miércoles. 06.07.2022

Cantabria ha registrado este fin de semana 22 nuevos casos de coronavirus localizados en dos focos, uno vinculado a un hombre que viajó desde Sudamérica y el otro a una fiesta privada celebrada por un grupo de jóvenes en una casa de Campoo de Suso.

El primero de los focos llegado del extranjero, en concreto desde Bolivia ha originado en total siete positivos y se han estudiado siete contactos, por lo que está "muy cerrado y perfectamente controlado"; mientras que el de la fiesta ha dado lugar a nueve casos y ya se han estudiado los contactos primarios de los contagiados, que en total son 57 y todos han dado negativo. El resto de contagios hasta llegar a los 22 detectados este fin de semana --dos el viernes, ocho el sábado y 12 el domingo-- son casos aislados.

Así lo ha indicado este lunes en declaraciones a la prensa el consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez, que ha destacado que "la noticia más importante" es que los focos están controlados y que todos los nuevos infectados tienen síntomas leves --fiebre y malestar general-- y no precisan hospitalización. Así, el número de ingresados por COVID en la región sigue siendo de dos personas --ninguno relacionado con estos focos-- y hay en total 50 casos activos, por lo que 48 de ellos permanecen en aislamiento domiciliario.

En cuanto al caso procedente de Bolivia, ha explicado que se trata de una persona que habita en Santander y que vino en avión hasta Madrid y desde ahí en coche hasta Cantabria. Con respecto al foco de Campoo de Suso, ha dicho que los jóvenes residen en diferentes localidades y que se alojaban en una casa familiar en el municipio. La fiesta se celebró a principios de la semana pasada y algunos de los infectados comenzaron a tener síntomas en torno al jueves. Actualmente se están estudiando los contactos secundarios de los infectados, aunque no se prevé detectar casos dado que los primarios han dado negativo en las pruebas PRC.

En total, hay en la región 197 personas aisladas a parte de los contagiados por haber estado en contacto con personas con el virus. La mayor parte de los casos, según el consejero, surgen actualmente de reuniones familiares, son importados de otros países o provocados durante el ocio nocturno. En este sentido, Rodríguez ha destacado que alguna comunidad autónoma ya ha puesto en marcha limitaciones específicas para el ocio nocturno y que Cantabria podría planteárselo en función de cómo evolucionen los datos. Además, ha dicho que se está observando una disminución de la edad de los contagiados. Por ejemplo, en el foco de la persona procedente de Bolivia dos de los afectados tienen 35 años y el resto 21, y en el de la fiesta privada la media de edad es de 21 años.

SANCIONES

Por otro lado, a preguntas de la prensa por las sanciones impuestas desde que entró en vigor la semana pasada el decreto del uso obligatorio de la mascarilla, el consejero ha avanzado que no cuenta aún con los datos pero que se podría hablar de "varias decenas de expedientes".

Comentarios