lunes 16/5/22

El nombre del Racing de Santander siempre ha estado asociado a la máxima categoría del fútbol español. De hecho, el club verdiblanco se encuentra en la decimocuarta posición histórica de equipos con más temporadas en Primera División con un total de 44. Una historia que se ha ido cayendo a pedazos en los últimos años con la travesía del equipo en Segunda B. La atmósfera racinguista se ha tornado de un color oscuro tras tres temporadas consecutivas fracasando en el objetivo de conseguir el preciado ascenso a la categoría de plata, aunque este año vuelve a estar en todas las apuestas de fútbol para lograrlo. Un pesimismo de la afición que contrasta con la alegría de hace apenas diez años cuando los aficionados sonreían en los Campos de Sport del Sardinero con la primera clasificación de su equipo para la Copa de la UEFA, actual Europa League.

Uno de los capítulos más importantes del Racing de Santander que comenzó en el verano de 2007 con el fichaje de Marcelino García Toral como nuevo entrenador del conjunto verdiblanco. El técnico asturiano, que actualmente dirige al Valencia CF, aterrizó en la capital de Cantabria tras dos temporadas inolvidables en el Recreativo de Huelva, equipo con el que consiguió ascender y mantenerse en Primera División. Con una plantilla liderada por futbolistas como Pedro Munitis, Aldo Duscher, Gonzalo Colsa, Pablo Pinillos o Ezequiel Garay, el conjunto racinguista realizó una campaña inolvidable.

EL INICIO DE UN SUEÑO EUROPEO

La temporada 2007/2008 marcó una antes y un después en la historia del club verdiblanco. El juego del equipo entrenado por Marcelino y la unión con la afición cántabra generó una sensación mágica durante todo el año. Toda Cantabria estuvo pendiente del Racing de Santander, un apoyó que quedó reflejado en el terreno de juego con una actuación global inolvidable que terminó con el sexto puesto en la competición liguera, con un punto por encima del Real Club Deportivo Mallorca y a solo cuatro puntos de la quinta posición del Sevilla FC. El mejor resultado del club desde la temporada 1930-1931 y un puesto que garantizaba la clasificación del club racinguista para la próxima edición de la Copa de la UEFA por primera vez desde su fundación en 1913. Además, el equipo consiguió llegar hasta semifinales de la Copa del Rey, donde fue eliminado por el Getafe CF.

El 19 de mayo de 2008 miles de aficionados abarrotaron las calles de Santander durante la celebración de la clasificación histórica del club verdiblanco para la siguiente edición de la Copa de la UEFA. Hasta ese momento, la única presencia del Racing de Santander en Europa fue en el verano de 2003 con su primera participación en la Copa Intertoto. Los técnicos y jugadores se dirigieron desde los Campos de Sport de El Sardinero hasta la Casa Consistorial a bordo de un autobús descubierto mientras recorrían las principales calles de la ciudad. Una fiesta que finalmente se concentró en el Ayuntamiento de Santander donde los de Marcelino fueron homenajeados tras una excelente temporada en la máxima categoría del fútbol español.

GRAN PAPEL EN LA FASE DE GRUPOS

Un sueño europeo que comenzó a tornarse en una pesadilla con la marcha de Marcelino García Toral rumbo al Real Zaragoza, equipo que había descendido durante la temporada 2007/2008. El conjunto maño convirtió al asturiano en uno de los entrenadores mejor pagados del fútbol español con un sueldo anual de dos millones y medio. Juan Ramón López Muñiz, técnico que había ascendido al Málaga CF durante esa misma campaña, se convirtió en el sustituto elegido por Francisco Pernía, presidente del club durante esa época. A pesar del cambio de entrenador, el conjunto racinguista consiguió superar la primera ronda de la Copa de la UEFA al derrotar al FC Honka Espoo, club de fútbol finlandés.

El Racing de Santander consiguió acceder a la fase de grupos de la competición europea. Sin embargo, el sorteo fue poco favorable para los intereses verdiblancos, ya que emparejó al club con rivales emergentes como Manchester City, PSG, Twente y Schalke 04. Cuatro rivales que, excepto el conjunto holandés, son actualmente participantes habituales en la Champions League.  A pesar de la dureza del Grupo A, el conjunto cántabro realizó un gran papel con una victoria (Manchester City), dos empates (Schalke 04 y PSG) y una única derrota (Twente), durante los cuatro partidos disputados durante la fase de grupos. De hecho, el equipo dirigido por Juan Ramón López Muñiz no accedió a los dieciseisavos de final por la diferencia de goles con el equipo francés, ya que ambos equipos contaban con cinco puntos.

VICTORIA INOLVIDABLE ANTE EL MANCHESTER CITY

El partido ante el Manchester City en El Sardinero puede considerarse como uno de los más importantes de la historia del club. El equipo inglés había sido comprado ese mismo verano por Abu Dhabi United Group, grupo inversor de los Emiratos Árabes cuyo máximo accionista, Mansour bin Zayed Al-Nahyan, sigue siendo el dueño actual del conjunto 'citizen'. Una plantilla cuya principal estrella era Robinho, futbolista brasileño que aterrizó en Manchester procedente del Real Madrid a cambio de 40 millones de euros. A pesar de ello, la afición racinguista disfrutó de una noche inolvidable con la victoria de su equipo por 3-1 con goles de Jonathan Pereira, Serrano y Valera.

Una eliminación en la competición europea que supuso el cierre de la última etapa gloriosa del Racing de Santander hasta la fecha. Diez años más tarde, el equipo verdiblanco se encuentra en Segunda B tras su último descenso en la temporada 2014/15. Una situación dolorosa que pretende revertir esta misma campaña con el ansiado ascenso a la categoría de plata del fútbol español. Un regreso para devolver la alegría a una afición que sigue añorando los tiempos felices en el que disfrutaban de fútbol de primer nivel en El Sardinero.

Comentarios