jueves. 18.08.2022
CANTABRIA

Un paraíso a cielo abierto

Arnuero se ha convertido a  lo largo de los últimos años en un destino de referencia para los amantes del turismo de naturaleza.  

Ecoparque-de-Trasmiera
El principal objetivo es potenciar el turismo natural, cultural y gastronómico

Arnuero se ha convertido a  lo largo de los últimos años en un destino de referencia para los amantes del turismo de naturaleza.  El municipio ha desarrollado un gran proyecto de recuperación y puesta en valor de su patrimonio, que se ha traducido en el Ecoparque de Trasmiera. José Manuel Igual, alcalde de Arnuero, ofrece las claves para disfrutar de todos sus recursos.

¿Qué ofrece Arnuero durante la Semana Santa?

Estamos inmersos en una actividad frenética. Comenzamos la semana pasada con el concurso de Música de Cámara, que ha celebrado su 14ª edición y en el que han participado a lo largo de todo el fin de semana artistas nacionales e internacionales.

Paralelamente hemos abierto al público una exposición fotográfica sobre el III Trail Ecoparque de Trasmiera. Tanto la Casa de las Mareas, Centro de Interpretación de la Marisma Joyel, como el Molino de las Mareas y el Observatorio del Arte estarán abiertos para que los visitantes puedan conocerlos. Tampoco podemos olvidarnos de las fiestas de Soano.

¿Qué importancia tiene el turismo de naturaleza para el municipio?

No hemos querido "hablar de boquilla" sobre el desarrollo sostenible, sino que hemos decidimos ejecutarlo, intentando que el patrimonio natural y cultural se conserve y a la vez se mejore

Desde Arnuero no hemos querido "hablar de boquilla" sobre el desarrollo sostenible, sino que hemos decidimos ejecutarlo, intentando que el patrimonio natural y cultural se conserve y a la vez se mejore. Cuando llegamos la Marisma de Soano no existía como tal, era un vertedero de residuos. Ahora el agua fluye como hace dos siglos. Además hemos conseguido que el molino vuelva a funcionar, algo que no solo sirve para recuperar el patrimonio y el paisaje histórico sino que ayuda a cuidar el medioambiente.

Estamos en una época de alta migración de aves, y cada año se pueden ver multitud de especies distintas. Acabamos de abrir la Casa de las Mareas, trabajos que supusieron una inversión de 1.800.000€, pero que han significado la recuperación de este nuevo espacio para informar sobre los valores del ecosistema de humedales. Además tenemos un convenio con la Sociedad Española de Ornitología para trabajar en este sentido.

Tampoco podemos olvidar que nuestras playas cuentan con la Q de Calidad, la Bandera Azul y el Certificado de Accesibilidad. Somos conscientes de que se trata de un recurso de primer orden y por eso cada día trabajamos para mantener los más altos estándares de calidad.

¿Cómo se puede disfrutar de estos recursos?

Para nosotros el ecoturismo se encuentra en plena efervescencia y por eso hemos creado diferentes rutas que conectan la naturaleza con la historia del municipio. Unimos los monumentos culturales con los naturales. Las brigadas del Ayuntamiento han acondicionado todos estos senderos para que se encuentren en perfectas condiciones. Desde el Monte Cincho, donde se unen los cuatro pueblos del municipio, hasta numerosas rutas que conectan las mieses con los acantilados, la Ría, el parque Natural de las Marismas, las playas, los monumentos y nuestros Centros de Interpretación.

El ecoturismo se encuentra en plena efervescencia y por eso hemos creado diferentes rutas que conectan la naturaleza con la historia del municipio

¿Hay también espacio para el deporte?

Durante estos días celebramos uno de los acontecimientos deportivos más importantes, como es la Isla Cup, que cuenta con más de 150 jóvenes futbolistas, que son grandes promesas, y que cada año atraen a más de 1.000 personas al municipio durante la Semana Santa.

¿Se conjuga el turismo natural con el cultural e histórico?

Ese ha sido siempre nuestro principal objetivo. Potenciar el turismo natural, cultural y gastronómico. Hemos mejorado nuestro patrimonio natural, pero siempre estando pendientes de nuestra historia, con la que somos muy respetuosos. Queremos dejar todo en mejores condiciones de las que lo encontramos.

Nos encontramos en la Marisma un edificio en ruinas que ahora es un centro de visitantes y emprendedores, y que trabaja para estudiar todo lo relacionado con el cambio climático en el litoral. Del molino de Santa Olaja quedaban cuatro paredes y ahora es visitado por miles de personas cada año. Además, el Observatorio del Arte trabaja para recuperar la memoria colectiva de los camperos y arquitectos famosos de Trasmiera, empezando por Juan de Castillo y sus obras patrimonio de la Humanidad.

El municipio trabaja también día a día para potenciar la oferta gastronómica como ocurre con las Jornadas Gastronómicas de ll huerta y el pimiento de Isla. También se desarrollan en mayo las Jornadas Isla Gourmet para saborear los productos del mar, de los que la langosta es uno de los productos estrellas del municipio. Tanto es así, que en 1907 se tuvo a bien convertir a Quejo en un punto de exportación de langosta.

Comentarios