martes 28/9/21
política

El PSOE de Cantabria apoya la reforma del reglamento del partido, que refuerza a la militancia

Pablo Zuloaga en el Comité Federal
Pablo Zuloaga en el Comité Federal

El secretario general del PSOE de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha defendido este sábado en el Comité Federal del PSOE la reforma del reglamento, porque "sirve para hacer un mejor partido, fortalece a nuestra organización dando más poder a la militancia".

"Hoy es un gran día para el PSOE porque cambiamos la historia de nuestro partido.Cumplimos lo que prometimos cambiando las normas que rigen nuestro funcionamiento", ha asegurado el líder del PSC-PSOE.

Zuloaga ha apostado por recorrer Cantabria, España y todos los territorios "escuchando los problemas de la gente"

En este sentido, ha destacado que con la reforma del reglamento "hacemos hoy del PSOE un partido más abierto y participativo. Más vivo y en permanente contacto con la realidad".

"Da voz y poder de decisión a la militancia que reivindicaba en el 39 Congreso poder participar de las decisiones que tome el PSOE en el futuro porque este partido no puede ser nunca más nada sin sus militantes", ha subrayado.

De esta forma, a juicio de Zuloaga, "seguimos la hoja de ruta trazada en 2017, ganar las primarias para cambiar el PSOE y cambiar el PSOE para ganar y poder recuperar la confianza de la gente". Por ello, el dirigente socialista ha afirmado que con este reglamento, "los militantes somos y seremos quienes con la fuerza de nuestro voto decidiremos cuando entra y cuando sale un secretario general".

Por último, Pablo Zuloaga ha apostado por recorrer Cantabria, España y todos los territorios "escuchando los problemas de la gente". "Trabajemos duro, centrémonos en lo importante, que es dar una respuesta coherente y creíble a cada problema ciudadano en cada uno de nuestros territorios", señala en un comunicado de prensa.

COMITÉ FEDERAL

El Comité Federal del PSOE, máximo órgano entre congresos, ha aprobado este sábado por unanimidad sus nuevas normas internas que refuerzan el poder de la Ejecutiva de Pedro Sánchez y otorgan mayor capacidad de decisión a la militancia, que tendrá la última palabra en las alianzas poselectorales. 

En su intervención ante el Comité Federal, Pedro Sánchez ha sacado pecho del nuevo reglamento, que hará del PSOE el partido "más democrático, participativo y paritario del país" y que contribuirá así a la regeneración democrática del país. 

Las normas, diseñadas por la dirección de Sánchez en contacto con los territorios, introducen como principal novedad la obligación de consultar a las bases, con carácter vinculante, los acuerdos poselectorales del PSOE para formar gobiernos con otros partidos o para investir a un candidato que no sea socialista. 

La obligación de consultar a las bases los acuerdos poselectorales se aplicará tanto en el ámbito municipal, como en el autonómico y estatal. Así, un pacto como el del PSOE con Podemos en Castilla-La Mancha lo tendrían que aprobar los militantes, mientras que no sería necesario en el caso de Andalucía, donde Susana Díaz gobierna con el apoyo de Ciudadanos, que no entró sin embargo en la Junta. 

La Ejecutiva Federal podrá convocar las consultas que considere conveniente, vinculantes o meramente consultivas, sobre otras cuestiones trascendentes, al tiempo que se arroga la capacidad de vetar las que propongan las federaciones. 

El militante gana poder con este reglamento, pero no al nivel de lo prometido en el 39 Congreso de junio pasado que eligió a la actual cúpula del partido, encabezada por Sánchez. Aunque los afiliados podrán votar propuestas de candidatos para la composición de las listas electorales, los órganos de dirección seguirán teniendo la capacidad de modificarlas, aunque deberán justificar esos cambios. 

Los simpatizantes también podrán participar en primarias junto a los militantes para elegir a los candidatos a las presidencias autonómicas y a las alcaldías de más de 50.000 habitantes, pero sólo si lo pide la Ejecutiva autonómica, y Ferraz lo aprueba, o por decisión directa de la Ejecutiva Federal.