jueves 19/5/22

El presidente de Cantabria y líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, ha negado que él haya amparado la corrupción, como asegura el Partido Popular, sino todo lo contrario: "Me repugna y no la tolero".

"Amparar la corrupción es algo que no está en mi ADN", ha sentenciado el regionalista este jueves a preguntas de los periodistas sobre las explicaciones que le piden los 'populares' por "la corrupción que ha amparado en su Gobierno" tras la sentencia que condena a dos exaltos cargos del Servicio Cántabro de Salud por prevaricación la pasada legislatura.

Se trata del entonces subdirector de Gestión Económica e Infraestructuras del SCS Francisco Javier González y del que fuera director de la Gerencia de Atención Primaria Alejandro Rojo, a quienes la Audiencia Provincial de Cantabria ha impuesto catorce y once años de inhabilitación, respectivamente, para empleo o cargo público por fraccionamiento de contratos "deliberado e incluso reiterado" en obras y servicios del organismo sanitario.

"Que quede claro que no amparo la corrupción, que me repugna y que no la tolero", ha sentenciado Revilla, que ha remarcado además en relación con este caso que no conoce a los procesados "ni de vista" y tampoco ha hablado con ellos, "en mi vida", ha apostillado.

"Yo no les he nombrado, ni sé quiénes son, ni he hablado nunca con ellos, ni les conozco", ha manifestado para aludir a los miles de trabajadores que tiene el Hospital Valdecilla y el sistema sanitario. "El que los nombra es el que tiene que dar cuenta de ello", ha zanjado.

Así, tras recordar que les nombró la entonces consejera de Sanidad, la socialista María Luisa Real, ha aseverado que si la condena -que todavía no es firme, pues cabe recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria- se hubiera producido estando él de presidente y la titular de la Consejería en el cargo, entonces habría procedido "inmediatamente" a su cese.

En cualquier caso, Revilla se ha mostrado "muy sorprendido" por la reacción del PP -que llevó los hechos a la Fiscalía y ha ejercido la acusación particular- acusándole de haber "amparado la corrupción", pues "no hay nadie que me conozca mínimamente que no sepa que ante cualquier atisbo de corrupción soy implacable".

DENUNCIAR CUALQUIER ATISBO DE CORRUPCIÓN Y DELITO

Al hilo, ha indicado que cuando los 'populares' -que lideraban la oposición y habían gestionado Sanidad la legislatura anterior- tuvieron conocimiento de las irregularidades y las denunciaron -algo que le "parece muy bien"-, él manifestó que de estar en su lugar también "iría a los tribunales a denunciarlo inmediatamente".

"Cualquier atisbo que veamos de corrupción, de delito, la obligación que tenemos los ciudadanos es de acudir a los tribunales"

"Cualquier atisbo que veamos de corrupción, de delito, la obligación que tenemos los ciudadanos es de acudir a los tribunales", ha señalado el secretario general del PRC, que ha invitado así a cualquier cargo público o persona particular que vea indicios de corrupción a que lo traslade a los tribunales e incluso a que "me lo venga a contar a mí, con total discreción". "Desde luego, siempre van a tener el apoyo mío", ha garantizado.

En este punto, ha recordado que él actuó así contra un presidente de Cantabria -Juan Hormaechea-. "Yo fue el denunciante, porque cuando uno tiene evidencias o intuye que hay delitos, ha que actuar de esa manera", ha insistido, para comparar que el PP actuó así con los exaltos cargos del SCS, que han sido condenados. "Que caiga sobre ellos todo el peso de la ley", ha deseado.

Y aunque el presidente ha evidenciado que las leyes están para cumplirlas y que los contratos menores es algo "perfectamente regulado", ve "muy difícil" que no haya ningún tipo de irregularidad en la administración pública.

De todos modos, y para finalizar, cree que hay que ser "muy escrupulosos" pues "no todo lo que parece delito lo es". Ha puesto como ejemplo la reciente sentencia de la Audiencia que ha absuelto al exalcalde de Hazas de Cesto José María Ruiz (PRC), previamente condenado por un Juzgado de lo Penal de Santander a ocho años de inhabilitación por presunta prevaricación en un conflicto urbanístico en el municipio y por lo que dejó el cargo hace un año. "Ya no es alcalde y par él se acabó la vida política", ha lamentado.

PEQUEÑO ACHAQUE DE SALUD

El presidente cántabro ha hecho estas declaraciones a los medios tras el acto de toma de posesión del nuevo consejero de Sanidad, el socialista Raúl Pesquera.

En el encuentro con los periodistas les ha aclarado que no estaba "emocionado", sino que no se encuentra "bien de salud" pues tiene "un pequeño achaque". "Cuando uno no se encuentra bien, se nota. Y cuando se tiene dolores, el ánimo no es el mismo", ha manifestado.

ZULOAGA RESPETA LA SENTENCIA Y RECHAZA PRÁCTICAS NO ACORDES CON LA LEY

Posteriormente, en la rueda de prensa semanal tras la reunión del Consejo de Gobierno, el portavoz y vicepresidente, Pablo Zuloaga, se ha remitido a las declaraciones del presidente.

Esto sí, el también secretario general del PSOE ha mostrado "evidentemente" el "respeto total a la resolución" judicial que, como ha recordado, no es firme y "los condenados podrán hacer uso de sus derechos" ante la Justicia.

En todo caso, el socialista ha subrayado que el Ejecutivo "rechaza cualquier práctica que no sea acorde a la ley".

Comentarios