miércoles 25/5/22
CRISIS INDUSTRIAL

Cantabria alcanza máximos históricos de precariedad laboral en la industria

Desde 2008 el sector ha perdido 15.400 puestos de trabajo, y por primera vez la región registra menos de 36.000 ocupados industriales.

La industria cántabra acumula este año casi un 97% de contratos temporales

La industria de Cantabria registró en el tercer trimestre de este año 35.700 ocupados, "el menor" número contabilizado en el mismo período por la Encuesta de Población Activa (EPA) desde el año 1996 y 15.400 menos que los 51.100 del año 2008.

 Así consta en un informe elaborado por las dos federaciones industriales del sindicato UGT, la de Metal, Construcción y Afines y la de Industria y Trabajadores Agrarios.

El documento, que utiliza estadísticas oficiales de la EPA, del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y del Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN), señala que Cantabria es una de las cinco autonomías españolas que reduce su empleo industrial en el último año con una pérdida de 1.100 ocupados (-2,9%); junto con Asturias (-6,7%), Murcia (-5,42%), Navarra (-5,1%) y Extremadura (-1,8%).

Además, las estadísticas del tercer trimestre de este año de la EPA confirman también a Cantabria como la segunda comunidad autónoma española con mayor caída de su empleo industrial desde el mismo trimestre de 2008, sólo superada por Canarias.

 Aunque como puntualizan las dos federaciones industriales de UGT, la comunidad canaria es tradicionalmente junto con Baleares la de menor porcentaje de ocupados en el sector industrial, menos de un 7% de su población ocupada.

De los 15.400 empleos menos contabilizados en la industria cántabra desde el año 2008, un 88% son de asalariados (-13.550) y tres de cada cuatro de ellos indefinidos (-10.000), además de acumularse una disminución de 14.600 jornadas completas (-29,5%).

Un 45% de los 34.200 ocupados menos registrados en Cantabria desde el año 2008 (de 267.800 a 233.600 ocupados) son de la industria, que acapara también "más del 70%" de la pérdida del empleo indefinido acumulado en la región en esos últimos siete años (10.000 de los 14.300 asalariados indefinidos menos registrados).

Máximos históricos de precariedad laboral

Las dos federaciones industriales de UGT subrayan en su informe que estos "mínimos históricos" de empleo en el sector industrial coinciden con "máximos históricos" de contratación pero "muy temporal y precaria", hasta el extremo de que la industria cántabra acumula este año hasta el mes de septiembre casi un 97% de contratos temporales (30.243 de un total de 31.358) y ya "supera con creces" a los demás sectores, incluido el de los servicios (93,5%), que tradicionalmente era el de mayor eventualidad.

"Tenemos más contratos pero menos empleo que nunca en la industria", recalcan los secretarios generales de las federaciones de MCA y de FITAG de UGT en Cantabria, Luis Díez y José Ramón Pontones, para quienes desde la entrada en vigor de la reforma laboral del año 2012, la contratación "precaria, temporal y de muy escasa duración se ha extendido como nunca en todos los sectores de la economía española pero sobre todo en la industria".

Según el Servicio Público de Empleo Estatal, un contrato de trabajo temporal en el sector industrial español venía a tener una duración media de "algo más de 124 días" en el año 2012, cuando en la actualidad duran "menos de dos meses", en concreto "58,49 días el pasado mes de septiembre".

 Y todo ello se produce tras un "significativo incremento" de los trabajadores registrados como de menor duración, los de menos de siete días, que "se han multiplicado por siete" (de 55.620 en septiembre de 2012 a 390.138 en el mismo mes de este año).

"Si ésta la tan cacareada recuperación de la economía española y de uno de sus sectores más estratégicos, estamos apañados", aseguran los responsables regionales de las dos federaciones industriales de UGT, que muestran su preocupación "porque la situación va a peor cada día".

Por eso creen que "es más necesario que nunca tomar medidas de choque para impulsar el empleo en la industria, y no el que dura unas horas o unos días sino el empleo estable e indefinido o el temporal con un cierto horizonte de futuro".

Más de tres contratos por persona

Como ejemplo significativo de "la creciente precariedad" en el empleo industrial de la región, el informe de UGT destaca que en este sector es donde más ha aumentado la rotación contractual, número de contratos firmados por la misma persona, en los últimos años.

Según las últimas estadísticas disponibles de rotación del Servicio Cántabro de Empleo, correspondientes al cierre del año 2014, un trabajador contratado en el sector industrial cántabro suscribió una media de 3,4 contratos el año pasado (33.318 contratos firmados por 9.795 personas); "muy por encima" de los demás sectores (1,4 en el sector primario; 1,5 en la construcción y 2,8 en los servicios).

En el año 2011, cada trabajador contratado en la industria firmaba en Cantabria una media de 1,8 contratos; en el 2012, esa rotación ya superó "por primera vez" los dos contratos por persona (2,06) y en 2013 volvió a repuntar hasta los 2,18; hasta que el año pasado superó el máximo histórico de los 3 contratos por persona.

Todos los subsectores industriales de Cantabria con mayor relevancia en la contratación (acaparan más del 83% de los contratos del sector) registraron el año pasado los mayores índices de rotación desde que existen estadísticas oficiales: 4,95 contratos por persona en la industria alimentaria; 2, en la de fabricación de productos metálicos; 2,96 en la metalúrgica; 3,65, en la industria de fabricación de vehículos de motor; y 3,2 contratos por persona en la fabricación de material y equipo eléctrico.

Comentarios