sábado 27/11/21
EMPLEO

La Semana Santa y los contratos temporales y precarios bajan el paro en 1.730 personas

El número de desempleados en Cantabria asciende a las 42.682 personas en el cuarto mes del año, fundamentalmente en el sector servicios.

Revilla considera que los datos “refuerzan la recuperación”, y Sota se muestra “satisfecho” pero alerta de que el paro baja menos en Santander.

Los sindicatos alertan de la alta temporalidad y la baja calidad del empleo, mientras que CEOE aboga por consolidar el crecimiento en el sector industrial.

El sector servicios es en el que más ha bajado el paro en abril

El número de parados registrados en las oficinas de empleo en Cantabria bajó en 1.730 personas en abril, lo que supone un 3,9% menos que en marzo, cuatro décimas más de la reducción en el conjunto del país (3,48%), que representa la octava mayor caída por comunidades.

Además, hubo 5.119 parados menos en Cantabria, un 10,7% menos en relación con abril de 2016, en línea con la media nacional (-10,9%). De este modo, Cantabria cuenta con 42.682 desempleados en el cuarto mes del año, ha informado este jueves el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En España, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en abril en 129.281 desempleados respecto al mes anterior (3,5%), registrando así su mayor descenso mensual en cualquier mes dentro de la serie histórica.

Miguel Ángel Revilla ha asegurado que este descenso del paro "refuerza la recuperación" del mercado laboral que ya reflejó la EPA

En Cantabria, en abril, el paro bajó en todos los sectores, incluido el de sin empleo anterior, donde se ha recortado en 101 personas tras meses en alza. Donde más cayó el desempleo fue en el sector servicios, con 1.344 parados menos, seguido de la industria (212), construcción (48) y agricultura (25).

Con todo, el sector servicios sigue aglutinando a siete de cada diez demandantes de empleo en la región al sumar esta actividad económica 30.716 desempleados, seguido muy de lejos de la construcción (con 4.439 parados), el colectivo sin empleo anterior (3.516), la industria (3.283) y la agricultura (708).

Gobierno

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado que este descenso del paro "refuerza la recuperación" del mercado laboral que ya reflejó la Encuesta de Población Activa (EPA), y confirma que 2017 "va a ser un buen año para el empleo en la Comunidad Autónoma".

En un comunicado, Revilla ha valorado que la caída del desempleo se haya producido en todos los sectores productivos, aunque con mayor intensidad en el sector servicios, "gracias al tirón de la Semana Santa y el inicio del Año Jubilar Lebaniego".

"Espero que el estrangulamiento económico que sufrimos en 2016, con impagos del Gobierno central por importe de 90 millones de euros, acabe de inmediato, para evitar ajustes presupuestarios y recortes innecesarios, que pueden frenar la positiva evolución que está viviendo Cantabria", ha concluido.

Juan José Sota se ha declarado "satisfecho", aunque reconoce que éstos "no son de la calidad que todos desearían"

Por su parte, el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, se ha declarado "satisfecho", aunque reconoce que éstos "no son de la calidad que todos desearían". A pesar de considerar que los datos son "buenos", ha alertado de que en Santander el desempleo baja menos que la media de la región y "mucho menos" que en otras áreas, como Torrelavega.

Desde la oposición, el portavoz parlamentario del Partido Popular, Eduardo Van den Eynde, ha valorado positivamente los datos del paro de abril y que Cantabria "deje el furgón de cola tras dos años nefastos" en términos de desempleo. En su opinión, por primera vez en toda la legislatura, Cantabria vuelve a estar en la media nacional tanto en la creación de empleo mensual como en el interanual. Algo que era "habitual" con el anterior Gobierno del PP, ha dicho.

Sindicatos y patronal

Todos los sindicatos han coincidido en alertar de la temporalidad del empleo creado y la relevancia del sector servicios. Así, el secretario de Organización de UGT en Cantabria, Alfonso Gil, ha afirmado que el descenso del paro "siempre es una buena noticia", pero ha concretado que "como suele ser habitual" responde a más de un 94% de contratos temporales (94,36%), el porcentaje más alto de la serie histórica en este mes desde el año 2002, que nunca había rebasado este límite máximo (el mayor era el 93,75% de abril de 2015).

Para Gil, el efecto de Semana Santa se traduce en más empleo de baja calidad y confirma la relación inversa que hay entre la calidad y la cantidad de la contratación y en disminuciones coyunturales del paro, "donde hoy baja para luego subir cuando concluye el empleo de muy escasa duración".

Para UGT, el efecto de Semana Santa se traduce en más empleo de baja calidad

Por su parte, la secretaria de Empleo de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla, ha destacado el descenso del paro que se ha producido en la región en el mes de abril, si bien ha matizado que obedece al aumento de la contratación temporal producido, principalmente, por la Semana Santa y ha subrayado que la precariedad del empleo continúa, con unas cifras de temporalidad "insostenibles".

Lombilla ha puesto de relieve el "tremendo aumento" de los contratos temporales con más de un 20% respecto al mes anterior y ha subrayado que la región lidera el incremento interanual de este tipo de contratos con un 15,9%, cuatro veces más que la media nacional.

Similar es la posición de USO, que en un comunicado ha valorado los "buenos datos cuantitativos" del paro en abril pues el primer periodo vacacional "tira de la contratación de aquellas regiones abonadas y dependiente del turismo como Cantabria", si bien ha advertido que esa dependencia le hace "ser adicta a la contratación precaria con bajos salarios, y a la implantación, con rango de nueva clase social, de trabajadores pobres".

Para el presidente de CEOE-CEPYME, Lorenzo Vidal de la Peña, "cualquier posible descenso del paro será solo un espejismo mientras no comience a consolidarse el crecimiento del empleo en la industria".

CCOO ha puesto de relieve el "tremendo aumento" de los contratos temporales con más de un 20% respecto al mes anterior

Extranjeros

Más de la mitad de las personas apuntadas al paro en Cantabria en el cuarto mes del año eran mujeres, 22.497, frente a 20.185 hombres, y el grueso del total tenían más de 25 años (39.677, respecto a 3.005 menores de dicha edad). Entre el primer grupo, los mayores de 25 años, eran más numerosas las mujeres (21.120 frente a 18.557 hombres), mientras que en el segundo (los menores de 25) eran mayoría los hombres (1.628 respecto a 1.377).

Del total de parados apuntados a las oficinas del antiguo Inem en abril en Cantabria 3.719 eran extranjeros, lo que supone 243 menos que en marzo, un descenso del 6,13%, superior al medio que retrocedió un 4,89%.

En comparación con igual mes de 2016, el desempleo entre este colectivo también se recortó un 8,24%, al contabilizarse 334 inmigrantes menos sin trabajo, aunque en este caso es inferior al medio del 11,5%.

La mayor parte de los extranjeros que buscaban trabajo en Cantabria son de países extracomunitarios, 2.573 frente a 1.146 que proceden de estados europeos.

Y el grueso de todos ellos quiere encontrar empleo en el sector servicios (2.356), seguido de la construcción (441), la industria (147) y la agricultura (141). Además, 634 de los inmigrantes parados en la región no han tenido trabajo con anterioridad.

Cantabria fue la tercera comunidad en que más subió la contratación respecto a abril de 2016

Contratos

El descenso del paro en abril en Cantabria se acompañó del aumento de la contratación ya que durante el mes pasado se rubricaron en la región 22.216 contratos, 3.354 más que en marzo, lo que se traduce en subida del 17,7%, solo superada por la de Baleares (22,5%) y casi diez puntos superior a la media del 7,4%,

Además, Cantabria fue la tercera comunidad en que más subió la contratación respecto a abril de 2016, un 14,3% (2.777 contratos), nuevamente diez puntos más que en el conjunto nacional (4%).

De los 22.216 contratos rubricados en abril, el 5,6% fueron indefinidos (1.252) mientras que el resto, 20.964, tenían carácter temporal.

Así, los contratos indefinidos han caído mensualmente un 11,8% -un 15,1% en España- y un 8,2% en comparación con abril del año anterior, el mayor retroceso por comunidades tras Región de Murcia (11%) y frente a una media que creció un 3,8%.

Por su parte, los contratos temporales se han disparado un 20,1% mensualmente, el mayor incremento por comunidades tras Baleares (25%), cuando en España ha bajado un 6,5%. Además, Cantabria lidera el incremento interanual de los contratos temporales, con un 15,9%, el cuádruple que España (4%).