martes 3/8/21
TRANSPORTES

La Plataforma Tren Santander-Bilbao pide recuperar el servicio de la tarde y otras 'frecuencias prepandemia'

La Plataforma en Defensa del Tren Santander-Bilbao se ha manifestado este viernes en la capital cántabra para reclamar la recuperación de frecuencias que había, al menos, antes de la pandemia, en esta línea, entre ellas, el servicio de la tarde entre ambas ciudades.
Y es que, actualmente, el hecho de que no se haya recuperado este servicio de tarde hace que solo hay una alternativa para viajar de Santander a Bilbao en tren y volver en el día pero supone seis horas de trayecto --tres de ida y tres de vuelta-- para estar dos en destino.
Por ello, los portavoces de la plataforma, Erika García, y el representante del colectivo Cantabria por lo Público y de las Mesas de Movilidad de la Bahía y el Besaya, Luis Cuena, han insistido en la necesidad de que haya más frecuencias.
La concentración-manifestación de la Plataforma en Defensa del Tren Santander-Bilbao se ha celebrado esta mañana y, al grito de 'Queremos más frecuencias' ha recorrido varios puntos de la ciudad. Ha partido a mediodía de la Plaza de las Estaciones, se ha detenido en la cercana Dirección General de Transportes, ubicada en la calle Cádiz, ha seguido hacia la Delegación del Gobierno y, posteriormente, tiene como fin del recorrido la sede del Gobierno de regional.
El portavoz de Cantabria por lo Público y de las Mesas de Movilidad ha denunciado el "deterioro continuo" de los trenes de ancho métrico, y en concreto de esta línea, que, a su juicio, es "una vergüenza".
Según ha explicado, después de las supresiones de trenes ocasionadas por la pandemia, se están comenzando a recuperar frecuencias pero aún no están todas en funcionamiento. "Eso es lo primero que reivindicamos", ha explicado.
Actualmente, hay dos servicios diarios por dirección que realizan el recorrido completo --los que salen de Santander a las 8.00 y a las 14.00 horas y de Bilbao a las 8.00 y a las 13.00-- pero falta por recuperar los trenes de la tarde (uno en cada dirección), además de otros que hacen algunos tramos de esta línea.
Respecto a las posibilidades de viajar entre Santander y Bilbao y regresar en el día, García y Cuena han explicado que la única manera de hacerlo es salir de la capital cántabra a las 8.00 horas para llegar a las 11.00 al destino, estar dos horas y a las 13.00 regresar de vuelta para llegar tres horas después, sobre las 16.00 horas.
A la inversa, el tren sale de Bilbao también a las 8.00, llega a Santander a las 11.00 y hay uno de vuelta a las 14.00, que llegaría a las 17.00.
"Se puede ir a Bilbao y volver. Estás en Bilbao dos horas, te da tiempo a hacer muchas cosas...", ha dicho irónico el portavoz de Cantabria por lo Público.
La recuperación del servicio de la tarde, permitiría que quien ha llegado a Bilbao a las 11.00 horas pueda coger un tren de vuelta sobre las 19.00 horas hacia Santander.
"NOS ESCUCHAN, NOS DAN LA RAZÓN PERO NO SE HACE NADA"
Por su parte, la portavoz de la Plataforma en Defensa del Tren Santander-Bilbao ha advertido que se deben seguir con las manifestaciones como la celebrada hoy, o hace unos días en Bilbao. "Con salir un día, no vamos a hacer nada. Tenemos que seguir saliendo hasta que nos hagan caso. Hoy nos escuchan, nos dan la razón, pero después no se hace nada.
Además, de la recuperación e implantación de más frecuencias, el portavoz de Cantabria por lo Público y de las Mesas de Movilidad de Cantabria ha pedido "más inversiones" en las infraestructuras de los Cercanías y ha criticado que, por ejemplo, en febrero de 2020 se acabara la mejora del apeadero de Valdecilla y 18 meses después sigan sin funcionar los ascensores.
A juicio de Cuena, Cantabria y su presidente, Miguel Ángel Revilla, deberían poner "en primer lugar" de sus reivindicaciones en materia de infraestucturas ferroviarias los problemas de Cercanías y de los trenes de media distancia, como son los que van a Oviedo y a Bilbao, y las necesidades de inversión y de recuperaciones de servicios.
En su opinión, cuando se pone en primer lugar las reinvidicaciones de la alta velocidad ferroviaria, se muestra una "clara disfunción y falta de jerarquía entre los intereses de la ciudadanía".
Imagen de la concentración de la Plataforma en Defensa del Tren Santander-Bilbao y de Cantabria por lo Público para pedir la recuperación de frecuencias

La Plataforma en Defensa del Tren Santander-Bilbao se ha manifestado este viernes en la capital cántabra para reclamar la recuperación de frecuencias que había, al menos, antes de la pandemia, en esta línea, entre ellas, el servicio de la tarde entre ambas ciudades.

Y es que, actualmente, el hecho de que no se haya recuperado este servicio de tarde hace que solo hay una alternativa para viajar de Santander a Bilbao en tren y volver en el día pero supone seis horas de trayecto -tres de ida y tres de vuelta- para estar dos en destino.

Por ello, los portavoces de la plataforma, Erika García, y el representante del colectivo Cantabria por lo Público y de las Mesas de Movilidad de la Bahía y el Besaya, Luis Cuena, han insistido en la necesidad de que haya más frecuencias.

La concentración-manifestación de la Plataforma en Defensa del Tren Santander-Bilbao se ha celebrado esta mañana y, al grito de 'Queremos más frecuencias' ha recorrido varios puntos de la ciudad. Ha partido a mediodía de la Plaza de las Estaciones, se ha detenido en la cercana Dirección General de Transportes, ubicada en la calle Cádiz, ha seguido hacia la Delegación del Gobierno y, posteriormente, tiene como fin del recorrido la sede del Gobierno de regional.

El portavoz de Cantabria por lo Público y de las Mesas de Movilidad ha denunciado el "deterioro continuo" de los trenes de ancho métrico, y en concreto de esta línea, que, a su juicio, es "una vergüenza".

Según ha explicado, después de las supresiones de trenes ocasionadas por la pandemia, se están comenzando a recuperar frecuencias pero aún no están todas en funcionamiento. "Eso es lo primero que reivindicamos", ha explicado.

Actualmente, hay dos servicios diarios por dirección que realizan el recorrido completo -los que salen de Santander a las 8:00 y a las 14:00 horas y de Bilbao a las 8:00 y a las 13:00 horas- pero falta por recuperar los trenes de la tarde (uno en cada dirección), además de otros que hacen algunos tramos de esta línea.

Respecto a las posibilidades de viajar entre Santander y Bilbao y regresar en el día, García y Cuena han explicado que la única manera de hacerlo es salir de la capital cántabra a las 8:00 horas para llegar a las 11:00 al destino, estar dos horas y a las 13:00 regresar de vuelta para llegar tres horas después, sobre las 16:00 horas.

A la inversa, el tren sale de Bilbao también a las 8:00, llega a Santander a las 11:00 y hay uno de vuelta a las 14:00, que llegaría a las 17:00.

"Se puede ir a Bilbao y volver. Estás en Bilbao dos horas, te da tiempo a hacer muchas cosas...", ha dicho irónico el portavoz de Cantabria por lo Público.

La recuperación del servicio de la tarde, permitiría que quien ha llegado a Bilbao a las 11:00 horas pueda coger un tren de vuelta sobre las 19:00 horas hacia Santander.

"NOS ESCUCHAN, NOS DAN LA RAZÓN PERO NO SE HACE NADA"

Por su parte, la portavoz de la Plataforma en Defensa del Tren Santander-Bilbao ha advertido que se deben seguir con las manifestaciones como la celebrada hoy, o hace unos días en Bilbao. "Con salir un día, no vamos a hacer nada. Tenemos que seguir saliendo hasta que nos hagan caso. Hoy nos escuchan, nos dan la razón, pero después no se hace nada.

Además, de la recuperación e implantación de más frecuencias, el portavoz de Cantabria por lo Público y de las Mesas de Movilidad de Cantabria ha pedido "más inversiones" en las infraestructuras de los Cercanías y ha criticado que, por ejemplo, en febrero de 2020 se acabara la mejora del apeadero de Valdecilla y 18 meses después sigan sin funcionar los ascensores.

A juicio de Cuena, Cantabria y su presidente, Miguel Ángel Revilla, deberían poner "en primer lugar" de sus reivindicaciones en materia de infraestucturas ferroviarias los problemas de Cercanías y de los trenes de media distancia, como son los que van a Oviedo y a Bilbao, y las necesidades de inversión y de recuperaciones de servicios.

En su opinión, cuando se pone en primer lugar las reinvidicaciones de la alta velocidad ferroviaria, se muestra una "clara disfunción y falta de jerarquía entre los intereses de la ciudadanía".

Comentarios