domingo. 04.12.2022

Bárcena Mayor, Comillas, Liérganes y Santillana del Mar repiten en la lista confeccionada cada septiembre por la revista Viajes National Geographic que reconoce a los pueblos más bonitos del país. Son muchas las menciones que estos cuatro pueblos cántabros se llevan a nivel nacional por su atractivo natural, su esencia y sus gentes. Esta belleza de la que hacen gala tampoco ha pasado desapercibida para Viajes National Geographic, que en su selección de las localidades más representativas de la belleza rural del país ha incluido a dichas maravillas cántabras, una de ellas, Bárcena Mayor, a la cabeza de la lista al encontrarse entre la veintena más destacadas.

Bárcena Mayor sobresale por sus abundantes casas típicas de la zona. En el corazón de la reserva del Saja, fue declarada conjunto histórico-artístico en 1980. Por su parte, la Noble y aristocrática villa de Comillas es centro turístico de muchos visitantes cada verano. Con su playa de arena fina próxima al puerto pesquero de la localidad, el descanso también se combina con la historia propia de la villa donde están importantes monumentos arquitectónicos como el Capricho de Gaudí, el Palacio de Sobrellano o la Universidad Pontificia. 

Liérganes, el municipio de leyenda, también ha repetido en esta codiciada lista. Su conjunto urbano fue declarado de interés histórico-artístico nacional y concentra una valiosa arquitectura clasicista de los siglos XVII y XVIII, fruto del auge económico que la fábrica de artillería propició en ese período en la comarca.

Por último, Santillana del Mar, conocida por su gran valor histórico-artístico, sus calles empedradas y su espectacular casco histórico. Además de la famosa en todo el mundo Cueva de Altamira, enormemente rica en muestras de arte paleolítico y declarada Patrimonio Mundial por la Unesco.

También esta revista ha situado al Centro Botín de Santander como uno de los museos de obligada visita en España, colocándolo entre los 22 mejores centros de arte. El Centro Botín es un centro de arte privado de referencia internacional del arquitecto Renzo Piano que continúa y potencia la labor iniciada hace 25 años por el programa de Artes Plásticas de la Fundación Botín. 

Comentarios