viernes 27/5/22
cantabria

Queda prohibido el baño en los muelles de Santander

La Autoridad Portuaria coloca carteles recordando que el baño no está permitido desde 1977 por peligroso.

13680614_1132852193444345_3652266996917760246_n
Se han instalado siete carteles que anuncian con claridad la prohibición del baño y el riesgo de caída

La Autoridad Portuaria ha prohibido el baño en los muelles de Santander a través de la colocación de grandes carteles desde el dique de Gamazo hasta el Barrio Pesquero.

Aunque la presencia de bañistas en las aguas de los muelles sea una situación cotidiana, la prohibición del Puerto existe desde el año 1977, e incluso ya se encontraba señalizada en algunos puntos como el Palacete del Embarcadero.

Pero ahora la señalización es expresa con gran cartelería de dos metros. Se han instalado siete carteles que anuncian con claridad la prohibición del baño, el riesgo de caída al mar desde el cantil del muelle y el riesgo de caída en el muelle porque el suelo puede estar resbaladizo.

Aunque la presencia de bañistas en las aguas de los muelles sea una situación cotidiana, la prohibición del Puerto existe desde el año 1977

Prohibido desde 1977

Como ha explicado el Puerto, «el artículo 64 del Reglamento de Servicios, Policías y Régimen del Puerto de Santander establece que no se permitirán en la Zona de Servicio del Puerto actividades secundarias tales como el baño, si no han sido previamente autorizadas». El reglamento fue autorizado por Orden ministerial del año 1977.

«El motivo de la colocación de estas señales es únicamente velar por la seguridad debido al peligro de caídas que entraña el baño en las rampas. Aunque la Autoridad Portuaria de Santander hace grandes esfuerzos para mantener las rampas perfectamente limpias hay que tener en cuenta que las mareas actúan constantemente sobre ellas y siempre acaba quedando algo de verdín que puede provocar resbalones».

Con respecto a porqué no se había prohibido antes, se asegura que «el reglamento es de aplicación desde su publicación. Lo que ha hecho ahora la APS es señalizarlo, con el único fin de advertir de una situación que pueda entrañar algún tipo de riesgo». Las sanciones «no están prefijadas. Sería una infracción leve de la Ley de Puertos y el instructor propondría la sanción».

Comentarios