jueves 28/10/21
LABORAL

La reunión entre sindicatos y patronal en el Orecla finaliza sin acuerdo y 20.000 trabajadores del metal se preparan para tres jornadas de huelga

metal02
Manifestación de trabajadores del metal el pasado domingo en Santander

La reunión de hoy miércoles en el Orecla (Organismo de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales) entre los representantes de trabajadores del metal y la patronal Pymetal ha finalizado sin acuerdo, por lo que 20.000 trabajadores del sector se preparan ya para tres jornadas de huelga de 24 horas que sólo podría evitar un acuerdo de última hora sobre el convenio colectivo autonómico que parece muy improbable. Según han destacado fuentes sindicales a eldiariocantabria, ambas partes han vuelto a salir hoy sin acuerdo del Orecla, donde se han sentado por separado y donde la patronal no se ha mostrado dispuesta a acercar posiciones.

Las tres jornadas de huelga de 24 horas empezarán a las 06:00 horas del martes 20, del jueves 22 y del martes 27 de noviembre

Las tres jornadas de huelga de 24 horas empezarán a las 06:00 horas del martes 20, del jueves 22 y del martes 27 de noviembre y acabarán a la misma hora del día siguiente, respectivamente. Según han destacado fuentes sindicales, los paros no afectarán directamente a todos los trabajadores del metal sino sólo a esos 20.000 trabajadores de pequeñas y medianas empresas sin convenio colectivo propio, pero indirectamente sí afectarán tanto a las grandes empresas del metal como a “otras empresas que no son del metal pero que tienen dentro subcontratas del metal que sí están directamente afectadas y que como paren, también van a pararlas”.

UGT y CCOO rechazan el principio de acuerdo del nuevo convenio colectivo del metal porque éste fue modificado a última hora por Pymetal en el apartado relativo a la subrogación, aplicable cuando una subcontrata –por ejemplo, una empresa de mantenimiento que presta sus servicios en otra empresa también del metal o de cualquier otro sector– es sustituida por otra y esta última debe subrogar –es decir contratar– a los trabajadores que venían prestando sus servicios en la anterior. La patronal quiere que esto sólo se aplique a subcontratas de mantenimiento industrial –y no por ejemplo a empresas informáticas, a empresas instaladoras de cualquier tipo de maquinaria o a talleres de reparación– y cántabras –para mantener el empleo autonómico frente a subcontratas de otras comunidades autónomas o Estados “que pudieran sustituir a los trabajadores de Cantabria con personal con unas condiciones laborales inferiores”–, mientras que los sindicatos luchan por “que se regule la subrogación para todos los trabajadores, como sucede en cualquier otro sector”.

Comentarios