lunes 18/10/21
CANTABRIA

Pasaje Seguro se suma a la carrera de denuncia del tráfico de armas

Barco de la naviera Bahri
Barco de la naviera Bahri

Pasaje Seguro Cantabria apoya la carrera de denuncia del tráfico de armas organizada por colectivos burgaleses que, en la madrugada del próximo sábado 28, recorrerá los 130 kilómetros que separan el Puerto de Santander de Quintanilla de Sobresierra (Burgos) donde tiene su sede la empresa Maxam, con su filial Expal, dedicadas al diseño y fabricación de material bélico. Pasaje Seguro apoya por segundo año consecutivo esta acción reivindicativa convocada por la plataforma ciudadana 'La guerra empieza aquí, parémosla aquí' y el Colectivo No Violencia, ambos de Burgos.

Previamente a la carrera se llevará a cabo una concentración frente a la Delegación del Gobierno burgalesa a las 12:00 horas, desde donde partirán los corredores para hacer los 31 kilómetros que separan la capital de la fábrica de Quintanilla de Sobresierra, donde se encontrarán con los relevos llegados desde Santander. El primer relevo desde Santander saldrá del acceso al Puerto más cercano a la Biblioteca Central de Cantabria, a las 3:00 horas del sábado 28. Una vez reunidos los relevistas, llevarán a cabo una pequeña marcha, cortando la carretera, hasta la entrada de la fábrica, donde se leerá el manifiesto.

Las presiones ejercidas por los movimientos sociales lograron que cesara esa actividad allí pero se reinició en el Puerto de Santander

La acción también se realizó en diciembre del pasado año, siendo identificados por la Guardia Civil la mayoría de los participantes tras la entrada en los terrenos propiedad de la empresa. Según Pasaje Seguro, Maxam-Expal lleva suministrando armamento a Arabia Saudí, con la aprobación de los gobiernos de España, desde el comienzo de la guerra de Yemen en 2015, considerada por la ONU como la mayor crisis humanitaria actual. Las víctimas civiles directas de la propia guerra, la hambruna y las epidemias se cuantifican en torno a las 250.000. Entre 2015 y 2018 se ha enviado material bélico desde España por valor de más de 1.200 millones de euros, incluyendo granadas de mano, minas antipersona y munición para morteros y misiles.

Hasta marzo de 2018, las cargas se efectuaron en el puerto de Bilbao, desde donde eran transportadas por la naviera oficial saudí Bahri. Las presiones ejercidas por los movimientos sociales lograron que cesara esa actividad allí pero se reinició en el Puerto de Santander. También ha habido cargas en el puerto de Motril de explosivos fabricados en Granada. En 2019 se ha efectuado una única carga en Santander.

Comentarios