lunes 18/10/21
SOCIEDAD

Los platos a la cabeza

Cantabria es la única comunidad en la que aumentan los divorcios litigiosos y también la comunidad en la que más disminuyen los de mutuo acuerdo.

Cantabria es la única comunidad autónoma en la que aumentaron los divorcios litigiosos
Cantabria es la única comunidad autónoma en la que aumentaron los divorcios litigiosos

Cantabria fue durante el tercer trimestre de este año 2016 la única comunidad autónoma en la que crecieron los divorcios litigiosos y también la comunidad en la que más disminuyeron los de mutuo acuerdo.

Desde julio hasta septiembre de este año, 297 matrimonios solicitaron su disolución, entre separaciones y divorcios, lo que supone un descenso del 17,3% con respecto al mismo periodo de 2015. Además, los juzgados de familia registraron 294 asuntos sobre guarda y custodia de hijos de parejas disueltas, según los datos del informe trimestral del Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre disoluciones matrimoniales y medidas acordadas en estos procesos, de los que ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC).

Cantabria es la única comunidad en la que crecieron –y lo hicieron nada menos que en un 11,8%– las demandas de divorcios litigiosos durante el periodo analizado y también la comunidad en la que más disminuyeron –un 29,4%– los de mutuo acuerdo.

De los 297 matrimonios que solicitaron su disolución mediante la figura del divorcio o la separación durante el tercer trimestre de 2016, 157 lo hicieron de mutuo acuerdo –151 divorcios y seis separaciones– y 140 de forma no consensuada –133 divorcios y siete separaciones–.

Las demandas de divorcio de mutuo acuerdo disminuyeron un 29,4% interanual (151 frente a 214) y las de divorcio litigioso aumentaron un 11,8% (133 frente a 119). Las demandas de separación, que son minoritarias, también tuvieron un comportamiento desigual: las de mutuo acuerdo disminuyeron un 72,7% interanual (seis frente a 22) y las litigiosas aumentaron un 75% (siete frente a cuatro).

Si se relacionan las demandas de disolución matrimonial con la población a 1 de enero de 2016, puede observarse que Cantabria registra una tasa de 0,51 disoluciones por cada mil habitantes, prácticamente la misma que la media estatal (0,52). En la cabeza de las comunidades autónomas se sitúa la Comunitat Valenciana con una tasa de 0,65 disoluciones por cada mil habitantes, y en la cola, Navarra con una tasa de 0,37.

Durante los tres meses analizados, los órganos judiciales de Cantabria con competencia en familia –exclusivos o no– registraron 94 solicitudes de modificación de alguna de las medidas acordadas en sentencias de divorcio o separación. De las 94 solicitudes, 73 –un 5,8% interanual más– fueron litigiosas y 21 –un 34,4% interanual menos– de mutuo acuerdo.

Finalmente, los juzgados civiles de Cantabria recibieron 84 peticiones de adopción de medidas sobre guarda, custodia y alimentos de hijos nacidos de parejas no casadas que se rompen. De las 84 peticiones, 54 –un 5,9% interanual más– fueron litigiosas y 30 –un 26,8% interanual menos– de mutuo acuerdo.

Comentarios