jueves 21/10/21
CANTABRIA

“Lo que Santander no quiere lo soportamos en San Román desde hace muchísimos años”

Los vecinos reclaman varias mejoras en las carreteras, muchas de ellas sin aceras, con basura acumulada y sin señalización, como es el caso de la carretera que lleva al cementerio de Ciriego.

La bolera de San Román de la Llanilla está totalmente abandonada
La bolera de San Román de la Llanilla está totalmente abandonada

Son muchos años ya los que el pueblo de San Román de la Llanilla reclama respeto. “Soportamos desde muchísimos años y sin pedir nada a cambio lo que Santander no quiere”, ha denunciado Luis Benito Domínguez, presidente de San Román en Acción, reclamando además las “mejoras oportunas” al alcalde de Santander, Íñigo de la Serna.

Unas mejoras que no llegan y que vuelven a poner de manifiesto las dos ciudades que parecen convivir en la capital cántabra, una turística, elegante y arreglada, y otra más abandonada, donde los servicios no funcionan del mismo modo y donde los ciudadanos reclaman constantemente la eficacia que pagan con sus impuestos.

Precisamente, la agrupación vecinal denuncia el “simple engaño” que hizo De la Serna en los meses previos a las pasadas elecciones municipales del 24 de mayo, de las que ahora se cumplen un año. Según ha recordado Domínguez, se llevó a cabo el “asfaltado de unas calles de San Román sin ni siquiera pintar un triste carril bici, ni las líneas blancas que delimitan los carriles, es decir, un caos”.

“Pasa el tiempo y todo vuelve como estaba”, ha afirmado el presidente de San Román en Acción

La denuncia, que se ha presentado en varias ocasiones ante el Ayuntamiento de Santander por los cauces habituales, recoge sendos casos de abandono del equipo de Gobierno municipal como el rebosadero de la Avenida Vicente Trueba, que “se llena de basuras y demás porquerías”. El trabajo en este espacio, ubicado debajo del puente de la autovía, es puntual, y como ya ha denunciado el colectivo en varias ocasiones, “solo se consigue que se limpie ese día”, volviendo a llenarse de basura al poco tiempo.

“Pasa el tiempo y todo vuelve como estaba”, ha afirmado el presidente de San Román en Acción, quien ha hecho hincapié en una “trampilla para la recogida de aguas residuales y fluviales” que se satura.

Sin señalización

Aunque los mayores problemas que denuncian los vecinos es la falta de señalización en las calles, algunas de ellas principales, y la falta de seguridad para los viandantes. Es el caso de la “famosa curva de la calle Corceño, muy peligrosa y sin la acera que se nos prometió tanto al AMPA como a los vecinos”. De hecho, y según denuncia Domínguez, “solo se hizo la mitad y la gente sigue caminando por la carretera”, con el riesgo evidente que conlleva.

“Las aceras son intransitables para mucha gente”, ha especificado, poniendo como ejemplo el caso de la ubicada frente al Centro Cívico, en plena curva y tan estrecha que “apenas entra una silla de bebé, y para colmo colocan un semáforo en el centro” de la misma.

“Las aceras son intransitables para mucha gente”, poniendo como ejemplo el caso de la ubicada frente al Centro Cívico, en plena curva y tan estrecha que “apenas entra una silla de bebé"

Asimismo, existen muchos tramos de la carretera Santander-Corbán-Virgen del Mar “en mal estado”, debido al tráfico diario que soporta, y que ha generado la existencia de “asfalto levantado y sus socavones” en la rotonda de Corbán.

Respecto a la señalización, los vecinos denuncian la mala nomenclatura de los “carteles de la autovía”, en los que se indica dirección Corbán, que “es un barrio de San Román de la Llanilla”. Asimismo, y en la subida al cementerio de Ciriego, “lo único que han hecho ha sido pintar un carril para peatones” que, a veces, “los vehículos ni lo respetan”. Un tramo muy frecuentado no solo por los vecinos, los ciudadanos que visitan el cementerio o los turistas que van a la playa, sino también por los trabajadores de AMPROS.

Tampoco respetan, según ha denunciado Domínguez, los límites de velocidad, “ocasionando accidentes y atropellos a diario”, algo que se podría solucionar “colocando semáforos limitadores de velocidad”.

Falta de limpieza

La agrupación San Román en Acción también ha denunciado la mala situación de la vaguada situada en la entrada de la depuradora de aguas, donde “se forma tal charca” cuando llueve durante varias horas que los vehículos “se pueden quedar atorados allí”, como de hecho ya ha ocurrido.

La extensa red de viales y carreteras de San Román de la Llanilla también presenta un notable abandono en opinión de Domínguez, que ha reclamado “más limpieza de maleza” en la zona. A su juicio, De la Serna “es muy propenso a limpiar cuando hay actividades por la zona”, tal y como ha ocurrido con motivo de la Virgen del Mar. “La ruta por donde pasamos estuvo limpia”, ha reconocido, pero “la zona que está detrás del cementerio se sigue utilizando como vertedero incontrolado de escombro y demás basuras”.

De la Serna “es muy propenso a limpiar cuando hay actividades por la zona”, tal y como ha ocurrido con motivo de la Virgen del Mar

Un vertido de escombros que se realiza en otros “puntos negros” como la carretera de la costa o el propio mar, que “desde que nos pusieron el saneamiento de la Bahía están destruyendo un ecosistema precioso” de la capital cántabra.

A todo ello se suma la falta de apropiadas paradas de autobús. En este sentido, ha señalado que la ubicada en Ciriego no cuenta ni siquiera con una cubierta “para la gente que acude al cementerio”, que no puede cobijarse cuando llueve.

Campo de fútbol y parque infantil

Entre las renovaciones que exige San Román también se incluye el campo de fútbol de Cozada, creado hace seis años aproximadamente aunque “parecen unas instalaciones de hace 20 años”, y único campo del Instituto Municipal de Deportes (IMD) que “no está conectado por transporte urbano”, teniendo la parada más cercana a unos quince minutos andando, trayecto que realizan los niños sin lugar donde refugiarse en caso de lluvia.

Según ha explicado Domínguez, hay un “terreno para la construcción de un campo de fútbol 7” que permitiría descongestionar el resto de campos, pero el Ayuntamiento “solo piensa en hacer gradas que nunca se llenan, excepto un partido cada quince días, cuando juega el rugby”. “Esto es de locos, hay que recordar que está preparado para el deporte base, pero presuntamente solo piensan en llenarse los bolsillos, no con la cabeza”, ha criticado el presidente de San Román en Acción.

Asimismo, la bolera y pista del barrio La Torre “se encuentra en muy mal estado”, por lo que la agrupación propio construir “un parque infantil”.

“Pedimos las mejores oportunas en nuestro pueblo”, ha detallado Domínguez, pues considera que San Román “se merece un respeto ya que soportamos” todo aquello que “Santander no quiere”, desde el cementerio hasta la depuradora, “con sus olores en verano”, pasando por la perrera o el saneamiento de la bahía.

Comentarios