miércoles. 28.09.2022
MIGRACIONES

El Puerto de Santander creará un recinto amurallado para proteger de los polizones los remolques no vigilados

Las obras de construcción de este espacio tardarán cuatro meses en ejecutarse
Valla instalada en el puerto de Santander para evitar el intrusismo y la inmigración ilegal
Valla instalada en el puerto de Santander para evitar el intrusismo y la inmigración ilegal

El Puerto de Santander creará, dentro de sus instalaciones, un recinto "de máxima seguridad" y "blindado" por un muro de hormigón de 4 metros de altura para proteger de forma específica los remolques no vigilados y evitar que a ellos accedan polizones. Así lo ha anunciado este lunes el consejero de Innovación, Industria, Comercio y Transporte del Gobierno de Cantabria y vicepresidente del Puerto de Santander, Francisco Martín (PRC), en su comparecencia en el Parlamento regional, en la que ha precisado que esta zona se construirá detrás de la lonja pesquera, en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), quedando así "alejada del centro" de la ciudad. Además, ha explicado que estará en una zona "no visible" desde las áreas más urbanizadas de la ciudad, con lo que su impacto no será "nada agresivo" visualmente para el frente urbano de Santander.

Este recinto estará protegido por un muro de hormigón de 4 metros de altura

Por otra pate, además de crear este recinto protegido, se adoptarán otras "medidas complementarias", entre las que ha citado que el puente levadizo de Raos estará levantado por las noches, de forma que, aunque alguien lograra saltar la valla perimetral del Puerto por el centro de la ciudad no lograría llegar a la zona donde se encuentren los remolques. Según Martín, la obra está "a punto" de sacarse a licitación y tardará en ejecutarse "aproximadamente 4 meses".

EL MURO

En cuanto al muro del nuevo recinto será de construcción modular, algo que permitirá ampliar o acotar el espacio en función de las necesidades de las mercancías. Fuentes del Gobierno han detallado que será una empresa de Polanco la encargada de ejecutar los módulos del muro. Este nuevo recinto tendrá un perímetro y unas dimensiones que lo harán más controlable a posibles intentos de acceder al mismo.

El muro será, según ha explicado el consejero, una "segunda línea de defensa". Y es que se une a la valla tradicional que rodea al Puerto, la cual, pese a que en la mayor parte de su perímetro ya se ha visto elevada hasta los 4,5 metros y cuenta con medios tecnológicos que vibran ante intentos de acceder, es "violable". Martín ha explicado que, mientras se ejecutan las obras y se "normaliza" la situación de la seguridad del Puerto, se seguirá contando con la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para intentar controlar los accesos al Puerto.

EL REFUERZO DE LA GUARDIA CIVIL ESTÁ DANDO "FRUTOS"

El consejero ha agradecido el refuerzo de la seguridad del Puerto de Santander con 30 efectivos de la Guardia Civil, algo que, según ha dicho, está dando "sus frutos". Y es que, según ha dicho, en la última semana ha habido dos patrullas constantemente vigilando las vallas de acceso del Puerto, una mayor presencia de la Guardia Civil que ha hecho que en estos días el número de intentos de colarse en el Puerto se haya reducido a 11 y, en todos ellos, se haya localizado a quienes intentaban acceder.

En estos días el número de intentos de colarse en el Puerto se ha reducido a 11

La comparecencia del consejero ha sido solicitada por Ciudadanos (Cs) para dar explicaciones sobre los motivos de la pérdida de la línea de ferry entre Santander y Cork (Irlanda). Sobre las causas de dicha pérdida, el consejero ha mantenido que, entre otras razones, el principal motivo ha sido el problema de seguridad del Puerto y se ha remitido a las declaraciones realizadas por el CEO de Brittany Ferries, Christophe Mathieu, en un medio de comunicación regional. Pese a ello, Martín ha defendido que el Puerto de Santander muestra "una salud francamente buena" y, aunque ha lamentado que se ha perdido la línea de Cork, ha señalado que quedan 18.

Tras escuchar las explicaciones del consejero, el PP ha opinado que lo que ha ocurrido con esta línea ha sido la "crónica" y la "narración de un fracaso", algo que, en su opinión, ha ocurrido por no haberse tomado las suficientes medidas a tiempo. "No se ha perdido, lo han perdido una serie de responsables políticos que son los que ahora tendrían que estar dando cuenta de ello", ha afirmado el portavoz popular, Íñigo Fernández. En opinión del PP, se ha perdido el ferry "por negligencia por parte de todos": del Puerto, de la Delegación del Gobierno y del Gobierno de Cantabria. "Todos se acusan a todos y todos son responsables", ha incidido el diputado 'popular', que ha criticado el "espectáculo" que han dado los distintos implicados echándose las culpas unos a otros. Además, el portavoz 'popular' ha afirmado que las medidas anunciadas para mejorar la seguridad del Puerto "llegan tarde". También ha reprochado a Martín que afirme que las medidas que se están adoptando están dando frutos. "¿Qué frutos? Nos han devuelto la línea?”, ha ironizado.

Por su parte, el PSOE, a través de su diputado Javier García Oliva, ha defendido que el "factor determinante" que ha hecho que Santander se quede sin la línea a Cork no ha sido la falta de seguridad del Puerto. "No es cierto que el Puerto de Santander sea más inseguro que otros de su alrededor", ha defendido el socialista, que cree que el motivo principal es que la línea no ha cumplido con las "expectativas". Por ello, considera "irresponsable" hablar de falta de seguridad en el Puerto. Además, García Oliva ha atribuido estos intentos de acceder al Puerto a la existe de un problema migratorio. En este sentido, ha pedido "no demonizar" ni usar "como cabeza de turco" a las personas que intentan buscar un futuro mejor.

Como respuesta al socialista, el PP ha insistido en que la pérdida de la línea se debe a un problema de seguridad tal y como, según ha dicho, ha reconocido el CEO de Brittany Ferries. Además, ha aclarado que no se está echando la culpa a los inmigrantes de colarse. Y es que, Fernández ha mantenido que "el problema no son los inmigrantes" sino quienes "no ejercen su obligación" de evitar estos accesos ilegales.

Por su parte, el diputado del PRC, Francisco Ortiz, ha reconocido que "el problema existe" y "hay que atajarlo" y ha opinado que se están tomando medidas, aunque ha reconocido que, quizás, "un poco tarde". "La Policía casi siempre va detrás de los ladrones", ha dicho. Además, aunque ha señalado que aunque la pérdida de la línea "no es para celebrar", tampoco se debe de "magnificar" ni es "la catástrofe del mundo mundial". También ha criticado que el PP siga culpando al Gobierno de Cantabria de lo ocurrido, cuando, a su juicio, no es así. Ha subrayado que "el problema está en vías de solución" y ha defendido que el Puerto "va bien".

Comentarios