miércoles 28/7/21
TRIBUNALES

Piden dos años al acusado de agredir a una mujer con la que quedó por una aplicación de citas

La Audiencia de Cantabria ha condenado a un hombre y una mujer por tráfico de drogas | Foto: edc
El hombre está acusado de un delito de abusos sexuales con la concurrencia de las circunstancias atenuantes de reparación del daño y confesión | Foto: edc

La Audiencia Provincial de Cantabria juzgará este jueves, 15 de julio, a un hombre acusado de agredir sexualmente a una mujer con la que había quedado tras mantener diversas conversaciones "de naturaleza sexual" a través de un aplicación de citas. El juicio se celebrará a las 10:00 horas en la Sección Tercera y todas las partes han consensuado la calificación de los hechos y penas interesadas con la Fiscalía, reclamando dos años de prisión.

Así, según el escrito de la acusación pública, al que se han adherido la particular -ejercida por la víctima- y la defensa, el procesado contactó con la mujer y tras varias conversaciones de contenido "sexual" acordaron encontrarse en el domicilio de ella. Una vez allí, mientras la víctima le enseñaba la vivienda, él, "con ánimo libidinoso, le metió la mano bajo la ropa, llegando a meterle el dedo en la vagina".

La mujer se quedó "paralizada" por esa acción, que "no había consentido", momento en que el acusado la condujo primero al dormitorio, donde se desnudó, y después al baño, donde tras "intentar que ella le hiciese una felación, la penetró vaginalmente".

Todo ello, prosigue el relato del ministerio fiscal, sin que la mujer "lo impidiese pese a no estar de acuerdo con tales prácticas sexuales, por hallarse bloqueada y en estado de shock". El hombre ha reconocido los hechos, ha mostrado arrepentimiento y ha pedido perdón a la víctima, a la que ha indemnizado antes del juicio con 36.000 euros.

Según el escrito suscrito entre todas las partes y elevado al tribunal, los hechos constituyen un delito de abusos sexuales con la concurrencia de las circunstancias atenuantes de reparación del daño y confesión, merecedor de una condena de dos años de prisión y prohibición de comunicarse y acercarse a la mujer durante cinco años. Además, solicitan que se le imponga una medida de libertad vigilada durante cinco años y se le inhabilite para profesión u oficio que conlleve contacto regular y directo con menores por un tiempo también de cinco años.

Comentarios