domingo 17/10/21
TRIBUNALES

El propietario del karting de Reocín asegura que “nunca ha realizado obras sin licencia”

La fiscal ha puesto en duda sus afirmaciones argumentando que el Ayuntamiento le envió “constantemente” decretos de paralización.

El propietario del karting de Reocín, Daniel Sordo Cayuso, ha declarado este jueves ante la juez del Penal nº 4 de Santander que "nunca ha realizado obras sin licencia", y que no hizo ninguna actuación en la zona 3 del circuito desde el momento en que se le notificó la orden de precinto en septiembre de 2008.

La fiscal ha puesto en duda estas afirmaciones argumentando que el Ayuntamiento le envió "constantemente" decretos de paralización y precinto de obras y "se las notificaba a él personalmente".

Sordo ha asegurado que tampoco hizo obras en una finca colindante, propiedad de dos hermanas que también están acusadas en este proceso. Así, ha explicado que en noviembre de 2008 firmó con estas vecinas un contrato de reserva, por el que pagó a cada una de ellas 6.000 euros, pero que no ordenó a nadie que actuara en la finca de "esas señoras" porque no era suya. "En ningún momento pensé que era un contrato de compraventa", ha asegurado.

En esa finca, de 20.000 metros cuadrados, se realizaron obras de destoconamiento sobre las que el Ayuntamiento dictó varias órdenes de paralización, a partir de enero de 2009, que se incumplieron. La Fiscalía entiende que los tres desoyeron las resoluciones municipales y pide nueve meses de prisión para cada uno de ellos por un delito de desobediencia grave, así como el pago de las costas.

La acusación particular, ejercida por una vecina, pide un año por desobediencia grave, y entiende que se realizaron obras sin licencia, por lo que solicita dos años más por un presunto delito contra la ordenación del territorio, así como la demolición de la obra y la inhabilitación especial para la profesión y oficio relacionado con la actividad del circuito durante dos años.

A preguntas del fiscal sobre su relación con esta vecina, Sordo ha dicho que era "muy buena" pero en 2007 empezó a denunciarle "sin saber por qué", con una "obsesión y persecución contra mí y mi familia fuera de lo normal".

Las defensas han renunciado a la testifical del piloto de rallies Dani Sordo, hijo del acusado, que posteriormente compró la finca de las acusadas, cuya citación "ha sido imposible", según ha dicho la jueza al principio de la vista. La defensa de las hermanas también había solicitado la declaración como testigo de la abogada de Sordo Cayuso, pero ésta se ha acogido a su derecho a no declarar para no perjudicar a su cliente.

El juicio continuará el próximo 19 de abril, con las declaraciones de los peritos y un testigo.