sábado 16/10/21
CANTABRIA

Santillana del Mar detecta un desfalco de 28.000 euros en los dos aparcamientos municipales

El Ayuntamiento ha denunciado la sustracción de talonarios en la que estarían implicados cinco de los trece trabajadores de estas instalaciones.

El alcalde descarta la implicación de una funcionaria pero no la de un policía municipal.

El PRC propone estudiar la viabilidad de realizar una glorieta en el cruce de la carretera Puente San Miguel-Santillana dirección las cuevas de Altamira
El Ayuntamiento ha detectado un desfalco de más de 28.000 euros que ya ha sido devuelto

Los servicios del Ayuntamiento de Santillana del Mar han detectado un desfalco cercano a los 28.000 euros en la gestión económica de los dos aparcamientos del municipio, mediante la sustracción de talonarios en la que estarían implicados cinco de los trece trabajadores con que cuentan estas instalaciones.

El Consistorio ha iniciado la instrucción del correspondiente procedimiento, según ha informado este jueves el alcalde, Isidoro Rábago, en una rueda de prensa en la que ha indicado que los sospechosos han devuelto ya la cantidad sustraída y han reconocido los hechos.

Pese a este gesto, no están eximidos de responsabilidades, por lo que el procedimiento abierto debe continuar. En este sentido, el regidor -que no ha querido dar nombres de los implicados- ha señalado que las posibles sanciones a las que se enfrentan van desde los once días hasta los seis meses de suspensión de empleo y sueldo, pero se podría llegar incluso al despido.

El Ayuntamiento no está implicado

El regidor ha explicado que su comparecencia ante los medios deriva de la "alarma social" creada, ha dicho, por colectivos sociales y grupos políticos locales, y con ella pretende que no "quede la más mínima duda de que ni el Ayuntamiento ni el equipo de gobierno están implicados en este asunto".

Según ha detallado, los servicios municipales han detectado una serie de casos en los que empleados municipales habrían causado supuestamente un desfalco en la gestión económica de los aparcamientos.

Los servicios municipales han detectado una serie de casos en los que empleados municipales habrían causado supuestamente un desfalco en la gestión económica de los aparcamientos

Ante esta circunstancia, ha dicho Rábago, se ha aplicado la ley, en concreto lo que marca el estatuto de los trabajadores en estos casos y el convenio colectivo en vigor en el Ayuntamiento de Santillana del Mar. "Nosotros hemos dado todos los pasos que teníamos que dar" y "están ajustados a derecho", ha remarcado el alcalde, para añadir que el siguiente paso será llevar el asunto a Pleno.

Procedimiento

Tal y como ha desgranado, dentro del procedimiento administrativo se ha nombrado un instructor, que va a ser el interventor municipal. Y se ha abierto después un plazo de diez días para que los presuntos implicados en el desfalco detectado puedan elaborar sus alegaciones y, si lo consideran oportuno, una recusación.

Una vez finalice ese plazo, el instructor tomará declaración a cada uno de los implicados, que podrán estar asistidos por abogados o representantes sindicales.

Y cuando finalice este proceso se analizará si procede una sanción administrativa -que podría ir de los 11 días a los 6 meses de suspensión de empleo y sueldo e incluso hasta el despido-, dependiendo del informe del instructor de la causa, o si decide dar traslado del caso a la Fiscalía.

Depurar responsabilidades

"Hasta que esto no se resuelva nosotros no podemos echar a nadie, hay que depurar responsabilidades y juzgar primero", ha declarado Rábago

"Hasta que esto no se resuelva nosotros no podemos echar a nadie, hay que depurar responsabilidades y juzgar primero. Si los echáramos ahora vulneraríamos la ley y, encima, tendríamos que pagarles", ha aclarado Rábago, que se ha mostrado discreto en relación a la identidad de los presuntos implicados.

"No voy a dar nombres: detrás de esta gente hay familias, y si los responsables no han tenido en cuenta las consecuencias de sus actos, nosotros debemos hacerlo", ha apostillado al respecto.

Talonarios robados

En relación al desfalco en sí, el alcalde ha explicado que los talonarios llegan al Ayuntamiento, se numeran y se guardan en un armario que siempre está abierto -"aquí las puertas no se cierran"- y del que fueron sustraídos talonarios.

Al hacer el recuento correspondiente al final de la temporada estival se detectó que no coincidían las matrices de dichos talonarios con las cantidades recaudadas, momento en el que se inició la correspondiente investigación y procedimiento. "Nosotros vamos a ir donde nos obliga la ley porque todos estos hechos están tipificados".

Implicados

Rábago ha descartado únicamente la implicación de la funcionaria municipal encargada de gestionar los talonarios de ticket del aparcamiento, al insistir en que los mismos fueron sustraídos por los presuntos autores del desfalco, pero "nunca con la connivencia de esta funcionaria".

Respecto a la presunta implicación en los hechos de un policía local, el alcalde de Santillana ha dicho que "no voy a dar ni nombres ni datos, de momento todos son presuntos".

Isidoro Rábago ha aclarado para finalizar que comparece ante los medios para "defender la honorabilidad de los trabajadores municipales", pues la "inmensa mayoría" de ellos "no están implicados en este asunto".

Para finalizar, ha mostrado su confianza en que el asunto esté resuelto "como muy tarde a mediados del mes de diciembre". "Nosotros intentaremos reducir los plazos para depurar el tema lo antes posible", ha concluido.

Comentarios