domingo 25/7/21
SANTANDER

Unas obras de acondicionamiento en el antiguo pub Masters provocan el derrumbe del edificio

El local, un clásico de Santander, había sido adquirido por el empresario Guillermo Vega, que gestiona a través de Mouro Producciones los conciertos de la Semana Grande de la capital. Las obras han afectado a un muro de carga, lo que ha provocado las grietas y la posterior caída de parte de un muro.

Guillermo Vega, en el centro de la foto de la izquierda, estaba acondicionando el local que ha provocado el derrumbe del edificio de la calle del Sol. Foto izq.: Patricia Pereda
Guillermo Vega, en el centro de la foto de la izquierda, estaba acondicionando el local que ha provocado el derrumbe del edificio de la calle del Sol. Foto izq.: Patricia Pereda

Este miércoles el edificio del número 57 de la calle del Sol de Santander ha perdido parte de una fachada. El derrumbe se ha producido después de la llamada de un vecino alertando de la existencia de grietas, que finalmente han provocado que sobre las 18:00 horas cayera ese lado del edificio. Y según fuentes cercanas a las autoridades, el incidente se ha producido por las obras realizadas en el antiguo pub Masters, que estaba siendo reformado después de ser adquirido por Guillermo Vega, empresario de la capital cántabra que gestiona los conciertos de la Semana Grande a través de Mouro Producciones.

Estas mismas fuentes han detallado que ha sido el acondicionamiento de este clásico local de la noche santanderina, ganador de varios premios de coctelería, el que ha terminado por derrumbar esa pared del edificio al quedar afectado un muro de carga. Asimismo, y según varios testigos de la zona, dichas obras consistían en la instalación de varias cristaleras.

El edificio había quedado desalojado a primera hora de la mañana de este miércoles por precaución, después de que los Bomberos municipales hayan acudido al lugar y hayan comprobado la existencia de las mencionadas grietas. Hasta el lugar se han trasladado también el jefe del Servicio y técnicos del Ayuntamiento, que han realizado labores para comprobar el estado en que se encontraba el bloque de viviendas.

El edificio consta de cinco alturas más bajos. En uno de ellos se ubica un local de tatuajes, mientras que en el otro se halla el local cuyo acondicionamiento ha provocado el derrumbe. Los propios vecinos achacan lo ocurrido a las obras llevadas a cabo en el bar, y han tachado lo sucedido de "negligencia". Por su parte, el Ayuntamiento se ha comprometido a "investigar" lo sucedido.

Estado en el que ha quedado el edificio de Santander tras el derrumbe

Según aseguran diferentes propietarios e inquilinos, habían presentado "varias denuncias" al Consistorio por estos trabajos de reforma en el pub, que en la actualidad estaba cerrado pero que tenía previsto abrir en próximas fechas, según ha podido saber Europa Press. Por otro lado, esta tarde se han comenzado ya a sacar escombros con camiones del inmueble derruido.

FAMILIARES

La mayoría de los vecinos pasarán la noche en casa de familiares, y seis de ellos en el Centro de Acogida Princesa Letizia, según ha confirmado a Europa Press la concejala de Familia y Servicios Sociales del Ayuntamiento, María Tejerina.

Al centro de acogida irán dos personas mayores y otro matrimonio que vivían en el inmueble afectado, y dos personas más de un edificio anexo, y que también mira a la calle del túnel de Tetuán y que igualmente ha sido desalojado.

Dos de estas seis personas ya están en el Princesa Letizia, ubicado en Candina, mientras que las otras cuatro serán trasladadas a lo largo de la tarde, una vez termine la reunión que miembros del Consistorio, con la alcaldesa, Gema Igual, y el concejal de Infraestructuras, César Díaz, a la cabeza, están manteniendo con los afectados, en el cercano Centro Cultural Doctor Madrazo. En el encuentro también participan técnicos municipales.

Además, servicios de Emergencias Sociales municipales -en concreto cuatro efectivos- han atendido a 29 vecinos, en la mayoría de los casos para darles cobertura social, y también por "episodios de nervios" sufridos a raíz del desalojo y derrumbe.

Asimismo, desde el Consistorio han tomado datos a todas las personas afectadas, para contactar con ellas este jueves, día 20, y empezar a tramitar las ayudas económicas que procedan.

En total, el edificio afectado contaba con 15 viviendas, aunque dos estaban desocupadas, en las que vivían 24 personas, pero no todas estaban en el domicilio cuando ha sido desalojado, este miércoles por la mañana, por presentar grietas en la estructura, y que por la tarde ha sufrido el derrumbe de parte de la fachada.

Desde las 16:00 horas, los inquilinos, acompañados por Bomberos Municipales, han accedido a sus casas para recoger enseres y pertenencias personales, que han podido retirar "casi todos", pero no así "un par" de vecinos, que estaban en ello cuando ha empezado "a temblar" el inmueble, construido en 1956, según han comentado vecinos a esta agencia.

Comentarios