viernes. 27.01.2023

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este martes el dato del IPC de noviembre, que se sitúa en un 6,8%. De esta manera, los pensionistas han podido calcular la revalorización de sus pensiones para el siguiente año. Así, las pensiones contributivas –de igual manera que el Ingreso Mínimo Vital (IMV)- subirán el próximo año un 8,5% tras esta información

Por ello, la pensión media de jubilación de 1.257,9 euros -con el último dato disponible, de octubre- a 1.364,4 euros, 106, euros más al mes; la de viudedad pasará de 780,64 euros a 846,76 euros; la de orfandad de 439,07 euros a 476,25 euros; la pensión en favor de familiares, de 640,70 a 694,96 euros; y la de incapacidad permanente en su modalidad contributiva de 1.093,13 a 1.180,78 euros.

Por su parte, las pensiones no contributivas mantendrán para el próximo ejercicio la subida del 15% que se les aplicó el pasado mes de julio en virtud de una enmienda pactada por el Gobierno con Bildu en el marco de la negociación presupuestaria.

SUBIR LAS PENSIONES COSTARÁ MÁS DE 12.700 MILLONES DE EUROS

La Seguridad Social calcula que cada décima de subida de las pensiones tiene un coste de unos 150 millones de euros, por lo que elevarlas un 8,5% implicará un gasto de aproximadamente 12.750 millones de euros.

El Banco de España, por su parte, estima que cada décima de incremento implica un coste de 180 millones de euros. Usando esas estimaciones, el coste de la subida de las pensiones en un 8,5% rondaría los 15.300 millones de euros.

Comentarios