domingo 5/12/21

El Rebujas Rock congrego a más de 12.000 personas el sábado en su decimonovena edición, igualando así las cifras récords de la pasada edición. En una rueda de prensa posterior al festival Rubén García, presidente de la Asociación Rebujas, ha explicado que “para nosotros es un rotundo éxito igualar las cifras de asistencia del pasado año, unas cifras que consolidan al Rebujas como un festival referencia en todo el país”.

El grupo de Astillero `Poetas de Botella´ comenzaba el festival el festival con un ligero retraso sobre la hora inicial prevista. En la actuación de Poetas de Botella se empezaba a vislumbrar que la gran asistencia al festival. Los de Astillero se encuentran inmersos en su gira celebración del décimo aniversario, y realizaron un concierto enérgico y directo.

Tras los cántabros, un año más Usera (Madrid), y San Mateo de Buelna (Cantabria), eran lazos comunicantes, y es que `Desastre´ es la decimocuarta vez que toca en el festival cántabro, un concierto repleto de los clásicos más importantes de la banda madrileña, entre los que se encuentra la canción  “Que No Amanezca” –himno del festival- que contó con la colaboración de dos miembros de la organización. Alfonso, cantante de la banda, aseguro sobre el escenario que “ya estamos preparando la actuación del año que viene, puesto que va a ser muy especial tratándose del vigésimo aniversario del Rebujas”.

`Desakato´, fue para muchos la sorpresa de la noche, y es que tuvieron un gran concierto, con una masiva afluencia de público, en un concierto de “mucha adrenalina”. Pablo, cantante del grupo tuvo que realizar todo el concierto sentado debido a un problema en el tobillo.

Tanto `Narco´ como `Non Servium´  realizaron un concierto muy rápido y dinámico, destacando especialmente por su fuerte conexión con el público, y es que en San Mateo, la conexión publico-artista es impresionante.

`Oferta Especial´ cerraron el festival con un concierto lleno de Ska-Punk en el que hicieron bailar a los asistentes del festival hasta pasadas las cinco de la mañana.

Finalmente amaneció, y las lechuzas –símbolo del festival- tuvieron que volvieron a dormir, para estar listas para Septiembre del próximo año, pero este festival no dejo indiferente a nadie, y  es que la afluencia masiva de gente, el buen ambiente reinante, y el tiempo, hicieron de esta edición del Rebujas Rock, una edición histórica.

Finalmente García ha querido agradecer “a todos los voluntarios, miembros de seguridad, y especialmente a los técnicos de sonido y luces de Musical Toby todo su esfuerzo, ya que sin ellos este festival no sería posible”.

Comentarios