domingo 7/3/21
SANTANDER

Las obras de la conexión entre la Peña del Cuervo y la pasarela de Castilla-Hermida empezarán este mes

El proyecto, que tiene un plazo de ejecución de ocho meses, va a suponer una inversión de casi 874.000 euros y, además de la conexión propiamente dicha, incluirá diversas mejoras en la zona.

fotonoticia_20160612100501_800
La actuación permitirá dar respuesta a una demanda de los vecinos de la Peña del Cuervo y alrededores de mantener una conexión peatonal con Castilla-Hermida

Las obras para la conexión de la Peña del Cuervo con la pasarela peatonal de Castilla-Hermida comenzarán este mes una vez que el lunes, 13 de junio, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Santander apruebe la adjudicación del contrato a la empresa COPSESA.

El proyecto, que tiene un plazo de ejecución de ocho meses, va a suponer una inversión de casi 874.000 euros y, además de la conexión propiamente dicha, incluirá diversas mejoras en la zona, como la creación de huertos ecológicos, o la regeneración de la bolera de la Peña del Cuervo y todo su entorno, así como su protección frente a los deslizamientos del terreno colindante.

Según el Ayuntamiento, la actuación permitirá dar respuesta a una demanda de los vecinos de la Peña del Cuervo y alrededores de mantener una conexión peatonal desde su propio barrio hasta Castilla-Hermida tras la apertura de la que une esta última zona con la calle Alta.

En la redacción del proyecto se han tenido en cuenta las aportaciones de algunos miembros de la asociación de vecinos Ramón Pelayo

En este sentido, el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, ha apuntado, en un comunicado, que en la redacción del proyecto se han tenido en cuenta las aportaciones de los representantes vecinales en la reunión mantenida entre el alcalde, Íñigo de la Serna, y miembros de la asociación de vecinos Ramón Pelayo para presentarles el proyecto. El edil ha destacado también la generación de actividad y empleo que va a generar esta actuación.

El proyecto

El itinerario comienza en la Peña del Cuervo, entre los dos únicos edificios de bloques existentes en la plaza, y discurre junto a la bolera hasta llegar a una pequeña plazoleta, cuya reurbanización está contemplada en el proyecto elaborado.

Desde ahí y hasta conectar con la nueva pasarela dispuesta sobre el espacio ferroviario, en su lado norte, el vial peatonal de cuatro metros de anchura, discurre encajado en la ladera en toda su longitud, que es de 170 metros.

La conexión será completamente horizontal ---a excepción del bombeo transversal para desaguar el agua de lluvia-- dado que las cotas de salida (plazoleta Peña del Cuervo) y llegada (estribo norte nueva pasarela) son iguales.

Según el Ayuntamiento, para integrar el vial de forma segura en la ladera es necesario actuar sobre el talud existente en toda su longitud y altura, dotándolo de estabilidad y seguridad frente a deslizamientos y protegiéndolo de la erosión por la acción del agua y el sol.

La conexión será completamente horizontal dado que las cotas de salida (plazoleta Peña del Cuervo) y llegada (estribo norte nueva pasarela) son iguales

La estabilidad global de la ladera se consigue con la disposición de dos alineaciones dobles de carriles hincados, ambas cimentando el nuevo vial y el camino de guarda situado por encima del primero, cuyo objeto es mejorar el acceso en toda la altura del talud a los equipos de mantenimiento de jardinería.

Los carriles hincados, de seis metros de longitud, aumentan la cohesión del sustrato rocoso de la ladera, proporcionando el cosido necesario que evitará la formación de círculos de deslizamiento que podrían afectar al talud.

En algunas zonas puntuales donde, en función de la geología conocida, se prevé la presencia de deslizamientos locales que podrían aparecer en las áreas comprendidas entre las alineaciones de carriles, se ha definido un sistema de sostenimiento.

Para evitar la degradación de la ladera por la acción del agua de escorrentía, se cubrirá toda la superficie del talud con una capa vegetal que dotará a la ladera de una protección natural frente a la erosión del agua y de los rayos ultravioleta. Sobre toda la ladera se prevé la plantación de diferentes especies vegetales, distribuidas según las tres zonas de la ladera que forman los diferentes caminos.

En la zona alta, se plantarán árboles medianos, que ayudarán al sostenimiento de la ladera de una forma natural, mientras que, en la intermedia, situada entre el camino de guarda y el vial de conexión, se optará por el uso de especies arbustivas de pequeño porte y en la inferior, especies aromáticas plantadas en toda la longitud.

El pavimento de todo el itinerario peatonal será de hormigón barrido superficialmente y en el lado de la ladera se dispone un murete de hormigón visto en el que se encastra la iluminación y el mobiliario urbano de todo el itinerario.

En cuanto al alumbrado, todo el itinerario peatonal dispondrá de una iluminación a través de luminarias empotradas en el murete de hormigón. También se prevé iluminación adicional en la plazoleta de la Peña del Cuervo (junto a la bolera) y en el entorno de los núcleos de los ascensores panorámicos.

Comentarios