jueves. 07.07.2022
CANTABRIA

Revilla no quiere un Defensor del Pueblo porque supone dinero

El Presidente tiene otras prioridades entre las que no aparece este cargo, necesario en cualquier comunidad autónoma.

Revilla y Gorostiaga en la clausura de las jornadas de coordinación de los defensores del pueblo autonómicos celebradas en el Parlamento
Revilla y Gorostiaga en la clausura de las jornadas de coordinación de los defensores del pueblo autonómicos celebradas en el Parlamento

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha descartado la creación de la figura del Defensor del Pueblo autonómico, ya que "cuesta dinero" y "ahora hay otras prioridades".

"No sé si es necesario, habría que mirarlo; desde luego en este momento no porque cuesta dinero y ahora hay otras prioridades", ha afirmado Revilla, quien ha señalado que Cantabria "tiene otros conductos" para canalizar las quejas de los ciudadanos.

Asimismo, ha reiterado su intención de poner en marcha en el mes de febrero un grupo de trabajo formado por personas no vinculadas a  partidos políticos y que no cueste dinero al Gobierno, que ejerzan como "receptores" de denuncias ciudadanas sobre posibles "casos de corrupción o malas prácticas políticas". Es decir, sustituir al Defensor del Pueblo por un órgano que no le suponga ningún gasto, sin concretar más detalles acerca de ese “grupo de personas”.

Así lo ha manifestado después de clausurar en el Parlamento de Cantabria las jornadas de coordinación de los defensores del pueblo autonómicos, que han girado en torno a la vivienda.

Prioridades del Gobierno

Durante su intervención, en la que ha estado acompañado por la defensora del Pueblo, Soledad Becerril, Revilla ha asegurado que la vivienda es una "prioridad absoluta" en el programa de gobierno, que contiene "compromisos muy serios" en esta materia, derivados en parte del acuerdo con Podemos por el que la formación de Pablo Iglesias propició la elección de Revilla como presidente.

El jefe del Ejecutivo ha destacado la puesta en marcha de una oficina de mediación hipotecaria, la confección de un registro de viviendas públicas disponibles o las reuniones con los bancos y la Sareb para poner viviendas vacías con alquiler social a disposición de familias con dificultades.

El jefe del Ejecutivo ha deseado que la acción de su gobierno en esta materia haga que la Defensora del Pueblo no reciba quejas procedentes de Cantabria. Sin embargo, parece que le da importancia a una figura que, como ha afirmado, quiere suprimir en la región.

Por su parte, Soledad Becerril ha recordado que detrás de cada queja que llega al Defensor del Pueblo, ha instado a las administraciones a responder "con prontitud" a los requerimientos de la institución que preside.

Comentarios