miércoles 8/12/21
TRIBUNALES

Piden cuatro años y ocho meses para un hombre acusado de agredir sexualmente a su expareja saltándose una orden de alejamiento

Complejo judicial de Las Salesas, en Santander
Complejo judicial de Las Salesas, en Santander

La Fiscalía pide cuatro años y ocho meses de prisión para un hombre acusado de agredir sexualmente a su expareja cuando pesaba sobre él una orden de alejamiento y prohibición de comunicación con ella.

El hombre, que será juzgado el martes 1 de junio, a las 10:00 horas, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, fue condenado en 2017 como autor de un delito de violencia de género a no comunicarse ni acercarse durante tres años a la mujer que durante cuatro años había sido su pareja, una pena que se extendía hasta septiembre de 2020.

A pesar de ello, según el escrito de acusación del fiscal, "en muchas ocasiones, con consentimiento mutuo", el procesado había mantenido comunicaciones telefónicas con la mujer, se habían visto e incluso habían retomado temporalmente la relación que tenían. Así las cosas, en marzo de 2018 el acusado acudió de madrugada al domicilio de la mujer y, cuando abrió la puerta, se abalanzó sobre ella y cayó sobre una cama que se encontraba en la entrada.

Entonces, continúa el escrito, el procesado le sujetó los brazos, le colocó una de sus manos en la boca "para que no gritara, la bajó el pantalón, apartó la ropa interior e introdujo su pene en la vagina de la mujer, a pesar de la tenaz oposición de ella, y eyaculó dentro". A continuación, el hombre, que se encontraba "afectado en su capacidad volitiva" por una "muy abundante" ingesta de alcohol, "vomitó al lado de la cama, arrojó despectivamente un billete de 20 euros a la mujer y se marchó".

El acusado permaneció en prisión provisional desde marzo de 2018 hasta agosto de 2019 y en la declaración practicada en el juzgado de instrucción en octubre de 2020 reconoció los hechos, por lo que ha entregado a la mujer 2.000 euros en concepto de responsabilidad civil.

La Fiscalía considera que el acusado es autor de un delito continuado de quebrantamiento de condena y de otro de quebrantamiento en concurso con un delito de violación, en los que concurren, a su juicio, las circunstancias agravantes de reincidencia, género y parentesco, y las atenuantes de embriaguez, confesión y reparación. Así, solicita una pena de 11 meses de prisión por quebrantar de manera continuada la prohibición de comunicar y acercarse a la mujer, y de tres años y nueve meses por incumplir la prohibición de acercarse a la mujer y violarla. Junto a ello, pide que se le imponga la prohibición de acercarse a la mujer durante un plazo dos años superior al de la pena de prisión, así como la libertad vigilada durante cinco años tras su salida de la cárcel.

Por último, el ministerio fiscal considera que debe indemnizar a su expareja en 6.000 euros en concepto de responsabilidad civil.
 

Comentarios