lunes 29/11/21
PRESUPUESTOS

Sanidad gestionará este año 825 millones, un 2,4% más, e impulsará la renovación tecnológica en Valdecilla


Este 2017 se destinarán casi 375 millones al hospital santanderino, que representan un incremento del 2,7% y casi la mitad de todo el montante del SCS, dotado con 806 millones, el 97,6% del presupuesto de toda la Consejería.

Vista del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla
Vista del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla

La Consejería de Sanidad de Cantabria dispondrá este año de un presupuesto de 825 millones (824.906.103 euros), un 2,4% más respecto al del pasado ejercicio, para seguir trabajando en reducir la desigualdad sanitaria, atender a la cronicidad y aumentar la calidad del servicio. Además, las cuentas del departamento que dirige María Luisa Real permitirán continuar e impulsar la renovación tecnológica en el Hospital Valdecilla, al que este 2017 se destinarán casi 375 millones, que representan un incremento del 2,74% y casi la mitad de todo el montante del Servicio Cántabro de Salud (SCS), dotado con 805,6 millones (el 97,6% del presupuesto de toda la Consejería). "Nunca en la historia de Valdecilla ha habido una renovación tecnológica tan importante en un periodo de tiempo tan corto", ha enfatizado la consejera, que ha citado entre otras novedades la incorporación de un robot quirúrgico que le permitirá ser un hospital "de referencia" en cirugía mínimamente invasiva en distintas especialidades.

En una rueda de prensa convocada para presentar el próximo presupuesto de Sanidad, Real ha desgranado las grandes cifras en las diferentes áreas y capítulos, y ha destacado también novedades que se introducirán con las nuevas cuentas, como la inclusión de la vacuna contra la tosferina a mujeres embarazadas, la extensión de la de la varicela al cuarto trimestre (frente a los tres trimestres de 2016), un nuevo protocolo de atención sanitaria a las mujeres víctimas de agresiones sexuales, u otro de ADN fetal en sangre materna (para evitar riesgos "innecesarios" derivados de la prueba de la amniocentesis). Otras líneas marcadas por esta Consejería son fortalecer actuaciones en materia de prevención de drogas, reforzar la seguridad alimentaria, o introducir cambios en la detección precoz del cáncer de colón, para aumentar después, en próximos ejercicios, la edad de invitación a la prueba, hasta alcanzar esta legislatura el compromiso de los 50 años.

En términos generales, Real ha contextualizado las cifras de su departamento dentro de la situación económica actual, marcada por restricciones presupuestarias o el techo de gasto, pero ha valorado que continúa la tendencia alcista iniciada en 2016 –con un repunte del 2,15%– tras el "raquítico" incremento del 0,26% registrado un año antes, el último del Gobierno del PP.

De los casi 825 millones asignados ahora a Sanidad, el grueso –805,6– corresponden al SCS y el resto, 19,2 millones, a la Consejería, que experimentan sendos aumentos del 2,3% y 3,7%, respectivamente. Dentro del Servicio Cántabro de Salud, y al margen de los casi 375 millones que van a Valdecilla, destacan los 128,3 reservados a los hospitales comarcales de Sierrallana (80,8 millones, un 1,8% más) y Laredo (47,5 millones, un 4,9% más). En estos dos últimos se iniciarán sus respectivos planes funcionales, dotados con 1,2 millones. En el caso del centro del Besaya se contempla un edificio de consultas y la ampliación del aparcamiento, mientras que en las instalaciones pejinas se prevé un nuevo bloque quirúrgico. Y en Valdecilla se ha proyectado un área de endoscopias digestivas. En renovación tecnológica, el hospital laredano contará con una nueva Resonancia Nuclear Magnética, que en 2016 precisaron cerca de 3.000 pacientes de la zona y que fueron realizadas en Valdecilla. Mientras, en este último centro se actualizará su RNM, se renovarán seis ecógrafos de alta gama y cuatro equipos de anestesia, y se contará con un nuevo robot de farmacia para citostáticos y un equipo PET-TC, al tiempo que se estrenará el citado robot quirúrgico, aparatos y mejoras que se sufragarán, todos ellos, con presupuesto cántabro, no con cargo al contrato público-privado, al que este año se destinan 44,9 millones.

Infraestructuras

En el capítulo de infraestructuras, y en relación al resto de la comunidad, en 2017 se han consignado partidas para otro centro de salud en Santoña, nuevos consultorios en Luena, Mirones y Bareyo, al tiempo que se remodelarán otros centros y consultorios. Además, en las instalaciones dependientes de Atención Primaria se completará la dotación de desfibriladores y electrocardiogramas, y cada área de salud dispondrá de dos retinógrafos. También dentro del SCS se han previsto distintas cuantías para la gestión centralizada de material sanitario y farmacia hospitalaria, en concreto 11 millones para servicios de terapias respiratorias domiciliarias; 21,5 para el laboratorio corporativo de los hospitales dependientes del SCS; 2,3 millones para el suministro de ropa quirúrgica estéril desechable; o 3 millones para material fungible para bombas de perfusión. A la mejora del transporte sanitaria se destinarán 9,4 millones, con los que se pretende aumentar el número de vehículos o la cobertura en Castro Urdiales, Potes, Meruelo, Polientes, Arenas de Iguña y Puentenansa, así como la mejora del equipamiento tecnológico. Estas mejoras se complementan con la extensión de la hisotria clínica electrónica, para lo que se han consignado 2,7 millones. Dentro de la estrategia de atención a la cronicidad, se prevé la extensión de las redes y sistemas de información, consultas no presenciales y de telemedicina, accesibilidad a las pruebas diagnósticas, o dotación de desfibriladores, electrocardiogramas y retinógrafos, entre otras medidas.

La Consejería de Sanidad en sí dispondrá este año de 19,2 millones, un 3,7% más, casi la mitad (9,1) de los cuales son para la Dirección General de Salud Pública, que experimenta un notable repunte del 7%. El resto se reparten entre la otra dirección, la de Asistencia Sanitaria (con 4,9 millones, un 0,2% más) y la Secretaría General (5,2 millones, un 1,5% más). En Salud Pública, destacan los 2,9 millones para el plan de vacunación, que crece un 26,4% en relación al anterior, por la inclusión de la vacuna contra la tosferina para embarazadas o la extensión de la varicela al cuarto trimestre, uno más que el pasado ejercicio. Las inversiones en este área se completan con 359.400 euros a la Fundación Marqués de Valdecilla (para el programa de detección precoz del cáncer de mama y el Observatorio de Salud Pública), y diversos programas: de Salud Laboral (15.000 euros), de Sanidad Ambiental (6.000 euros), de Seguridad Alimentaria (59.000 euros, que representan un 300% más) o de Actuaciones en Laboratorio de Salud Pública (96.000 euros).

Asimismo, se han previsto 84.000 euros para el Plan de Salud para las Mujeres, dentro del cual se revisarán todos los protocolos "paralizados" en años anteriores y se pondrán en marcha otros nuevos, el de atención sanitaria a víctimas de agresiones sexuales y el de AND fetal en sangre materna. El de detección precoz del cáncer de colon estará dotado con 26.000 euros, y el de Salud Pública en la Asistencia Sanitaria con 432.357 euros.

Por su parte, a los planes y programas de drogas se destinarán más de medio millón de euros, para actuaciones en materia de prevención, intervención en el ámbito social y en colaboración con entidades locales. Además, la Fundación Salud y Bienestar Social contará con 135.900 euros, que se dedicarán en buena parte a fortalecer actuaciones en la lucha contra la drogadicción, mientras que se contemplan 46.000 para el Plan Regional del SIDA. Para la prevención y control del tabaquismo se reservan este año 36.000 euros, destinados fundamentalmente a la formación de profesionales y medidas encaminadas a garantizar el cumplimiento de la ley, en lo relacionado a la publicidad, venta y consumo en lugares públicos.

Dentro del presupuesto de la Dirección de Ordenación y Atención Sanitaria destacan los 2 millones al IDIVAL, que contará en 2017 con la misma cuantía que en 2016. Finalmente, ambas direcciones generales y el SCS contribuirán al Plan de Emergencia Social de Cantabria con 850.000 euros.

Comentarios