martes. 09.08.2022
SERVICIOS SOCIALES

La privatización del PP de la ayuda a domicilio podría dejar en la calle a 37 trabajadoras

La adjudicataria del servicio en Santander y Torrelavega presenta un ERE para el 23% del total de la plantilla. CCOO lo achaca a la "baja temeraria" de la adjudicación que realizó el Gobierno de Diego.

CCOO critica que los trabajadores de ayuda a domicilio no están en el calendario de vacunación como grupo prioritario
Un ERE en el servicio de ayuda a domicilio podría despedir a 37 trabajadoras

Durante la anterior legislatura, bajo el mandato del ‘popular’ Ignacio Diego, el servicio de ayuda a domicilio de la Ley de Dependencia fue adjudicado a varias empresas privadas. En aquel momento los sindicatos ya alertaron de que esta privatización podía acarrear reducción de plantilla en este servicio social del Gobierno regional. Este martes ha sido CCOO quien ha desvelado que la adjudicataria en Santander y el área de Torrelavega, la UTE SAD Cantabria, ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 37 trabajadoras, lo que representa el 23% del total de la plantilla, de 166 empleadas.

Y según ha denunciado el coordinador de empresas públicas de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC), Carmelo Renedo, esto se debe fundamentalmente al modo en que se realizó dicha adjudicación, que ha calificado de “baja temeraria”. “Entendimos que no es un buen principio, y así ha sido”, ha valorado el sindicalista, que ha lamentado que “ha primado el tema economicista” antes que la calidad de los servicios.

El número de horas del servicio se ha "inflado", existiendo en algunos casos un "desfase" de hasta el 40%

También se ha referido a los pliegos del contrato elaborado por el anterior Ejecutivo del PP, y que el actual del PRC-PSOE "no rectificó", en relación al número de horas del servicio, que se ha "inflado" existiendo en algunos casos un "desfase" de hasta el 40%. Así, en determinados lotes o áreas, y aunque se establecían "aproximadamente" 150.000 horas de servicio, se están facturando unas 90.000.

Todo ello a pesar de que, según Renedo, las empresas que se presentaron al concurso conocían el servicio y el número de horas que se prestaban, es decir, que la adjudicataria "no vino engañada", sino "a sabiendas de lo que cogía". "Ha tirado los precios para quedarse con el servicio", ha apostillado el sindicalista.

Por eso, ha opinado que, al concurrir, han "tirado los precios", hasta ofrecer la hora del servicio que se presta al usuario -que es donde está el margen de beneficio- hasta más de un euro por debajo que anteriores adjudicatarias.

Calidad del servicio

Renedo ha especificado que de las 37 trabajadoras, 23 pertenecen a Santander y 14 al ámbito de Torrelavega. Durante su intervención en rueda de prensa el representante de CCOO ha asegurado que con estas medidas de las empresas y de los sucesivos gobiernos “el servicio pierde calidad”, pues “ni las empresas ni el Gobierno hacen nada porque se mantenga”.

Las trabajadoras, “que se desplazan con su coche particular” de un lugar de trabajo a otro, “no cobran los kilómetros desde noviembre"

“Solo las trabajadoras lo mantienen”, ha defendido, aunque dadas las condiciones en las que realizan su tarea va a provocar que la calidad se vea “totalmente deteriorada”, pues es imposible que se preste adecuadamente.

En este sentido, ha explicado que las trabajadoras, “que se desplazan con su coche particular” de un lugar de trabajo a otro, “no cobran los kilómetros desde noviembre, poniendo de su bolsillo” el coste del trayecto.

Asimismo, ha señalado que “para una jornada de cuatro horas” muchas de las trabajadoras pasan “hasta ocho horas fuera del hogar”.

Cerca del 10% de la plantilla está a jornada completa -entre ellas las 37 afectadas por los despidos en Santander y la zona de Torrelavega-, mientras que el resto tiene jornada parcial, en algunos casos de "una hora o dos", ha precisado el sindicalista, que también ha explicado que hay hasta dos y tres turnos distintos en este servicio.

Negociar el ERE

Así las cosas, tras la presentación de la documentación del ERE, CCOO va a pedir que se retire y que no se pierda ni un "solo" puesto de trabajo. El sindicato aboga por renegociar las condiciones de las trabajadoras, negociación que para Renedo tiene que llevarse a cabo entre "las tres patas" implicadas: la empresa, sindicatos y el Gobierno, que es el que fija las horas y el servicio.

Al respecto, el portavoz de CCOO ha indicado que la empresa "pasa la pelota" al Gobierno y éste, a la empresa, de modo que no están "haciendo nada", quedando "en medio" las trabajadoras del servicio "con la carta de despido sobre la mesa".

UGT recuerda que cuando el servicio de atención domiciliaria lo prestaba la empresa pública Empredinser había 160 trabajadores sólo para la zona de Santander y ahora hay "la mitad"

De entrada, desde este sindicato van a pedir una reunión con la vicepresidenta y consejera de Política Social de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, para que el Gobierno "se implique desde el primer momento", ya que "no descartan" que se presenten más ERE en otras zonas del servicio de ayuda a domicilio.

Además, y teniendo en cuenta que a día de hoy no es "factible" cambiar los pliegos del contrato, CCOO va a pedir al Ejecutivo que incremente las partidas en el presupuesto de este año o el próximo para la ayuda domiciliaria a personas dependientes.

Rechazo de UGT

Por su parte, la federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT también ha rechazado el ERE de extinción de estas 37 trabajadoras. El sindicato considera "inaceptable" que la concesionaria -que empezó a prestar sus servicios en diciembre del año pasado- despida a 23 personas en Santander y 14 en Torrelavega porque "simplemente no hizo una previsión acorde con la realidad del servicio" y quiere que las empleadas "paguen los platos rotos por ello".

"Esta empresa fue la que planteó la oferta más barata para realizar el servicio en el concurso de adquisición y en diciembre, cuando empezó a operar, sabía perfectamente cuál era la situación real del mismo y tuvo la opción de retirarse y no lo hizo", asegura UGT, que considera que "no es tolerable que ahora recurran a despedir a 37 trabajadores porque los números no le cuadran".

Desde la FSP recuerdan que cuando el servicio de atención domiciliaria lo prestaba la empresa pública Empredinser había 160 trabajadores sólo para la zona de Santander y ahora hay "la mitad", 85, y "por lo que se ve, para la empresa son demasiados". Esto, para el sindicato, "reafirma el sinsentido de que esta empresa concursara con el presupuesto más bajo y ahora plantee despidos".

"Hay que buscar fórmulas alternativas porque los despidos no nos valen", ha advertido a la empresa UGT, que confía en que a lo largo de la negociación del ERE -cuyas próximas citas serán el 29 y el 30 de marzo- "se empiece a hablar de cosas bien distintas a las propuestas por la empresa porque, de lo contrario, el conflicto laboral está asegurado".

El Gobierno pide tranquilidad

De su lado, el Gobierno de Cantabria ha pedido "tranquilidad" a los usuarios del servicio de ayuda a domicilio en Santander y Torrelavega ante el ERE y asegura que "velará" porque la empresa cumpla las condiciones del contrato.

En declaraciones a los medios, la vicepresidenta cántabra y consejera del ramo ha asegurado que el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), dependiente del Ejecutivo, aún "no tiene conocimiento oficial de ningún ERE".

A pesar de ello, Eva Díaz Tezanos ha asegurado que se está "velando" porque el servicio se preste en las "mejores condiciones y con arreglo al pliego de condiciones" del contrato suscrito con el Gobierno.

Comentarios