lunes 21/6/21
CORONAVIRUS

Primera semana de vacunación a sanitarios en Cantabria entre "falta de previsión y de una línea a seguir más clara y uniforme"

Vacunación a sanitarios
Vacunación a sanitarios

Cantabria pisó tanto el acelerador para “lavar la imagen” que tuvo que recurrir al frenado de emergencia. Una vacunación a los sanitarios que ahora se ha detenido, pasando las citas previstas para este pasado jueves y viernes en hospitales como Sierrallana al lunes y martes, cuando se espera que lleguen un total de 7.080 nuevas dosis, una cifra que podría verse mermada tras el anuncio de Pfizer de reducir temporalmente las entregas a Europa de su vacuna. Y es que, todavía sigue sin finalizar la vacunación en todas las residencias, que el Gobierno cántabro prevé finalizar este fin de semana con la administración total de todas las dosis disponibles, para empezar la próxima semana con las de refuerzo en el CAD de Cueto, donde se inició la campaña el 27 de diciembre. 

Pasar de la cola a los puestos más destacados de esa “carrera de vacunación” a la que ya nos tienen acostumbradas las comunidades, de administrar alrededor del 20% a un 80% del total de las dosis recibidas en apenas unos días, trajo esperanza en lo que desde el inicio pretendió ser una vacunación rápida y masiva para lograr cuanto antes la inmunidad de la mayoría de la población. Sin embargo, la forma de hacerlo ha traído más críticas que alabanzas cuando se cumple ya una semana de esa imagen de aglomeraciones entre los sanitarios, con enormes colas que recorrían varias plantas del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. “Falta previsión y precaución y una línea a seguir más clara y uniforme”, eso es lo que sintieron algunos sanitarios mientras hacían cola.

"En Sierrallana había cola pero la espera no sería de más de 15 minutos"

Dos hospitales. Dos estrategias de vacunación distintas. El “caos”, como definen desde el sindicato médico, vivido en el hospital más grande de la comunidad se contrarresta con una mayor coordinación en hospitales más pequeños como el de referencia de la comarca del Besaya. Los sanitarios de Valdecilla eran citados en gran cantidad a la misma hora, por lo que se formaron aglomeraciones que recorrían varias plantas, llegándose a juntar más de 300 profesionales a la vez, según contabilizaba el vicepresidente del Sindicato Médico de Cantabria, Santiago Raba. “La administración de la vacuna es rapidísimo. Y mientras esperas a la cola rellenas un consentimiento con tus datos. Por eso citan a varios a la misma hora. El problema es el número de personas a las que han citado juntas en Valdecilla de diferentes unidades, que excedía lo que debiera ser, y a la vista están las grandes colas ocasionadas”, comenta una sanitaria. Mientras, Sierrallana lo hacía en horario laboral, con citaciones más exhaustivas y una espera que rondaba como mucho los 15 minutos. “Había cola pero la espera no sería de más de 15 minutos. Por su parte, algunos compañeros que fueron vacunados en horario de tarde no tuvieron que esperar más de 5 minutos”, cuenta una enfermera. 

Esta vacunación masiva a los sanitarios ha permitido subir el porcentaje de vacunación en Cantabria con rapidez hasta el punto de colocarse, en palabras de Revilla, "a la cabeza" -según datos del SCS se han administrado el 97,9% de las dosis recibidas- de la vacunación en España. Sin embargo, esta simultaneidad a la hora de vacunar residencias y sanitarios ha tenido que echar el freno esta semana para ajustarse a la disponibilidad de vacunas, ya que todavía quedan residencias sin vacunar. 

Vacunación sanitaria parada, residencias que todavía están a la espera y centro penitenciario de El Dueso con población ya vacunada. Cantabria ha sido la primera comunidad autónoma que ha decidido coordinarse con IIPP para la vacunación de la población penitenciaria. “Algo no se está haciendo bien. Existe un protocolo que no se está cumpliendo”, protesta la población al igual que ya lo hizo el Sindicato Médico de Cantabria, que denunciaron, además, que los profesionales esperaban su turno en Valdecilla "sin distancia de seguridad, sin aforos limitados, sin ventilación de espacios cerrados". 

En el calendario de los usuarios de residencias y profesionales sanitarios vacunados ya está marcado en rojo una fecha, la de la segunda dosis de la vacuna necesaria para su eficacia. Con citas ya establecidas para la segunda a los 21 días, los sanitarios ya vacunados esperan seguir con una disponibilidad de vacunas que garanticen esta segunda dosis en el día previsto, “primordial” para el éxito de la vacunación. “A mí me dieron la primera dosis el lunes 11 y tengo cita para la segunda dosis el día 1 de febrero”, comenta una sanitaria. Para el centro del CAD de Cueto, primeros vacunados de la región, este lunes será el día de finalizar el proceso de vacunación que comenzó hace tres semanas. 

Comentarios