viernes 3/12/21
SUCESOS

La Policía investiga una denuncia por presunto abuso sexual con penetración de varios exjugadores del Independiente

El club de rugby santanderino dice que en el momento en que supuestamente ocurrieron los hechos denunciados los acusados "ya no pertenecían a la disciplina deportiva del club" pero que colaborará con la Policía Nacional.

Calle Alta de Santander
Calle Alta de Santander | FOTO: Google Maps

La Policía Nacional de Santander está investigando a varios jugadores del club de rugby Independiente de la capital cántabra por una denuncia de un presunto abuso sexual con penetración. La denuncia fue presentada el pasado lunes en las dependencias de la Policía Nacional por una mujer norteamericana y los jugadores a los que acusa del supuesto abuso sexual son argentinos. Efectivos de la Policía Nacional están investigando si se produjo un abuso sexual con penetración, que no es una violación por ausencia de violencia, por lo que, de momento, las diligencias no han sido trasladadas a los juzgados, según han indicado fuentes judiciales a esta agencia. La investigación ha sido adelantada por Onda Cero y confirmada a Europa Press por fuentes policiales, que han detallado que los hechos denunciados ocurrieron supuestamente en una fiesta celebrada "hace unos 20 días" en una vivienda particular ubicada en la santanderina calle Alta.

Tras conocer la investigación que está llevando a cabo la Policía, el Independiente ha manifestado en un comunicado que "no es responsable de los hechos o acciones que las personas que pertenecen a él lleven a cabo en su vida privada". No obstante, ha expresado su condena a "cualquier hecho delictivo de cualquier género" y ha detallado que tuvo conocimiento el martes 13 de junio de los hechos denunciados por la mujer y que supuestamente ocurrieron hace unos 20 días en una fiesta en una vivienda privada de la calle Alta.

Según ha indicado el club de rugby, por estos hechos están siendo investigados tres exjugadores del equipo, aunque fuentes policiales apuntaban a cinco jugadores, y ha asegurado que en el momento en que supuestamente ocurrieron los hechos denunciados "ya no pertenecían a la disciplina deportiva del club". A pesar de ello, el Independiente se ha puesto a disposición de la Policía Nacional en la investigación que está desarrollando, principalmente en la "localización" de los posibles implicados, y ha avanzado que, de abrirse diligencias y en función de decisión que puedan tomar los tribunales, "tomará las medidas disciplinarias oportunas" sobre el futuro de esas personas en el club.

En el marco de esa colaboración, el club ha indicado que se ha puesto en contacto con el abogado de uno de los exjugadores denunciados -los otros dos se encuentran fuera de España-, quien le ha transmitido que "la denuncia está plagada de contradicciones", así como que la mujer, que es extranjera y ya se encuentra fuera del país, "no ha presentado ningún parte de lesiones". Este exjugador, el único que permanece en la capital cántabra, ya ha prestado declaración ante las autoridades policiales y "no ha sido detenido", según ha detallado el abogado al club de rugby Independiente.