lunes 6/12/21

La Dirección General de Transportes del Gobierno de Cantabria ha impuesto una sanción de 4.001 euros a un taxista de Ramales de la Victoria por trasladar a varios usuarios de este municipio, y de Colindres y Laredo, hasta una mutua de Santander, "con reiteración de itinerario, horario y calendario".

Así consta en la resolución del expediente sancionador, instruido por la administración y notificado este mes, tras una denuncia de la Guardia Civil de Tráfico interpuesta en febrero del año pasado, por "realizar transporte público de viajeros de uso especial careciendo de autorización específica".

En septiembre de 2020, Transportes incoó el expediente sancionador, y en noviembre el denunciado presentó alegaciones, basadas en que la Federación Cántabra del Taxi fue adjudicataria de un servicio de transporte de distintos pacientes a diversos centros asistenciales de la mutua FREMAP. Aportó las solicitudes de itinerarios y manifestó que no era un servicio regular de uso especial, negando que existiera reiteración de itinerarios ni horarios.

En este sentido, la Federación del Cántabra del Taxi ha reafirmado en un comunicado que la UTE conformada con Radio Taxi Santander y Cantabria y Radio Servicios 88 es la adjudicataria del servicio de transporte de pacientes a los centros de FREMAP.

Según destaca este colectivo, Transportes desestimó dos solicitudes de autorización, al no considerarlo como un servicio regular de uso especial (cuando existe reiteración de itinerarios y horarios).

La Federación destaca que se aportó facturas con el desglose de los trayectos, según las cuales los desplazamientos al centro asistencial "no coinciden regularmente los mismos pacientes", al residir en distintas localidades y tener citas en diferentes días y horas. Así, "existen constantes variaciones en los recorridos".

Pero según Transportes, el denunciado "no ha aportado prueba suficiente en contrario" a la denuncia que ha desembocado en el expediente sancionador.

OTRA DENUNCIA EN AMPUERO

La Federación Cántabra del Taxi ha indicado que esta sanción se suma a la denuncia a otro profesional del sector de Ampuero, "por aplicar una tarifa que ni siquiera existe". "Mientras los vehículos VTC -vehículos con conductor- campan a sus anchas sin ningún tipo de control, el Gobierno de Cantabria continúa con su política de acoso y derribo al sector del taxi", se quejan.

Con todo ello, los taxistas solicitan la convocatoria de la Comisión de Seguimiento de Inspección, órgano que "se iba a reunir con carácter trimestral y que Transportes no reúne desde 2019".

Comentarios