sábado 23/10/21
TRIBUNALES

Piden seis años de cárcel para los dos cabecillas de un fraude a la Seguridad Social

Audiencia Provincial de Cantabria
Audiencia Provincial de Cantabria

La Fiscalía pide una pena de seis años de cárcel para los dos cabecillas acusados de un fraude a la Seguridad Social, a partir de altas a ciudadanos de origen moldavo que no tuvieron contrato ni trabajaron para la empresa en cuestión. Para el resto de imputados, beneficiarios de las prestaciones, el ministerio público solicita una condena de 21 meses de prisión.

El juicio se celebrará este lunes, 8 de marzo, a las 9:30 horas en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria, ha informado el TSJC. Aunque están procesadas nueve personas, cuatro se encuentran en rebeldía, por lo que serán cinco los que se sentarán en el banquillo.

Según el escrito de la acusación pública, uno de los implicados, autorizado en el sistema RED de la Seguridad Social, se encargaba de dar de alta a personas de origen moldavo que otro de los acusados -en situación de rebeldía- se encargaba de contactar. Creaban así "una apariencia de relaciones laborales con dichas personas", que también están acusadas. Sin embargo, no solo no tuvieron contrato de trabajo alguno sino que "nunca realizaron ninguna actividad para la empresa". Incluso, subraya la Fiscalía, los dos principales acusados "en ocasiones llegaban a recibir una compensación económica por dichos trabajadores".

"Las personas con las que contactaban no cumplían las condiciones para acceder a las distintas prestaciones ofrecidas por el sistema de la Seguridad Social español, ya sea por no haber cotizado nunca o por faltarles días de cotización", explica el fiscal, que añade que gracias a que eran dados de alta como trabajadores luego "conseguían cobrar las correspondientes prestaciones por desempleo". Y abunda en este punto: "Para que pudieran percibir las referidas prestaciones, presentaron ante el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) una certificación emitida por la empresa en que, faltando a la verdad, se indicaba el periodo en el que habían prestado sus servicios y, como causa de finalización de los mismos, el término del contrato laboral".

DELITOS Y PENAS

Los hechos constituyen, a juicio de la Fiscalía, un delito de fraude a la Seguridad Social o, alternativamente, un delito continuado de estafa, en concurso con otro continuado de falsedad en documento oficial. La pena solicitada para los dos principales acusados es de seis años de cárcel y multa de 112.135 euros.

Además, en caso de que fueran acusados por el tipo delictivo de fraude a la Seguridad Social, la pena conllevaría, la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o de gozar de beneficios o incentivos fiscales durante ocho años.

Para el resto de los acusados, beneficiarios de las prestaciones de la Seguridad Social, el ministerio público pide una condena de 21 meses de prisión y multa de 2.430 euros. Además, al igual que en primer caso, la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o beneficios fiscales por cuatro años. Estos deberían indemnizar al SEPE en las cantidades percibidas ilícitamente en concepto de prestaciones.

Comentarios