jueves 22/4/21
CORONAVIRUS

Policía y Guardia Civil harán más de 650 controles en Cantabria para que "esta Semana Santa no se convierta en una segunda Navidad"

Control de la Guardia Civil en un municipio cántabro
Control en un municipio cántabro

La Policía Nacional y la Guardia Civil realizarán más de 650 controles en Semana Santa en Cantabria, con dispositivos especiales que arrancarán el próximo 26 de marzo y que se efectuarán hasta el 9 de abril, en los que participarán casi 900 efectivos de ambos cuerpos. En concreto, la Policía Nacional contará con 230 agentes para hacer controles en las principales vías de entrada y salida a Santander y Torrelavega, en las estaciones de transportes y en lugares que habitualmente tienen afluencia turística.

Revilla ha indicado que la evolución de la pandemia en la comunidad autónoma está en estos momentos "estancada"

Mientras, la Benemérita dispondrá de 658 guardias para desarrollar dispositivos de vigilancia en entradas y salidas de municipios, con especial atención a las localidades más turísticas de la zona oriental o la comarca de Liébana, así como en las autovías A-8 y A-67 para captar a quienes traten de acceder a la región desde el País Vasco, Castilla y León y Asturias.

Así lo ha informado este martes la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, al término de la reunión del Centro de Coordinación Operativa (CECOR), en la que también ha participado el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, que por su parte ha llamado a la responsabilidad ante el "estancamiento" de la pandemia y ha pedido reducir al máximo la interacción social y movilidad interior durante las vacaciones de Pascual. Al encuentro, celebrado en la sede del Ejecutivo regional, también han asistido los consejeros de Sanidad, Miguel Rodríguez, y de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández; el jefe superior de Policía, Héctor Moreno, y el coronel jefe de la Guardia Civil, Luis del Castillo.

ESTANCAMIENTO Y PREOCUPACIÓN

El jefe del Ejecutivo autonómico ha vuelto a hacer un llamamiento a la responsabilidad ciudadana de cara a la Semana Santa y ha pedido reducir al máximo la interacción social y la movilidad interior en la región para evitar un repunte en el número de contagios. En este sentido, Revilla ha indicado que la evolución de la pandemia en la comunidad autónoma está en estos momentos "estancada", con una incidencia acumulada de 101 casos por 100.000 habitantes a 14 días y de 49 a 7 días, y ha expresado su "preocupación" ante un posible incremento de la curva como consecuencia de la relajación de las medidas en el actual nivel 2 de alerta y la Semana Santa.

"Hacemos un llamamiento a la precaución. El hecho de que no venga gente de fuera no quiere decir que no vaya a haber movilidad y habría que intentar evitar por todos los medios la movilidad interior por Cantabria porque también provoca repuntes de contagios", ha señalado. Además, Revilla ha recordado que, si Cantabria volviera al nivel 3, "el mecanismo saltaría automáticamente y habría que tomar medidas más restrictivas", tal y como contempla el protocolo nacional.

 

Finalmente, ha mostrado su apoyo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para garantizar el cumplimiento de la normativa vigente en Cantabria, al igual que hicieron el pasado fin de semana de San José, que concluyó sin "excesivos incumplimientos, más allá de alguna picaresca", según le han informado hoy los mandos policiales.

En lo que va de 2021 los efectivos de la Policía Nacional han interpuesto 1.094 sanciones y la Guardia Civil 1.820 sanciones

COMPORTAMIENTO EJEMPLAR

En este sentido, la delegada del Gobierno ha comunicado al presidente regional que este último fin de semana (el viernes era fiesta en varias Comunidades Autónomas, entre ellas el País Vasco, aunque no en Cantabria), el comportamiento de la ciudadanía en general "ha sido ejemplar" como muestran los datos de las sanciones impuestas.

Así, ha detallado que la Policía Nacional ha realizado 43 controles en las principales estaciones de tren y autobús de Santander y Torrelavega y en la vía pública y ha instruido 52 sanciones, de las que sólo nueve han sido a personas interceptadas incumpliendo el confinamiento perimetral de las autonomías.

Y, por parte de la Guardia Civil, desde el jueves al domingo, se han realizado 86 controles, principalmente en las autovías y las principales vías de acceso a los municipios de la zona oriental donde se concentra un mayor número de segundas residencias. Los agentes han levantado 94 actas de sanción por infringir las normas vigentes frente a la COVID-19, 19 de ellas por incumplimiento del cierre perimetral de la región.

SANCIONES EN 2021

Además, la delegada del Gobierno también ha dado cuenta a Revilla de la actividad de la Policía Nacional y la Guardia Civil para controlar el cumplimiento de todas las medidas vigentes para evitar la propagación de la pandemia y garantizar la salud de los cántabros.

En este sentido, ha apuntado que en lo que va de 2021 los efectivos de la Policía Nacional han interpuesto 1.094 sanciones y la Guardia Civil 1.820 sanciones, esto es, 2.914. Y, en cuanto a controles, entre los dos cuerpos han efectuado 3.037 en total.

UNA SEGUNDA NAVIDAD

Quiñones ha reiterado su reconocimiento al trabajo "incansable" que desarrollan los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desde el inicio de la pandemia, cuando "sus tareas se han multiplicado porque hay que recordar que además continúan atendiendo sus tareas habituales de prevención de todo tipo de delincuencia".

Y ha vuelto a agradecer a los cántabros "el comportamiento ejemplar que han tenido y tienen en esta situación tan complicada que nos ha tocado vivir". No obstante, ha pedido que esta Semana Santa "no se convierta en una segunda Navidad". "Protejámonos. Nos ha costado mucho llegar hasta aquí y nos han costado muchas vidas. Ha habido una primera ola, una segunda y una tercera. De todos depende que no haya una cuarta y que esta no sea aún peor que las demás", ha concluido.

Comentarios