martes 3/8/21
ISLAMOFOBIA

El PP pretende convertir en víctima al jefe de Cultura que dijo que todo el Islam es “perverso”

La alcaldesa de Santander pide a la oposición que se meta con el equipo de gobierno y con ella “y no con los funcionarios del Ayuntamiento”, y Miriam Díaz asegura que Enrique Álvarez, una “buena persona” que “no haría daño a nadie”, ha recibido “amenazas”.

El Pleno del Ayuntamiento rechaza una moción que reclamaba el cese y otra que pedía la reprobación del jefe del Servicio de Cultura del Consistorio.

Pleno del Ayuntamiento de Santander
Gema Igual preside el Pleno celebrado este jueves en el Ayuntamiento de Santander

El Pleno del Ayuntamiento de Santander ha rechazado este jueves dos mociones –una de la concejal de Ganemos Santander Sí Puede, Tatiana Yáñez, y otra del concejal no adscrito Antonio Mantecón– sobre las “declaraciones islamófobas” del jefe del Servicio de Cultura del Consistorio de la ciudad, Enrique Álvarez, que en un artículo de opinión publicado el pasado 22 de agosto en ‘El Diario Montañés’ afirmó que “el Islam es una religión mala y perversa” y aseguró que “urge restaurar la religión de Cristo y limitar al máximo la de Mahoma”.

La moción presentada por Yáñez –que ha lamentado “que el Ayuntamiento de Santander tenga a un integrista radical con tics fascistas como jefe de Cultura”– reclamaba el cese de Álvarez y ha recibido el voto a favor de la propia Yáñez, los votos en contra del PP y del concejal no adscrito David González –tránsfuga de Cs, que ha considerado que las afirmaciones constituyen “una opinión personal privada realizada en un medio privado”– y las abstenciones de PSOE, PRC, IU, la concejal no adscrita Cora Vielva y Mantecón.

Por su parte, la moción presentada por Mantecón –que ha denunciado que el jefe del Servicio de Cultura lanzó en su artículo un “mensaje de odio”– reclamaba la reprobación de Álvarez y ha recibido el voto a favor del propio Mantecón, los votos en contra del PP y de González y las abstenciones de PSOE, PRC, IU, Vielva y Yáñez.

Durante el Pleno, el equipo de gobierno del Partido Popular ha pretendido convertir en víctima al alto funcionario.

“[Gema] Igual no tiene la misma opinión que el jefe de Cultura, pero la respeta”

Así, la alcaldesa, Gema Igual (PP), ha pedido a los grupos de la oposición que se metan con el equipo de gobierno y con ella y “no con los funcionarios del Ayuntamiento”. “Es cobarde venir aquí y poner así a Enrique Álvarez, sin hablar con él y poniéndole en el punto de mira”, ha asegurado Igual, a quien algunos grupos han criticado por haber mostrado “su respeto” por las afirmaciones del jefe del Servicio de Cultura cuando conoció el contenido del artículo y fue preguntada acerca del mismo por la prensa, en vez de reprobarlas. “[Gema] Igual no tiene la misma opinión que el jefe de Cultura, pero la respeta”, ha vuelto a decir, y ha insistido en que “se deje de meter en el terreno político a los funcionarios”, que no son cargos electos y que fuera del Consistorio tienen sus opiniones y sus creencias.

Por su parte, la concejal de Cultura, Miriam Díaz (PP), ha asegurado que Álvarez está recibiendo “amenazas” a raíz de la publicación de su artículo, en el que hizo unas “manifestaciones personales en defensa de sus creencias” que a su juicio no justifican que se trate de promover una “purga”. “Le están amenazando y ustedes incluso han convocado una manifestación”, ha espetado Díaz a los dos concejales que han presentados las mociones, en referencia a la concentración convocada este jueves en la Plaza del Ayuntamiento de Santander –durante la celebración del Pleno– por diversos colectivos para apoyar la solicitud de destitución del jefe del Servicio de Cultura por el contenido “xenófobo” de su artículo.

Al PSOE y al PRC –que han censurado las afirmaciones de Álvarez y han tildado a éste de “irresponsable” por expresarlas días después de los atentados de Barcelona y Cambrills–, Díaz les ha afeado que opinen del tema en el Pleno y no le hayan dicho nada al propio Álvarez personalmente, como sí ha hecho ella, ha dicho. “Sabéis que Enrique es una buena persona, una persona de paz que no haría daño a nadie”, ha asegurado la concejal de Cultura.

Por su parte, el concejal de Izquierda Unida, Miguel Saro, se ha abstenido en ambas mociones, pues entiende que Álvarez hizo sus afirmaciones a nivel personal y no como funcionario público. “Es un fundamentalista religioso que ha defendido su fe de forma pública y se ha expresado con criterios de moralidad propia”, pero a su juicio lo ha hecho en el contexto de su libertad de expresión, por lo que “no se le puede perseguir como empleado público por ello”.

Comentarios