domingo 5/12/21
POLÍTICA

El PRC pretende ajustar cuentas este martes con un PSOE dividido

Revilla sabe que, como presidente del Gobierno, es él quien cuenta con la potestad de llevar a cabo los cambios que pretende la Ejecutiva del PSOE y también de disolver el Parlamento y adelantar las autonómicas si su socio de gobierno no se aviene a acordar con él los términos de sus pretensiones.

La comisión de seguimiento del pacto PRC/PSOE se reúne este martes en el Parlamento de Cantabria.

zuloagarevilla02
Pablo Zuloaga y Miguel Ángel Revilla, en una imagen de archivo

El PSOE de Cantabria se encuentra dividido en dos mitades desde el pasado mes de junio, cuando los sanchistas anunciaron que disputarían la Secretaría General del partido a Eva Díaz Tezanos, secretaria general desde 2012 hasta el pasado mes de julio, precisamente después de que el sanchista Pablo Zuloaga le arrebatara el cargo en primarias por sólo un puñado de votos. Y esa división está afectando ya al actual Gobierno de Cantabria, fruto del pacto que PRC y PSOE establecieron tras las autonómicas de 2015 y del que Tezanos es vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social. La comisión de seguimiento del pacto PRC/PSOE –compuesta por cuatro representantes de cada uno de los dos partidos– se reúne este martes en el Parlamento de Cantabria para abordar los cambios que la nueva Ejecutiva sanchista del PSOE pretende llevar a cabo en el Gobierno. Y en vísperas de esa reunión el PRC no esconde su descontento, porque a su juicio el PSOE viene refiriéndose a esos cambios como modificaciones consumadas y no como propuestas, cuando esos cambios deben ser abordados precisamente en la comisión de seguimiento del pacto y en cualquier caso su realización efectiva no corresponde a las Ejecutivas de los partidos sino al Consejo de Gobierno, presidido por el secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, que ha reconocido que el PSOE ha desestabilizado el pacto y ha advertido de que no consentirá que la división de su socio se traslade al Gobierno.

Revilla ha asegurado que está muy contento con Tezanos, que finalmente ha decidido no dimitir y mantenerse en su puesto

Revilla guardó silencio cuando el PSOE anunció su pretensión de relevar tanto al consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz –mano derecha de Tezanos en el Gobierno de Cantabria– como a dos altos cargos de la Consejería de Tezanos: el consejero de delegado de Sodercan, Salvador Blanco, y la directora de Mare, Rosa Inés García. Pero estalló cuando supo que el PSOE pretende además arrebatar a la consejería de Tezanos tanto la Dirección General de Universidades e Investigación como la propia empresa pública Sodercan. Tanto que se ha referido a ello como un “cambio de estructura del Gobierno” y ha adelantado la posibilidad de ajustar cuentas, es decir de “replantear un nuevo pacto” –el PSOE ha recogido el guante, haciendo de la necesidad virtud–, a pesar de que todos los cambios propuestos por Zuloaga afectan sólo a consejerías del PSOE, es decir a ninguna de su socio el PRC. Un nuevo pacto que partiría de que el PRC reclamara que Sodercan dejara de depender de una consejería del PSOE para pasar a hacerlo de una regionalista, la de Industria. Revilla, que conoce bien la situación de división de su socio, sabe que, como presidente del Gobierno, es él quien cuenta con la potestad de llevar a cabo los cambios que pretende la Ejecutiva del PSOE, y ha advertido de que está muy contento con todos los consejeros del PSOE y sobre todo con Tezanos, que finalmente ha decidido no dimitir y mantenerse en su puesto. Y también sabe que es él quien cuenta con la potestad de disolver el Parlamento y adelantar las autonómicas si su socio de gobierno no se aviene a acordar con él y su partido los términos de sus pretensiones.

Comentarios