miércoles 1/12/21

El detenido por el crimen de un niño de nueve años en la localidad riojana de Lardero disfrutó de 39 permisos "sin incidencias" a partir de 2013, cuando ya había cumplido 15 años de la condena por el asesinato y la agresión sexual del conocido como 'crimen de la inmobiliaria' ocurrido en 1998 y otra agresión sexual en 1993, según informan a Europa Press fuentes penitenciarias.

Además, en 2020 la Junta de Tratamiento de la cárcel de El Dueso, en Cantabria, resolvió por mayoría que era mejor que continuara en segundo grado o régimen ordinario, pero recurrió ante el centro directivo de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

El organismo dependiente del Ministerio del Interior resolvió en febrero del año pasado a favor de la progresión al tercer grado o régimen abierto, teniendo en cuenta su evolución penitenciaria y tratamental favorable y otros aspectos como que había cumplido las tres cuartas partes de la condena.

Previamente, Instituciones Penitenciarias había retrasado durante tres años su progresión al tercer grado aplicando el "principio de cautela", y esto a pesar de que el interno había cumplido las tres cuartas partes de la condena en 2017, según añaden las citadas fuentes penitenciarias.

DECISIÓN DEL JUEZ EN ABRIL DE 2020

La decisión de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias fue refrendada dos meses después, en abril de 2020, por el juez de vigilancia penitenciaria de La Rioja, ya que fue trasladado de la prisión de El Dueso a la de Logroño. A esta decisión judicial favorable a su progresión de grado no se opuso la Fiscalía, por lo que se autorizó la libertad condicional.

Fue trasladado de la prisión de El Dueso a la de Logroño

Las citadas fuentes penitenciarias señalan que la libertad condicional de Francisco Javier Almeida López de Castro, de 54 años, implicaba el seguimiento aplicado en este tipo de casos, basado en la evaluación de las reglas de conducta y de los esfuerzos para su reinserción social y laboral.

El crimen del niño de nueve años en Lardero ha generado una fuerte conmoción porque el autor es un exconvicto condenado a 30 años por el 'crimen de la inmobiliaria', ya que mató a una mujer agente de una empresa con la que previamente quedó para ver una vivienda. Además, fue condenado a otros siete años por un agresión sexual ocurrida con anterioridad, en 1993. Cumplió una condena acumulada de 25 años, que extinguía por completo en 2023.

Los vecinos de Lardero se han quejado de que habían vivido episodios anteriores en los que el detenido por matar al niño de nueve años el pasado jueves trató de llevarse mediante engaño a otros menores. La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil en La Rioja se ha hecho cargo de la investigación, realizando una inspección en la vivienda del arresto antes de su paso a disposición judicial.

Comentarios