jueves. 18.08.2022

El nuevo entrenador del Racing, Carlos Pouso, ha asegurado este miércoles que su ilusión al frente del banquillo verdiblanco “es ascender, no me parece que sea un objetivo utópico pero hay que plasmarlo en el campo. No vamos a ganar por el nombre, habrá que ponerse el mono de trabajo desde el primer día”. Pouso, que en su puesta de largo estuvo acompañado en las Instalaciones Nando Yosu por Víctor Alonso, director general del Racing, y Antonio Martínez ‘Pachín’, director deportivo del club verdiblanco, ha dicho que “este equipo tiene posibilidades. Hay buenos mimbres y me toca hacer un buen cesto con ellos. Estoy contento con la plantilla y en el entrenamiento de hoy (la de este miércoles ha sido su primera sesión) he visto buena actitud”.

Alonso ha destacado la experiencia y capacidad de Pouso, que ha asegurado que “el objetivo es ganar todos los partidos, pero hay que empezar por el primero pues no hay que pensar en multiplicar antes que en sumar”. El flamante inquilino del banquillo de Los Campos de Sport ha afirmado que “tenemos potencial suficiente para hacer las cosas bien pero hay que trabajar para que los rivales ante nosotros no se crezcan. Los jugadores vienen al Sardinero muy motivados porque en Segunda B no se juega en estadios como éste y nosotros tenemos que jugar con eso porque esos gritos de ánimo y cánticos son a nuestro favor. Es una maravilla la afición que hay en Santander y que pude ver, especialmente, en el play off de la pasada campaña. Es una ciudad muy futbolera y el apoyo de la gente es un lujazo. Mi obsesión es no defraudar a la afición del Racing”.

Pouso nació en Leioa (Bizkaia) en 1960 y comenzó su carrera profesional en los banquillos en el Sestao River, en el que permaneció cuatro temporadas (2004/08). Su buena actuación en el cuadro de Las Llanas hizo que en 2008 se estrenara en la Liga 1|2|3 al frente del Eibar, para la campaña siguiente dirigir al Guijuelo. En 2010 tomó las riendas del Mirandés, donde estuvo tres temporadas en las que consiguió un ascenso a Segunda y la clasificación de los rojillos, por primera vez en su historia, para las semifinales de la Copa del Rey, eliminando a tres conjuntos de la Liga Santander: Villarreal, Racing y Espanyol. En 2014 Pouso se incorporó al Logroñés, conjunto del que hasta ahora era director deportivo tras haber permanecido casi dos años y medio como entrenador de su primera plantilla.  El nuevo técnico verdiblanco tiene una dilatada experiencia en los banquillos, pues cuenta en su haber con casi 300 partidos dirigidos en Segunda B y 69 en la Liga 1|2|3.