jueves. 09.02.2023
SOCIEDAD

Los pasajeros del Klaudia llegan a Santiago: "Te olvidas de las cosas que nos separan y te fijas en las que nos unen"

El grupo llega finalmente a Santiago
El grupo llega finalmente a Santiago

Y llegó "el gran día" para los pasajeros del velero Klaudia que, tras llegar ayer a Sigüeiro, recorrían hoy los últimos kilómetros que les llevarían hasta Santiago, la cumbre de la segunda parte de toda su experiencia. 

Para ello pusieron sus despertadores a las 7:30 horas de la mañana y, tras desayunar, comenzaron el viaje que les tenía preparado este domingo su 'Camino Ingles'. Un camino hacía Santiago de cinco horas, muy tranquilo y emocionante que discurrió paralelo a la carretera nacional entre un "frondoso bosque", una imagen que "te choca porque cerca de Santiago no te imagina que haya esa cantidad de bosque que incluía un tramo que lo llaman 'el bosque encantado'", recuerda Jesús de la Hoz. 

Jesús y sus compañeros pasean por el "frondoso" bosque hasta llegar a Santiago | Foto: Naútica Puerto Gris
Jesús y sus compañeros pasean por el "frondoso" bosque hasta llegar a Santiago | Foto: Naútica Puerto Gris

Cuando terminaron esa zona tan "idílica", los pasajeros del Klaudia se encontraron con un polígono, "es lo que tienen las grandes ciudades". Es en este tramo del camino cuando "ya te encuentras a muchos más grupos de peregrinos, "en esos momentos los peregrinos cuenta de dónde vienen, a dónde vas, por qué haces el viaje, cómo ha sido el camino...", explica Jesús. "Cuando nos lo preguntan a nosotros decimos que venimos de Santander en barco navegado y luego desde A Coruña andando hasta Santiago a la gente le choca mucho, lo consideran muy original y te preguntan por el proyecto", indica. 

Sobre las dos de la tarde, este grupo llegaba a Santiago, emocionado por todo lo vivido y agradecido por haber llegado a la cumbre de la experiencia -aunque tienen que volver a navegar para llegar a sus casas-. "Yo he hecho este camino más veces y he llegado a Santiago más veces, pero no es cierto lo de que no te sigues emocionando, yo sí", nos expresa De la Hoz, poniendo como ejemplo que esta vez su viaje está dedicado a su "lagartija" su futura nieta.

Tras cinco horas de camino, llegan por fin al destino de esta segunda parte de su viaje | Foto: Náutica Puerto Gris
Tras cinco horas de camino, llegan por fin al destino de esta segunda parte de su viaje | Foto: Náutica Puerto Gris

Después de la llegada a Santiago "te relajas y te das un homenaje con las típicas comidas gallegas; pulpo, vieiras, zamburiñas...". Todo ese trayecto de tres días para a Santiago parece que se 'esfuma' cuando la vuelta es en tren: "Lo que nos ha llevado tres días de cansancio, ahora se resume todo a 25 minuto de trayecto", explica Jesús, recordando ese choque. 

Descansando en la Estación y esperando su salida de nuevo hacia el velero
Descansando en la Estación y esperando su salida de nuevo hacia el velero | Foto: Naútica Puerto Gris

Tras llegar a A Coruña, el grupo no paraba de "comentar la jugada", una experiencia que poco a poco va llegando a su fin y un fin que da comienzo mañana muy temprano para poder navegar hasta Ribadeo, el próximo destino que les llevará 13 horas de viaje. 

Como anécdota el grupo destaca "un par de chicos que iba cada uno vestido de su equipo de fútbol, uno con la camiseta del Real Madrid y otro con la del Atlético de Madrid", iban "felices y hablando". Para Jesús esto es un buen resumen de lo que es el Camino "te olvidas de la ideología y de todas las cosas que nos separan y te fijas en las cosas que nos unen", sentencia el patrón de este grupo. 

Además, destaca que Santiago "estaba más vacío que otras veces", y para nada "está masificada" esta zona. "Lo que más echo en falta, algo que veía en mis viajes anteriores, es ver a religiosos y religiosas  en Santiago, no sé por qué pero ya es la tercera vez que me pasa". 

Ahora, el grupo descansa para comenzar la vuelta.  

Comentarios