sábado 31/7/21
CAMPOO

El Pantano del Ebro, emblema del sur

El embalse del Ebro estará rodeado por una senda ciclable
El embalse del Ebro estará rodeado por una senda ciclable

El turismo en Cantabria no se basa solamente en las playas de la región si no que, gracias a la seguridad que ofrecen las sendas peatonales hoy en día, han potenciado que las zonas del interior también sean paseos de la mano de la naturaleza y de parajes inigualables.

Este es el caso de la zona del Pantano del Ebro, que, tanto la zona sur como la zona norte, gozan de una conexión en la que se continúa trabajando día a día. El Pantano del Ebro, también conocido como el embalse del Ebro, es un embalse construido en el curso alto del río Ebro, que coincide con el límite de Cantabria y la zona burgalesa. Además es uno de los mayores embalses de España, llegando a tener gran interés paisajístico y ornitológico.

El objetivo con el que se trabaja desde Obras Públicas y ayuntamientos es conectar las diferentes sendas peatonales y carriles bici de los municipios de Campoo para tener una senda que circunvale el Pantano del Ebro y lo conecte con los municipios del Valle.

Paseos tanto en el margen sur como Las Rozas de Valdearroyo, tramos largos además con algunas zonas naturales de descanso y estancia, en colaboración con el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma. En la parte norte, como Campoo de Yuso, ambos organismos también trabajan en su proyecto. Por ello se está terminando un tramo peatonal y otro tramo que une esta población con Corconte, algo que enriquece también la conexión en toda la zona.

La idea última que trabajan desde Obras Públicas es generar un paseo ciclable alrededor del Pantano del Ebro. Este último se uniría con el ya existente que une Reinosa con Alto Campoo, ejecutado ya hace  años.  Además, el pueblo de Villaescusa también se beneficiaría de este paseo peatonal en el que se enmarcan parajes inigualables.  En esa misma línea está la construcción de otra senda peatonal entre Matamorosa y Villaescusa, cuya obra está previsto que pueda abordarse este 2021 y así hacer más accesibles estos núcleos. La senda peatonal permitiría a los vecinos del municipio transitar con seguridad y disfrutar de un área de esparcimiento. Esta zona de Cantabria a pesar de tener un fuerte peso industrial, goza también de espacios naturales que enriquecen su entorno.  Aves, arbolado, agua… todo lo necesario para vivir rodeado de paz.

OTRO LUGAR MÁGICO: VALDERREDIBLE

Valderredible destaca dentro de Cantabria por su gran patrimonio natural que permite a los visitantes disfrutar de parajes únicos. Dentro de ellos destaca por ejemplo la Cascada de Tobazo. El paredón rocoso es en el que aflora la cascada a media ladera, a unos 800 metros de altitud y a 100 metros de elevación sobre el nivel del río. Se trata de la salida de un sistema cárstico de 5 kilómetros de longitud que ha sido penetrada. Es la única de Cantabria que mana sobre toba lo que es posible porque las aguas emanadas están sobresaturadas de carbonatos. El municipio de Valderredible, al estar rodeado de montañas en su práctica totalidad, forma una pequeña cuenca hidrográfica en sí misma, donde las aguas de casi todas las vertientes y laderas van a verter al colector principal que es el río Ebro. El mismo, al penetrar en la potente formación de calizas de las parameras de La Lora, ha tallado un espectacular cañón de trazado extraordinariamente sinuoso, con meandros pronunciados y paredes verticales, que en algunos puntos alcanza una profundidad superior a los 200 metros. Los bosques de Hayedo de Revelillas, el Monte de Bustillo son algunos ejemplos espectaculares de los escenarios que ofrece Valderredible para rutas. Este último tiene una tipología  de árboles delgados, altos, próximos unos a otros y muy uniformes en su edad. El tejo y el acebo se presentan constituyendo el sotobosque. Además, cabe destacar el Monte Hijedo. La parte sur del bosque presenta rebollos y a medida que vamos al norte muda el bosque a hayas y predominantemente a los citados robles.

Valderredible ofrece numerosos encantos naturales

La tipología del bosque es la de árboles delgados, altos, próximos unos a otros y muy uniformes en su edad. El tejo y el acebo se presentan constituyendo el sotobosque.

A estas dos acompañan en el denso sotobosque toda una gama de especies propias del bosque caducifolio: avellanos, endrinos, mostajos, serbales, majuelos o arracianes, y, también, las que adornan el discurrir del río, sauces, fresnos, ruscos o aligustres. También da cobijo a varias especies animales.

Allí, se pueden realizar numerosas rutas para admirar toda la belleza de la zona se puede acudir a los miradores de La Lora, del Hito y Valcabado. Aquellos que busquen alternativas culturales pueden pasarse por los centros de interpretación o de visitantes de la piedra en seco. Cabe destacar el de Santa María de Valverde, sobre arquitectura rupestre. Está ubicado  junto a la Iglesia rupestre de Santa María de Valverde.  

Una forma de conocer  de cerca este arte rupestre de Cantabria, poco conocido, pero no por ello menos extraordinario y sorprendente.

A este se suma el Museo Etnográfico de Valderredible, el Observatorio Astronómico de La Lora, el Centro de Visitantes del Monte Hijedo, el Centro de Visitantes de la Piedra en Seco, la Casa La Pastiza y el Centro de Interpretación de las Guerras Napoleónicas.

Comentarios