viernes. 02.12.2022

La Fiscalía de Cantabria ha solicitado una pena de 23 años de prisión al hombre acusado de matar a su madre de 80 años, con la que convivía en un piso en una céntrica calle de Santander.

El suceso tuvo lugar el 7 de octubre de 2021 y se juzgará el próximo mes de enero en la Audiencia Provincial de Cantabria, han informado fuentes judiciales a Europa Press.

El ministerio público ha calificado los hechos como un delito de asesinato con los agravantes de alevosía y ensañamiento, además de la agravante mixta de parentesco, por lo que solicita que se imponga al procesado la pena de 23 años de prisión y la accesoria de inhabilitación absoluta, durante el tiempo de la condena. También, la prohibición de acercarse a su hermano, a menos de 300 metros de su domicilio y lugar de trabajo, y de comunicarse con él por cualquier medio o procedimiento, durante 25 años.

Esta acusación reclama además que el implicado indemnice a cada uno de sus dos hermanos en la cantidad de 85.000 euros, han informado fuentes del ministerio fiscal a esta agencia.

UNA VECINA ESCUCHÓ UNA FUERTE PELEA

El hombre, de mediana edad, fue detenido por la Policía Nacional la noche de los hechos por presuntamente matar a su madre de 80 años, como supuesto autor de un homicidio.

El Cuerpo recibió a las 22:30 horas de ese día la llamada de una vecina que había escuchado una fuerte pelea en una de las viviendas de su edificio. Al llegar al lugar, los agentes encontraron el cadáver de una mujer de 80 años y detuvieron a su hijo, que se encontraba en el domicilio, como presunto autor de los hechos. Después, iniciaron la correspondiente investigación para tratar de esclarecer los hechos y las circunstancias en que se produjeron, decretándose el secreto de sumario de las actuaciones.

Comentarios