jueves 19/5/22
TRIBUNALES

El testigo del joven apuñalado presuntamente por el hermano de su exnovia dice no recordar nada

Juicio contra el joven acusado de intentar matar al exnovio de su hermana al que apuñaló y contra el conductor del vehículo en el que supuestamente huyó el anterior por encubrimiento
Juicio contra el joven acusado de intentar matar al exnovio de su hermana al que apuñaló y contra el conductor del vehículo en el que supuestamente huyó el anterior por encubrimiento

El testigo principal del joven de 19 años y de nacionalidad brasileña que fue apuñalado presuntamente por el hermano de su exnovia en abril de 2018 en las puertas de la discoteca Kandina de Santander ha asegurado no recordar "nada" de lo sucedido tras haber estado ingresado en psiquiatría y consumiendo drogas.

En concreto, el testigo, que se encontraba con la víctima en el momento del apuñalamiento como declaró en comisaría y en fase de instrucción, ha afirmado ahora que no recuerda a la misma, no conoce a los acusados, ni se acuerda de haber estado en el lugar de los hechos, así como de lo sucedido o de su declaración en comisaría.

"No recuerdo nada", ha declarado en el juicio celebrado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial este lunes, tras la suspensión del mismo el pasado 16 de diciembre por la incomparecencia de este testigo clave, que ha alegado que desde 2016 ha estado de cuatro a cinco ocasiones ingresado en psiquiatría, una de ellas durante más de seis meses seguidos, y "enganchado" a las drogas.

 La Fiscalía ha rebajado la petición de cárcel para el acusado, de 18 años y de origen brasileño, que pasa de nueve a siete años y medio

Tras su declaración, la Fiscalía ha rebajado la petición de cárcel para el acusado, de 18 años y de origen brasileño, que pasa de nueve a siete años y medio por un delito de homicidio en grado de tentativa, y no de asesinato como solicitó en un primer momento, al considerar que la alevosía "es difícil de justificar".

Además, mantiene la petición de un año y medio de cárcel para el conductor del vehículo en el que presuntamente huyó el anterior por un delito de encubrimiento.

Por su parte, la acusación particular mantiene la petición de nueve años de prisión para el acusado por un delito de asesinato, con alternativa de homicidio, al considerar que hubo "alevosía sorpresiva", y un año y medio para el supuesto encubridor.

Asimismo, las defensas de ambos acusados han vuelto a pedir la libre absolución de los mismos al considerar que son "inocentes" y teniendo en cuenta las "contradicciones" de los testigos.

"FALTA DE VERACIDAD DE LOS TESTIGOS"

A juicio de la fiscal, la "falta de veracidad" de los testigos ha sido "clara" y sus declaraciones se han orientado a "eludir responsabilidades penales" de los acusados.

Sin embargo, considera los hechos un delito "claro" de homicidio, teniendo en cuenta los informes del Hospital Valdecilla y los forenses, que señalan que el apuñalamiento se produjo para "causar daño" a la víctima, que de no haber sido intervenida le hubiese causado la muerte.

Considera los hechos un delito "claro" de homicidio

Asimismo, ha señalado que no tiene "ninguna duda" de que el otro acusado "ayudó a huir" y a "deshacerse" del arma utilizada al agresor, del que ha subrayado que no ha reconocido los hechos, no ha pedido perdón y no socorrió a la víctima.

Por el contrario, la defensa del acusado de apuñalar al joven ha puesto de manifiesto la "contradicción" del testimonio de la víctima, al no reconocer que "se llevaban mal" cuando tenía una denuncia por amenazas, así como en la hora y la distancia de la agresión, y negar que había consumido drogas cuando dio positivo en cocaína.

También ha subrayado que ningún testigo apuntó la matrícula en el que ambos acusados supuestamente huyeron, no se produjo sangrado en la herida de la víctima, ésta no afectó a ningún órgano y no hubo urgencia vital. Finalmente, ha indicado que el testigo principal declaró en instrucción días más tarde y habló con la víctima antes de declarar.

Comentarios