martes 3/8/21
GANADERÍA

Revilla apoya a los ganaderos tras la petición de Garzón de comer menos carne: "Son los principales ecologistas"

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla,
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla,

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha opinado que la campaña lanzada este miércoles por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, para disminuir el consumo de carne, "crea muy mala imagen" para la ganadería, un sector "clave" en la economía española.

"Me parece que este hombre cada vez que habla hace daño a sectores muy importantes", ha sentenciado Revilla, que ha dicho que "no conoce de nada" a Garzón pero que "todo lo que está dejando son noticias negativas". "El ministro habla poco, sale poco, pero cuando sale, sale a meter la pata y a perjudicar a sectores básicos de la economía", ha sentenciado el jefe del Ejecutivo cántabro, recordando que en su día también "dijo que el turismo en España no daba valor añadido", algo que "para el que ha estudiado Económicas, es del primer curso que el valor añadido del turismo es impresionante".

A esta polémica le sigue ahora el "ataque al sector primario". "Se inventan unas cosas, yo no se que mundo hay por ahí que dice que no hay que comer carne. Parece que quieren que comamos hamburguesas sintéticas, que seamos veganos", ha lamentado Revilla.

A su juicio, es "normal" que las declaraciones de Garzón, que pide comer menos carne para cuidar "la salud y el planeta", hayan puesto "en pie de guerra" a los ganaderos, que ha defendido que "son los principales ecologistas, los que mantienen los prados, los siegan, los cuidan, quitan las zarzas".

Por ello, ha pedido al ministro "que vaya a ver la Vega de Pas" y se ha preguntado "qué sería la Vega de Pas sin ganaderos", pues estaría "lleno de zarzas y de plumeros", según el presidente, que ha reiterado que los ganaderos y los agricultores "son los primeros conservadores del medio". "Ahora nos vienen a decir que la carne es mala, también lo he oído de la leche, lo he oído de tantas cosas... Hemos comido carne toda la vida y no nos ha ido mal", ha concluido. 

LA PETICIÓN DE GARZÓN SE BASA EN "MENTIRAS" 

El consejero de Ganadería de Cantabria, Guillermo Blanco, ha mostrado su "más absoluto rechazo" a la petición del ministro de Consumo, Alberto Garzón, de reducir el consumo de carne al considerar que sus manifestaciones "se fundamentan en mentiras y tienen el único propósito de atacar y desprestigiar al sector primario".

De esta manera, se suma al "estupor" manifestado por asociaciones cárnicas, organizaciones agrarias y ganaderos, entre otros, que según Blanco no entienden "la campaña de desprestigio" que algunos sectores minoristas están realizando contra el sector primario, "y mucho menos que ahora cuenten con la complicidad del presidente del Gobierno Pedro Sánchez, y el apoyo de algunos ministros e incluso de Bruselas".

Para Blanco, las afirmaciones de Garzón "están basadas en falsedades y en retorcer los datos para que parezca que vivimos en una sociedad distinta a la que quieren vender", cuando el sector primario, en el caso de España y de Cantabria, "es un ejemplo a seguir con sus actividades saludables, sostenibles y esenciales para el desarrollo socioeconómico del medio rural".

El consejero no entiende que, desde el Gobierno central, y en este caso Garzón, al que exige una rectificación, "estén intentando crear crispación en el sector ganadero-cárnico a base de afirmaciones erróneas y equivocadas que lo único que hacen es confundir a la ciudadanía al afirmar que el consumo de carne perjudica a la salud y el planeta, cuando es precisamente todo lo contrario". "Los responsables políticos no estamos para crear conflictos o desatar polémicas", ha considerado Blanco, quien ha acusado a Garzón de "difamar" al conjunto del sector ganadero-cárnico, tachando de "irresponsable usar los datos de forma interesada" cuando "todos los indicadores internacionales reflejan que el patrón de dieta y de estilo de vida en España y en Cantabria es de los más adecuados del mundo".

 

Comentarios