicia

En su trayectoria quiso evitar el bloqueo de la flota inglesa y la piratería

Tampoco coinciden los escritores en el día en que partió de La Guaira, en Venezuela, el 9, 18, 19 y 20 de enero 

Simón Bolívar en Santoña, plano del año 1789
Simón Bolívar en Santoña, plano del año 1789

Considerado el Libertador de América, de países como Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Panamá, Simón Bolívar desembarcó en el puerto de Santoña en su primer viaje a Europa en 1799.

Un hecho histórico sobre el que los historiadores y biógrafos no coinciden en ciertos aspectos, como por ejemplo en su salida de La Guaira, en Venezuela, y la llegada a Santoña, e incluso algunos no se atreven a dar el día exacto. Pero, lo más habitual es encontrar en libros y artículos que partió el 19 de enero y atracó en Santoña el 31 de mayo de 1799. 

Simón había obtenido el grado de subteniente en el Batallón de Milicias de Blancos de los Valles de Aragua, un paso habitual entre los adolescentes de la élite criolla. Entonces el 19 de enero de 1799 partió de viaje solo desde el puerto de La Guaira a Veracruz, donde llegó dos semanas después y permaneció casi mes y medio. A fines de marzo la flota zarpa rumbo a La Habana (Cuba) donde permanece solo dos días. El 31 de mayo llegó a Santoña, puerto de la provincia de Cantabria (norte de España), desde allí se traslada al País Vasco al pueblo de sus antepasados (Ziortzia-Bolibar), y el 10 de junio llega a Madrid, según la cátedra bolivariana de Venezuela en ‘Los viajes de Simón Bolívar’. También corroboran estas fechas Juan Guillermo Gómez García en su libro ‘La carta de Jamaica, 200 años después: vigencia y memoria de Bolívar’ y Alejandro Cardozo en 'Don Gerónimo Enrique de Uztáriz and Tovar, Marquis of Uztáriz II', quien afirma que “con 15 años de edad, zarpa Simón Bolívar de La Guaira el 19 de enero de 1799, llegará a España en mayo del mismo año”.

Reconstrucción de Simón BolívarReconstrucción de Simón Bolívar

Hizo escalas en Veracruz y La Habana para despistar a los enemigos de España que merodeaban los mares

En lo que coinciden los historiadores es en que partió de La Guaira, en Venezuela, en el navío San Ildefonso; hizo escalas en Veracruz (virreinato de Nueva España/México) y La Habana (Cuba) para despistar a los enemigos de España que merodeaban los mares, según precisa en ‘Bolívar en La Habana’ el investigador Vinicio Romero Martínez, quien puntualizó que el San Ildefonso arribó al puerto de Santoña el 5 de mayo de 1799. 

Por otro lado, el historiador y librero compostelano Rodolfo G. de Barthélemy publicó el libro ‘La ascendencia gallega de Simón Bolívar’ y realiza la siguiente afirmación “había llegado el bizarro teniente, con su amigo Esteban Escobar, al puerto de Santoña el 20 de mayo de 1799”.

Asimismo, la historiadora Begoña Cava en su artículo ‘Simón Bolívar en Bilbao’ escribe que con tan solo 16 años, lleva a Bolívar desde La Guaira, tras peripecias que nos son conocidas de su mano, y le hacen desembarcar finalmente en Santoña para viajar hasta Bilbao el 8 de mayo de 1799.

Hay autores sobre este acontecimiento que sitúan a Santoña en Portugal y no se atreven a dar la fecha del desembarco, como en el artículo titulado ‘El Bolívar de Simón Rodríguez’, firmado por Bruno D'Amore y publicado en el digital ‘El Tiempo’. En otras publicaciones ubican a Santoña cerca de San Sebastián, en el Golfo de Vizcaya, en Santander, como un puerto castellano o incluso de Vizcaya. 

Autores ubican Santoña en PortugalAutores ubican Santoña en Portugal

Simón Bolívar vino a España a continuar sus estudios. Pero, también es llamativa la elección de Santoña como puerto para desembarcar y el recorrido que realizó, ya que hay quienes dicen que se dirigió a Vizcaya y otros optan por su desplazamiento directo a Madrid.

En La Habana su barco se integró en una flota para burlar la vigilancia inglesa

En el trabajo ‘Simón: Vida de Bolívar’, escrito por José García Hamilton, relata que en La Habana su barco se integró en una flota para burlar la vigilancia inglesa, rumbó hacia el norte, casi hasta los cabos de Terranova, y llegó, luego de ocho semanas, al puerto de Santoña, sobre el Cantábrico, en el Golfo de Vizcaya. Desde allí salió en diligencia a Bilbao y luego enfiló rumbo a Madrid donde llegó cansado por los cuatro meses de viaje.

Varios autores inciden en que desde Santoña se traslada al País Vasco al pueblo de sus antepasados (Ziortzia-Bolibar) y el 10 de junio se encontraba instalado en Madrid en compañía de su amigo Esteban Escobar. “Con ello, se encontraba Bolívar con la tierra de sus antepasados, quienes habían salido de Vizcaya a la antigua provincia de Venezuela en el siglo XVI”, según el artículo ‘Simón Bolívar: el Libertador’ de Reinaldo Rojas, profesor de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador.

Otra teoría es que desde Santoña se dirigió a Madrid como explicó Tomás Polanco Alcántara en ‘Simón Bolívar: ensayo de una interpretación biográfica a través de sus documentos’. Bolívar, al llegar a Santoña, debió partir inmediatamente para Madrid. Es casi seguro que ese viaje fue directo, vía Burgos, sin serle necesario haber pasado por Bilbao en la forma que han insinuado algunos historiadores. Fuentes Carvallo, en sus estudios sobre ‘La España de los tiempos de Bolívar’, comprobó que, tal como aparece en los mapas de la época, era muy difícil, por no decir imposible, por la falta de caminos de cómodo tránsito, viajar por tierra de Santoña a Bilbao, además de innecesario para quien quería llegar rápidamente a Madrid. La ruta Santoña-Madrid necesariamente debió impresionar al viajero por 105 cambios de clima, de alturas y de paisajes.

CONTEXTO DEL VIAJE

Hay que comprender el contexto en el que se sitúa este viaje. El déficit fiscal de España iba creciendo debido a los gastos que ocasionaba la situación internacional, especialmente por las erogaciones de carácter bélico añadidas a las deudas del Estado pendientes de pago y causadas por grandes obras públicas. En esos momentos no era posible reducir el déficit de manera apreciable con las remesas de plata y oro americanos porque la marina inglesa bloqueaba los puertos españoles e impedía la salida normal de buques con destino a América. Además, desplegada en el Atlántico, atacaba a los pocos barcos españoles que lograban burlar el bloqueo, llegar a América y regresar con oro y plata, como explica Tomás Polanco Alcántara en ‘Simón Bolívar: ensayo de una interpretación biográfica a través de sus documentos’.

Disponer de barcos para trasladarse desde América hasta Europa era prácticamente imposible

Por dichas razones, disponer de barcos para trasladarse desde América hasta Europa era prácticamente imposible. De lograrlo, cualquier viaje, sin una defensa proporcionada por buques de guerra en convoy, resultaba extremadamente peligroso. Por lo tanto fue providencial para Bolívar la salida desde Cádiz y hacia América, en diciembre de 1798, de una flota al mando del almirante Dionisio Alcalá Galiano, de la cual formaba parte el navío San Ildefonso y su llegada a La Guaira en enero de 1799. 

Allí tomó como pasajero a Simón Bolívar y zarpó el 19 de enero rumbo a Veracruz para reunirse con la flota y esperar el momento oportuno para regresar a España, tras finalizar el bloqueo británico al puerto de La Habana. Llegó al puerto de Santoña el 13 de mayo de 1799, de donde partió inmediatamente hacia Madrid, asegura Juan Ruiz Fajardo. El navío real San Ildefonso formó parte de una división naval formada por el navío San Fulgencio y las fragatas Esmeralda, Santa Clara y Medea.

El San Ildefonso fue un navío de 74 bocas de fuego que integró la Armada Española. Construido en 1785 en el astillero de Cartagena y botado la víspera de San Ildefonso, se mantuvo 20 años en servicio hasta su captura por los ingleses en Trafalgar. 

Logró llevar a España un cargamento apreciable de ocho reales de plata del tesoro americano 

Unos barcos debían tocar La Guaira o Cartagena. Luego, reunidos todos en Veracruz, esperarían el momento de zarpar hacia La Habana, donde se formó el convoy de regreso. Al detener su flota en Veracruz y esperar allí el momento propicio para iniciar el viaje de retorno logró, entre otros propósitos, llevar a España un cargamento apreciable de ocho reales de plata (siete millones de pesos duros) del tesoro americano que mucho necesitaba el erario español. Para ello burlaron el bloqueo que los barcos ingleses habían establecido en los principales puertos peninsulares, sobre todo Cádiz.

Por esa razón el almirante Alcalá Galiano dispuso que el San Ildefonso, junto con las otras embarcaciones, subiera algo más por el Atlántico hasta cerca de los bancos de Terranova y que, en lugar de acercarse a Cádiz, navegase por las costas del norte para buscar el puerto de Santoña, donde arribó el 13 de mayo de 1799, inciden en otro trabajo.

Según Tomás Cipriano de Mosquera en ‘Memoria sobre la vida del general Simón Bolívar, libertador de Colombia, Perú y Bolivia’, se encontró el navío con un buque inglés muy inferior que le era muy fácil tomarlo. España e Inglaterra estaban en guerra, y a la amenaza permanente de hostigamientos por parte de piratas y corsarios, se agregaba el peligro de un posible ataque de la escuadra inglesa que patrullaba esta parte del Atlántico. 

Los oficiales propusieron echarlo a pique y tomar la tripulación a bordo, y la respuesta fue “por hacer un daño sin utilidad podremos no ver un escollo (roca) que se encuentra en esta dirección; sigamos nuestro rumbo y dejen ustedes a esos miserables”. Al anochecer se pudo descubrir el escollo ya muy cerca del buque y la vigilancia del capitán conservó la vida a nuestro futuro héroe, que llegó a España felizmente; desembarcó en Santoña y por Bilbao siguió a la capital, comentó Tomás Cipriano.

Las noticias que allí se comentaban forzaron al comandante a modificar su itinerario inicial y prefirió desviar su ruta hacia el norte

Al hacer escala en La Habana, la encontraron en plena efervescencia, dado que los ingleses se vieron forzados a levantar el reciente bloqueo, después de un breve combate. Las noticias que allí se comentaban forzaron al comandante a modificar su itinerario inicial, puesto que la flota de Nelson patrullaba entre el Atlántico y el Mediterráneo, y prefirió desviar su ruta hacia el norte. Fue así como, después de un viaje de cuatro meses, Simón no desembarcó en Cádiz sino en Santoña, un pequeño puerto en la costa cantábrica. Un cielo bajo y gris, lluvia fina, casas pobres a lo largo de calles desiertas…, según Mario Guillermo Acosta en ‘El Bolívar de Saurat’.

Santoña, puerto ubicado a 47 kilómetros al este de Santander, dispone de una bahía propia muy adecuada para sus fines y tuvo su tiempo de prosperidad hasta que los ataques franceses, a fines del siglo XVII, casi acabaron con sus instalaciones. A finales del siglo XVIII comenzó a recuperarse por el comercio con América. 

Puerto pesquero de Santoña en la actualidadPuerto pesquero de Santoña en la actualidad​

La fecha en que partió hacia Santoña lleva a inclinarse por días diferentes como se ha señalado antes. Demetrio Quintero Quintero en ‘El pasado de Colombia’ escribe que el 18 de enero de 1799 zarpó el San Ildefonso, barco en el que viajaba Bolívar. El itinerario fue Veracruz, ciudad de México, Santoña, Coruña (donde pretendió encontrar algo el esplendor de sus antepasados), y finalmente Madrid.

El 18 de enero del último año del siglo dieciocho, en el barco San Ildefonso, enrutó a España. El 2 de febrero llegó al puerto mexicano de Veracruz y de ahí a ciudad de México. El 5 de mayo Bolívar desembarcó en Santoña, España, pasó a Bilbao y a finales de junio llegó a Madrid, según ‘Cuadernos Bolivarianos. Bolívar el Don Juan de la gloria’ por Antonio Cacua Prada.

El 20 de enero de 1799 sale por el puerto de La Guaira en el navío San Idelfonso rumbo a España. Después de 14 días llega a Veracruz, allí permaneció 46 días. Al retomar el viaje, navegó 55 días para arribar al puerto de Santoña y de una vez a Madrid, recoge el digital ‘La Hora’.

ORÍGENES

Descendiente de una familia de origen vasco que salió de su solar en Puebla de Bolivar-Cenarruza, se hallaba establecida en Venezuela desde fines del siglo XVI, y ocupaba en la Provincia una destacada posición económica y social.

Simón Bolívar nació en la ciudad de Caracas el 24 de julio de 1783 y falleció en diciembre de 1830 en Santa Marta de Colombia. Fue el cuarto hijo del matrimonio Juan Vicente de Bolívar y Ponte y Concepción Palacios Blanco que como sus sucesores labraron riqueza y honor vinculados a la fértil tierra venezolana. Fueron productores de árboles de cacao, plantaciones de añil, café y caña de azúcar, además de comercializar cueros y pieles a través de puertos esenciales como La Guaira, Cádiz, Londres, Bayona o Bilbao.

Una riqueza que permitió al Bolivar-niño, una esmerada educación pese al fallecimiento de sus padres, gracias al talante liberal de su tutor y de sus maestros. Infancia y adolescencia que hace de Bolívar un hombre con una extraordinaria capacidad para asimilar el espíritu de su tiempo, a través de su propia visión de la realidad americana, y de aquella atmósfera intelectual de exaltación de lecturas francesas, tertulias, actitudes de innovación y viajes a la Europa galante que también afrontaba un cambio de siglo. 

Comentarios