miércoles. 28.09.2022

El presidente del Parlamento de Cantabria, Joaquín Gómez, ha reivindicado una "voz fuerte" como comunidad frente a la negociación de la financiación autonómica. "Nuestra voz como comunidad debe también ser fuerte para defender con determinación y unidad cuestiones como la reforma del sistema de financiación autonómica, un asunto vital, de enorme trascendencia para el futuro de Cantabria".

Así lo ha trasladado Gómez este martes durante el acto de celebración del 40 aniversario del Estatuto de Autonomía de Cantabria, que ha destacado que la autonomía de Cantabria "se ganó en la calle" por el "decidido impulso" de los colectivos ciudadanos que reclamaron independizarse de Castilla y apostar por el autogobierno, en un contexto histórico "muy convulso" desde el punto de vista económico y social.

"Las movilizaciones sociales generalizadas fueron acicate, detonante e impulso para que los representantes políticos reaccionasen", ha manifestado el presidente del Parlamento, que ha subrayado que fue "un proceso histórico que recuperó nuestra identidad y que nos ha conducido a ser una comunidad abierta a Europa".

Así, ha llamado "a liderar nuestro propio futuro con determinación y coraje ejerciendo responsablemente tanto las competencias constitucionales como las que determina nuestro Estatuto" y ha añadido que el ejercicio de esa responsabilidad política "no debe consistir solo en reivindicar sino en ejecutar proyectos y medidas, con la necesaria colaboración entre administraciones, para el desarrollo político, económico y social".

DEFENSA DE LAS INSTITUCIONES

Frente a las campañas de desprestigio y descrédito, Gómez se ha mostrado partidario de defender y reivindicar las instituciones porque "son las que vertebran la autonomía, las que dan estabilidad y garantía democrática, y las que sostienen el estado de derecho".

"Defendamos con pasión la confianza en nuestras instituciones como antídoto contra los populismos y los procesos involucionistas que buscan debilitarlas", ha remachado. Al margen de su función legislativa y de control del Gobierno, el presidente del Parlamento ha definido a la Cámara como un foro de reflexión, diálogo y debate "que construye el futuro de la comunidad porque la sociedad se haya representada en él".

"En estas cuatro décadas se ha consolidado la creciente pulsión de nuestra identidad cántabra que se reivindicó con fuerza, y en la calle, en los albores de la transición, cuando el soplo de la libertad también empujaba ya un creciente espíritu de cambio y progreso en el conjunto del país", ha dicho.

El discurso del presidente ha hecho un recorrido histórico desde finales de los años setenta hasta la consecución de la autonomía, en 1982, en el que ha detallado el contexto social en el que surge la reivindicación autonomista.

Gómez ha subrayado que la caída de la dictadura "resucitó y enfervorizó una identidad y de reafirmación de nuestra singularidad frente a otros, que consiguió cambiar el rumbo que el estado central había previsto para nosotros".

"Toda la dinámica del proceso es un vertiginoso movimiento de abajo -la sociedad, los ciudadanos- hacia arriba: los representantes políticos y las instituciones, sobre la convicción de un proyecto y una identidad común que surge de la calle, de las asociaciones y movimientos que presionan públicamente en favor del autogobierno", ha considerado.

Asimismo, ha destacado el "impulso inicial" del histórico 'Manifiesto de los 100' en 1976, un documento rubricado por un centenar de ciudadanos que denunciaba la situación socioeconómica de Cantabria y que proponía recuperar la identidad histórica y cultural del pueblo cántabro.

"Un movimiento y un sentimiento cristaliza en la formación de ADIC, la Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria, que eligió como primer presidente a Miguel Ángel Revilla", ha añadido.

También ha recordado el nacimiento a estas pulsiones identitarias, en 1977, cuando surge el Organismo Unitario para la Autonomía de Cantabria donde en origen todos los partidos políticos --excepto UCD y Alianza Popular-- se unen en la reivindicación, junto a sindicatos y asociaciones.

FIGURA DE AMBROSIO CALZADA

Según ha relatado Gómez, Cantabria fue la primera comunidad que accedió a la autonomía sin haber disfrutado antes de régimen preautonómico, "que hubiese podido facilitar el proceso y por ello, una vez aprobada la Constitución del 78 tenía que hacerlo con el procedimiento contemplado en el artículo 143".

En este punto, ha mencionado a Ambrosio Calzada, alcalde de Cabezón de la Sal, "que ha pasado a la historia regional con letras mayúsculas, porque su corporación fue la primera en solicitar la autonomía de Cantabria".

"Un paso adelante que detona y acelera el proceso autonómico y al que se van sumando 86 municipios más. Una carrera contrarreloj en la que resultó decisivo el aval del Ayuntamiento de Santander, que concentraba la mayor parte de la población", ha dicho.

Durante el acto se ha proyectado un documental realizado por el centro territorial de RTVE en Cantabria para conmemorar este aniversario, que recorre la historia de cómo se forjó la autonomía de Cantabria y su desarrollo durante estas cuatro décadas.

Un trabajo que recupera imágenes y testimonios de protagonistas de la época que van sirviendo de hilo conductor para enhebrar el relato de cuarenta años de historia.

La jornada conmemorativa ha estado amenizada por la Agrupación de Danzas Virgen de Las Nieves y la Orquesta Sinfónica Juvenil UIMP- Ataulfo Argenta que interpretó tres piezas musicales.

Al acto han asistido el presidente del Gobierno, Miguel Ángel Revilla, y los consejeros Paula Fernández, María Sánchez, José Luis Gochicoa, Ana Belén Álvarez, Marina Lombó, Guillermo Blanco y Miguel Rodríguez; la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones, alcaldes de trece municipios de Cantabria y diputados de los cinco grupos parlamentarios.

También se han dado cita los expresidentes del Gobierno de Cantabria José Antonio Rodríguez e Ignacio Diego; Alberto Cuartas y Jesús Cabezón, ponentes del Estatuto; y el senador Félix de las Cuevas.

En representación del sector social: el presidente de CEOE Cantabria, Enrique Conde; y el secretario de UGT, Mariano Carmona. Entre los presentes se encontraban las hijas del Ambrosio Calzada, Concha y Marisa Calzada.

El presidente del Parlamento pide una voz fuerte ante la financiación autonómica
Comentarios